deportes

Jarlan Barrera lloró tras eliminación de Nacional y en ESPN le dijeron “pechofrío”

El conjunto verdolaga no pudo remontar la serie como local frente a Olimpia de Paraguay y se despidió de la Copa Libertadores.


Atlético Nacional se convirtió este jueves en el segundo equipo colombiano que cae eliminado en la actual edición de la Copa Libertadores. Los verdolagas llenaron el Atanasio Girardot con la ilusión de darle vuelta a un 3-1 en la ida, que parecía demasiado problema ante los últimos resultados del equipo bajo el mando de Alejandro Restrepo.

Hernán Darío Herrera, técnico encargado por los directivos, salió con un equipo ofensivo que buscaba tener paciencia para manejar los tiempos, pero estaba obligado a tener contundencia de cara al arco rival. Jarlan Barrera fue elegido como eje del equipo, sin embargo, poco pudo hacer en el primer tiempo para buscar el descuento en la serie.

La parte complementaria empezó con otro ritmo, pues el ingreso de Andrés Andrade dio la chispa para ponerse en ventaja y soñar con la remontada. Justamente, fue Jarlan quien armó una pared con el Rifle para un remate de media distancia que se coló por encima del portero tras un rebote en el camino.

Pero Olimpia empató rápidamente y de ahí en adelante los antioqueños volvieron a verse en problemas para la generación de opciones claras de gol. Barrera estuvo en cancha todo el partido, siendo uno de los grandes señalados por esta prematura eliminación en el torneo continental.

Al terminar el partido, el volante samario se derrumbó dentro del campo con lágrimas en sus ojos por el resultado que los deja fuera de cualquier posibilidad de pelear por un título importante este año. Rafael Sanabria, exárbitro y panelista de ESPN, cuestionó la reacción del jugador tras la derrota.

“Es un equipo sin actitud, sin carácter”, arrancó en su crítica sobre el rendimiento de Nacional. “¿Para qué lloras? Si cuando estábamos viendo el partido, yo le decía a los muchachos: Jarlan no corre”, lanzó.

Sanabria considera que ese dolor se debe ver durante los 90 minutos y no después de consumada la eliminación. “No había ninguna actitud, entonces para qué el dolor después, cuando ya pasaron las cosas, cuando no hiciste la tarea sobre la cancha”, agregó.

Al terminar su intervención, el exárbitro admitió que Jarlan Barrera “es bueno en la parte técnica, pero es un pechofrío. Con todo respeto se lo digo”.

Pidió disculpas

Mientras eso sucedía en el estudio de ESPN, el jugador tomó la responsabilidad de salir a la rueda de prensa y dar la cara a los miles de hinchas que asistieron al Atanasio para ver el juego de vuelta por la fase 2 de la Copa Libertadores.

“Nos ganó el ímpetu de querer hacer el primer gol”, analizó Jarlan sobre el desarrollo del compromiso ante Olimpia. “Nos faltó tranquilidad para lograr lo que hicimos el primer tiempo en Paraguay”.

El volante recuerda que “en estos partidos los errores se pagan muy caro” y el cuadro verdolaga no tuvo la respuesta esperada para remontar la serie. “En Paraguay ganamos en fútbol y ellos en ímpetu. Acá no tuvimos fútbol. Se debe tener de ambas al 100% y máxima concentración”, aseguró.

Horas antes de salir al campo, en el entorno de Nacional se estaba hablando más del nuevo técnico, que del propio partido. “Estos es de nosotros los jugadores, lo sabíamos. No creo que nos haya afectado el cambio de cuerpo técnico. Era una situación compleja pero lo asumimos. El compromiso es con el club, el cuerpo técnico que esté y la hinchada”, dijo.

Jarlan cerró pidiendo perdón a la afición. “Solo queda pedir disculpas al club porque no pudimos cumplir el objetivo y a la hinchada, que una vez más demuestra que es la mejor del país. No pudimos estar a la altura de ellos con fútbol”, concluyó.