macroeconomía

Tras invasión a Ucrania, Rusia anticipa una contracción del PIB del 10 % en 2022

El Banco Mundial pronostica que la afectación sería mayor y prevé que la economía de Rusia caería un 11,2 % en el 2022.


El Producto Interior Bruto (PIB) de Rusia sufrirá en 2022 una contracción de alrededor del 10 %, según las previsiones manejadas por el Gobierno de este país y tal y como ha admitido el jefe de la Cámara de Cuentas, Alexei Kudrin.

“El Ministerio de Finanzas está evaluando el pronóstico del Ministerio de Desarrollo Económico de una disminución del PIB este año de alrededor del 10 %”, dijo Kudrin en declaraciones recogidas por Interfax, tras una intervención en el Senado de Rusia.

Además, Alexei Kudrin advirtió que esta caída en el crecimiento de la economía rusa tendrá un impacto en los presupuestos y en el cumplimiento de las leyes presupuestarias adoptadas en toda las entidades.

Kudrin indicó que el Ministerio de Finanzas ya llevó a cabo una redistribución de recursos en el marco de los presupuestos. “Este año tendremos que trabajar más, también en la supervisión de estos asuntos”, añadió.

Hasta ahora, las previsiones del Gobierno ruso eran de un crecimiento del PIB del 3 %, después de la expansión del 4,7 % registrada durante el año 2021.

asi quedo el avión de carga Antonov An-225
La invasión de Rusia a Ucrania inició el pasado 24 de febrero. - Foto: REUTERS

El Banco Mundial pronostica una caída del 11,2 % en el PIB de Rusia

De acuerdo con la más reciente actualización económica del Banco Mundial para la región, la guerra contra Ucrania y las sanciones a Rusia están afectando a las economías de todo el mundo, y se espera que los países de mercados emergentes y en desarrollo de la región de Europa y Asia Central sean los más afectados.

Ahora, pronostica que la economía de la región se contraerá 4,1 % este año, en comparación con el pronóstico anterior a la guerra de un crecimiento del 3 %, ya que los impactos económicos de la guerra agravan los impactos continuos de la pandemia de la covid-19. Esta sería la segunda contracción en tantos años y el doble de la contracción inducida por la pandemia en 2020.

Se espera que la economía de Ucrania se contraiga un 45,1 % este año, aunque la magnitud de la contracción dependerá de la duración y la intensidad de la guerra. Golpeada por sanciones sin precedentes, la economía de Rusia ya se ha hundido en una profunda recesión y se prevé que se contraiga un 11,2 % en 2022.

asi quedo el avión de carga Antonov An-225
Anna Bjerde, vicepresidenta del Banco Mundial aseguró que “Ucrania necesita un apoyo financiero masivo de inmediato mientras lucha por mantener su economía". - Foto: REUTERS

Al respecto, Anna Bjerde, vicepresidenta del Banco Mundial para la región de Europa y Asia Central, aseguró que “la magnitud de la crisis humanitaria desatada por la guerra es asombrosa. La invasión rusa está dando un duro golpe a la economía de Ucrania y ha infligido un enorme daño a la infraestructura”.

Ucrania necesita un apoyo financiero masivo de inmediato mientras lucha por mantener su economía y el gobierno funcionando para apoyar a los ciudadanos ucranianos que sufren y enfrentan una situación extrema”, agregó.

La guerra se ha sumado a las crecientes preocupaciones de una fuerte desaceleración global, aumento de la inflación y la deuda, y un aumento en los niveles de pobreza. El impacto económico ha repercutido a través de múltiples canales, incluidos los mercados financieros y de productos básicos, los vínculos comerciales y migratorios y el impacto adverso en la confianza.

Además de Rusia y Ucrania, se prevé que Bielorrusia, la República Kirguisa, Moldavia y Tayikistán caigan en recesión este año, mientras que las proyecciones de crecimiento se han rebajado en todas las economías debido a los efectos secundarios de la guerra y un crecimiento más débil de lo esperado en la zona del euro y choques de materias primas, comercio y financiamiento.

Rusia y Ucrania representan alrededor del 40 % de las importaciones de trigo en la región y alrededor del 75 % o más en Asia Central y el Cáucaso Meridional. Rusia también es un importante destino de exportación para muchos países, mientras que las remesas de Rusia representan cerca del 30 % del PIB en algunas economías de Asia Central (República Kirguisa, Tayikistán).

A su vez, Asli Demirgüç-Kunt, economista jefe del Banco Mundial para Europa y Asia Central, afirmó que “la guerra de Ucrania y la pandemia han demostrado una vez más que las crisis pueden causar daños económicos generalizados y retrasar años de ingresos per cápita y avances en el desarrollo”.

Los gobiernos de la región deben fortalecer sus amortiguadores macroeconómicos y la credibilidad de sus políticas para contener los riesgos y hacer frente a la posible fragmentación de los canales de comercio e inversión; fortalecer sus redes de seguridad social para proteger a los más vulnerables, incluidos los refugiados, y no perder el foco en mejorar la eficiencia energética para asegurar un futuro sostenible”, añadió.