Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Una mueca, el detonante para que Andrew Grady perdiera la cabeza con su rival en la Nascar.
Una mueca, el detonante para que Andrew Grady perdiera la cabeza con su rival en la Nascar. - Foto: Captura de pantalla: @NASCARRoots

deportes

Video | a piloto de Nascar se le subieron las revoluciones: desatado, golpeó a un rival

Andrew Grady al término de una competencia se fue sin reparo hacia su colega Davey Callihan.

El deporte en una actividad que mueve pasiones, en ocasiones más de las esperadas y muchas veces puede llevar hasta a perder la razón, haciendo que se presenten altercados entre los competidores de cualquier disciplina, los cuales tiene en común el mismo objetivo: triunfar.

Durante el más reciente fin de semana, el llevar a tope su deseo por ganar dejó ver dos escenas entre profesionales del deporte que terminaron en agresiones físicas. Una de ellas se dio en el automovilismo de Estados Unidos; allí, en el marco de ValleyStar Credit Union 300, quedó evidenciado cómo uno de los competidores no estuvo de acuerdo con algo que sucedió minutos atrás en la pista y desató la ira con su colega.

Andrew Grady fue quien propició golpes a Davey Callihan; el segundo en cuestión apenas había llegado a la zona de parqueo cuando fue sorprendido por el otro corredor, quien sin medir palabra se acercó al automóvil de Callihan y empezó a tirarle puños. Fueron alrededor de unos seis golpes que recibió el que estaba en el carro y que no se pudo defender, ya que estaba al interior.

“Me echó, así que empecé a lo Mike Tyson en su cabeza”, dijo Grady a los medios que lo entrevistaron después de lo ocurrido, refiriéndose a que hubo una incitación por parte de su rival.

Por otra parte, trató de “tonto” a su colega, asentando nuevamente su molestia sobre lo que había pasado en la pista: “Al final del día, estábamos realmente bien. El coche era muy rápido, pero tienes a estos tontos que vienen aquí y corren con nosotros. Y no tienen nada que hacer con un modelo viejo, y mucho menos con un cortacésped”.

Gardy, tratando de explicar lo sucedido, añadió: “No estuvo cerca, me bombardeó. Me enganchó y destrozó a Brandon Pierce en el proceso. Quise hablar con él y me rechazó, así que empecé a darle a lo Mike Tyson, a la cabeza”.

Y para dejar en claro lo sucedido desde su punto de vista, cerró diciendo “estás en un deporte de chicos grandes. Cuando destrozas a un hombre, te llevas una paliza de adulto, eso es lo que siento”.

Lucha en plena entrevista

En un inicio de semana bastante agitado en el deporte mundial, Bélgica, China y Australia ganaron sus partidos del lunes en el Mundial Femenino de Básquetbol y se clasificaron a cuartos de final, después de Francia, Canadá y Estados Unidos. A la par de estos resultados deportivos, otros momentos fuera de la disciplina en cuestión se vieron dejando que la lucha fuera la protagonista entre dos jugadoras de Malí, que se fueron a los golpes tras un mal resultado.

El mundo pudo ser espectador de esto, mientras los medios grababan a una jugadora de Serbia en la entrevista pospartido. Hasta allí, en la zona mixta, comenzaron a ser protagonistas las dos jugadoras del equipo africano, quienes se tranzaron en golpes entre ellas.

Ante la algarabía y el asombro que la confrontación generaba, la cámara desvió su atención del primer objetivo y puso la mirada sobre el cruce de golpes que se prolongó durante varios segundos; de manera inmediata al darse esta situación, otras compañeras del mismo equipo de las protagonistas saltaron sobre ellas para intentar separarlas.

Grupo A

Bélgica 85 - Bosnia y Hezergovina 55

Corea del Sur 69 - Estados Unidos 145

China 95 - Puerto Rico 60

Grupo B

Serbia 81 - Malí 68

Francia 67 - Japón 53

Canadá 72 - Australia 75