deportes

El PSG fue sancionado económicamente por la UEFA, pero las sanciones podrían también ser deportivas

El club francés ha manifestado no estar de acuerdo con la sanción recibida.


El Paris Saint-Germain, más conocido como el PSG, es sin duda alguna uno de los equipos más ricos y poderosos de los últimos años en el fútbol mundial. Sin embargo, sus millonarias inversiones en los mejores futbolistas del mundo siempre han estado bajo la lupa de la autoridades, que varias veces les han recordado a los franceses que no han respetado las reglas fijadas en temas económicos para el fútbol europeo.

Por lo anterior, la UEFA decidió tomarse muy en serio el Fair Play Financiero y sancionar al equipo de la ciudad de París. Según lo informado por el diario L’Equipe de Francia, el ente encargado del fútbol europeo sancionó al PSG y al otro grande del país, el Olympique de Marsella. La razón, afirmó el medio de comunicación francés, fue el incumplimiento de sus cuentas.

Al París Saint-Germain se le acusa de haber acumulado un déficit económico por encima de los 30 millones de euros en las últimas tres temporadas. Lo que ha generado, irremediablemente, perdidas financieras cada vez más grandes y notorias.

Anteriormente, el organismo de control de clubes de la Confederación Europea había enviado una carta al equipo de Lionel Messi para que firmara un acuerdo de conciliación. Por lo que, a pesar de mostrarse como uno de los equipos más ricos del mundo, los líos económicos son frecuentes en el PSG.

Las sanciones, por ahora, son exclusivamente de carácter económico. Pero en caso de que el equipo francés no solucione pronto su tema financiero, podría comenzar a recibir sanciones deportivas que harían mucho más grave la situación.

Durante los últimos tres años el equipo sobrepasó el umbral de los 30 millones de déficit, por lo que las consecuencias serán más graves para el PSG que para su histórico rival, el Olympique de Marsella.

Según informó el diario francés, el equipo en el que militan Messi, Neymar y Mbappé no está de acuerdo con los análisis que realizó el organismo europeo, por lo que firmaría el acuerdo. Lo cual, de hacerlo, le ayudaría mucho para suavizar sus problemas económicos.

Tanto el Olympique de Marsella, como el París Saint-Germain, tienen el derecho a apelar esta decisión en primera instancia. Incluso, de ser necesario, los dos equipos podrían buscar la apelación en un segundo tribunal si no están de acuerdo con la sentencia.

En el año 2014, el PSG firmó un acuerdo de conciliación por medio de un pago de 60 millones de euros. Cuatro años más tarde, el ICFC investigó al equipo francés para determinar el valor real de los patrocinios en las cuentas del equipo. En ese momento el caso se cerró “sin trámite”.

Los dos equipos tienen un plazo máximo hasta la próxima semana para responder la carta de la UEFA, que podría actuar con firmeza en caso de que no se tomen las medidas necesarias. En este caso, las autoridades del fútbol europeo podrían y mucho más allá, lo que afectaría de manera directa la parte deportiva de uno de los clubes más importantes del mundo en los últimos años.