deportes

Un colombiano podrá salir campeón de la Europa League: hora y canal para la gran final

En Sevilla, España, se disputará la primera final de los grandes torneos de la temporada europea.


El Eintracht y el Rangers se enfrentan este miércoles desde las 2:00 p.m. (Hora de Colombia) en la final de la Liga Europa con transmisión de ESPN y Star +, en el que será el último escalón antes de tocar el cielo europeo para dos conjuntos que han roto los pronósticos y, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, buscarán completar su ambición e ilusión de aspirantes con un título que sería histórico para ambos equipos.

El conjunto alemán parte como ligero favorito antes del pitido inicial. Y gran parte de culpa tiene su sólido y sorprendente camino hacia la final, dejando en el camino a varios de los candidatos más serios para levantar el título. Su gran fase de grupos, que terminó invicto, le permitió evitar la ronda de dieciseisavos de final, enfrentándose al Betis en octavos, en una eliminatoria realmente dura para ambos equipos.

El Eintracht logró imponerse al conjunto español 1-2 en la ida disputada en el Benito Villamarín, rompiendo los pronósticos y demostrando que serían un rival muy complicado de batir. Una que lograron defender no sin sufrir en la vuelta en Alemania (1-1) para avanzar en su sueño hacia el trofeo. Y el verdadero punto de inflexión llegó en cuartos de final ante el FC Barcelona, cuando los germanos, que salieron con vida de la ida (1-1), asaltaron el Camp Nou (2-3) con más de 30.000 aficionados tiñendo de blanco el feudo azulgrana.

Todo un golpe en la mesa para ganar el protagonismo que ha alargado hasta la final, cargándose a un Barça con muchas papeletas para ganar el título a base de juventud, valentía y desparpajo a partes iguales. Unos ingredientes que también combinaron de maravilla en las semifinales ante el West Ham, otro duro candidato que dejó en el camino hacia Sevilla, al que eliminaron tras ganarle los dos partidos del cruce (1-2 y 1-0).

Con esas credenciales, el conjunto alemán sueña con alzar una Liga Europa que no gana desde hace 42 años, cuando en la temporada 1979-1980 logró el único título europeo que luce en sus vitrinas al imponerse al Borussia Mönchengladbach gracias a los goles como visitantes (3-3 en el global). Y es que la historia también es un argumento de peso para inclinar la balanza del lado alemán.

El serbio Filip Kostic será un verdadero dolor de cabeza para la defensa escocesa por el carril izquierdo, con sus centros siempre peligrosos y una versión goleadora. En un equipo dirigido por Oliver Glasner, que además cuenta con la velocidad de Kamada, máximo goleador del equipo en la competición (5), y el acierto de un Rafael Borré enchufado.

En el otro lado estará el aún más inesperado aspirante al título, el Rangers escocés. Sin embargo, y contra todo pronóstico, se ha colado en la final de Sevilla, la segunda en la historia del club, que en 2008 rozó el título en la final que disputó en Manchester ante el Zenit ruso, que terminó levantando el trofeo (2-0).

El equipo dirigido ahora por el neerlandés Giovanni van Bronckhorst comenzó la temporada con un duro varapalo al caer eliminado de las rondas previas de la Champions ante el Malmo. Un duro golpe del que se repuso con firmeza a base de cargarse a colosos en la segunda competición europea. No obstante, su inicio en la fase de grupos fue poco esperanzador, avanzando finalmente como segundo a los dieciseisavos de final.

Su siguiente víctima fue el Estrella Roja, ante el que sentenció el cruce en la ida en Glasgow gracias a un claro 3-0. En cuartos, el Braga portugués se interpuso en el camino del Rangers, rival a priori mucho más asequible. Y fue en semifinales cuando los de Van Bronckhorst se quitaron el cartel de ‘cenicienta’ eliminando al Leipzig alemán para continuar con su particular ‘cuento de hadas’.

Tavernier será el futbolista más a tener en cuenta en el equipo escocés, gracias a sus siete tantos en la Liga Europa. Sin embargo, llega con las bajas de Hagi, Helander, Ofoborh y el colombiano Alfredo Morelos. El objetivo de los escoceses será sacar a relucir su mejor versión, caracterizada por el juego rocoso y directo, para asfixiar al Eintracht en la final del Pizjuán, que albergará su tercera gran final europea, la primera desde 2003.

*Con información de Europa Press.