deportes

Sin jugar con Al-Rayyan, James Rodríguez se dedica a sus otros negocios

Hay incertidumbre sobre la actualidad del futbolista de la Selección Colombia.


James Rodríguez sigue sin dar pistas sólidas sobre su futuro deportivo, pero sí tiene tiempo para ocuparse de otras situaciones en su vida. Una vez más, el volante colombiano quedó por fuera de la convocatoria del Al-Rayyan para el partido por la fecha 3 de la liga de Catar, programado para este martes ante Al-Duhail.

Varias son las versiones sobre la inactividad del volante colombiano, pasando por un descarte en el club catarí hasta una afectación física. En los últimos días, la última tomó más fuerza por unas declaraciones de su técnico Nicolás Córdova, quien aseguró que James sí está lesionado y por eso no lo tiene en cuenta para los partidos.

El pasado 10 de agosto, salió a la luz nueva información sobre el estado físico del 10 de la Selección Colombia. En rueda de prensa, el estratega chileno confirmó que James Rodríguez recibió un golpe que le impide jugar.

Cuando fue consultado sobre la situación del volante cafetero, Nicolás Córdova expresó que “James está cada vez mejor” y que lo están esperando, dejando la incógnita sobre la salud del futbolista.

Y para dejar claro lo que sucede, el entrenador dijo: “Lamentablemente, él recibió un golpe y no está disponible”. Con esto, queda claro que el mundialista colombiano sí estaría recuperándose de una molestia física, como en un principio lo habían informado medios cataríes.

“Cuando esté disponible y le toque estar en condiciones de poder jugar, de poder aportar, seguramente lo va a hacer porque claramente es un jugador de un tremendo nivel”, agregó Córdova.

Aunque es información oficial esto generó todo tipo de dudas porque el mediocampista de 31 años habría asegurado que no estaba lesionado, esto después de una versión que entregó la prensa catarí.

“¡Cuidado! Hay Información falsa y versiones de prensa imprecisas que hablan sobre mí y una supuesta lesión a largo tiempo. Nada de esto es cierto, nos vemos pronto en las canchas”, escribió el pasado 3 de agosto en su cuenta oficial de Twitter.

Por ahora solo hay algo cierto, y es que James Rodríguez tiene bastante tiempo libre por estos días y lo aprovecha para estar al frente de sus otros negocios. Durante los últimos años el exjugador del Real Madrid ha sacado adelante varios emprendimientos como una bebida energética y hasta una línea de ropa interior masculina. Además, ha trabajado arduamente en su fundación, la cual es coordinada por su madre María del Pilar Rubio.

Y desde hace unos meses comenzó el camino en la industria del café, con su propia marca. Precisamente, este martes subió una historia a su cuenta oficial de Instagram promocionando este producto.

Este negocio es propiedad de la familia James y se encuentra ubicado en la ciudad de Ibagué.

En los últimos días, también se conoció que James tendería una incursión en la venta de contenido exclusivo. Se trata de una subasta en la que se podrán adquirir NFT, que son tokens no fungibles por sus siglas en inglés (Non-Fungible Token).

Estos son activos digitales exclusivos, los cuales no se pueden repetir dos veces y son únicos. En el caso de James Rodríguez, los interesados podrán pujar en dos eventos por un total de 1.500 piezas.

Se trata de una colaboración con ZKSpace, la cual se encargará de vender “11 NFT el 15 de agosto de 2022″ y “1489 cajas misteriosas el 17 de agosto de 2022″.

Para formar parte de la subasta, “cada oferta debe ser al menos igual a la última oferta más el incremento de la oferta”. De quedarse con el NFT por el que pujó, se tienen “dos horas para completar el pago”.