agricultura

WEF respaldará la creación del Centro de Innovación Agroalimentaria en Colombia

La próxima semana será clave para el futuro de esta iniciativa en Colombia.


Colombia le sigue apostando a la ejecución de iniciativas que promuevan el desarrollo sostenible en el país por medio de la innovación, principalmente con miras a fortalecer los procesos de producción agrícola y garantizar una mejor calidad de vida en el sector rural, para millones de campesinos.

El trabajo por cumplir esta meta en pro del agro colombiano ha llevado a que inversores de diferentes países, así como organismos multilaterales, centren su mirada en los proyectos que se vienen ejecutando y se tienen en fila para los próximos años. Uno de estos es el Centro de Innovación Agroalimentaria.

Este, es un ambicioso proyecto, del que ya hacen parte PEPSICO, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y el CIAT, y que busca coordinar el ecosistema de innovación conectando diferentes actores para acelerar la adopción de soluciones innovadoras y establecer el camino hacia un sistema alimentario más sostenible.

Uno de los organismos que están interesados en apoyar esta iniciativa es el Foro Económico Mundial, quien envió a uno de sus altos directivos a Colombia, para que la próxima semana estudie todos los detalles del proyecto y escuchar, de voz de los representantes del agro, la importancia del mismo para el país.

Se trata de Sean de Cleene, quien es actualmente miembro del Comité Ejecutivo del Foro Económico Mundial y Director de la Iniciativa de Sistemas Alimentarios, la Asociación de Inversión para el Desarrollo Sostenible (SDIP) y la Tecnología para los ODS (Visión 2030).

De Cleene adelantará una serie de reuniones con compañías, en su mayoría vinculadas al sector de alimentos, a quienes busca persuadir para que se sumen como aliadas para la creación del Centro de Innovación Agroalimentario de Colombia. La visita busca principalmente la suma de compañías aliadas a la creación del primer Centro de Innovación Agroalimentario de América Latina, que tendrá sede en Colombia.

La Sociedad de Agricultores de Colombia indicó que esta visita será clave para que este emprendimiento pueda salir adelante, con miras a la creación de una industria agraria mucho más sostenible, en la que tanto productores, como consumidores tengan acceso a un mercado competitivo.

Las prioridades del sector agrario que deberá atender el nuevo Congreso

El próximo 20 de julio se posesionará el nuevo Congreso de la República, con la mira puesta a lo que será el trabajo legislativo que se desarrolle en el país durante los próximos cuatro años. No obstante, desde ya, muchos sectores empiezan a hablar de sus necesidades, retos y aspiraciones, con la esperanza de ser escuchados tanto por los senadores, como por los representantes a la Cámara.

Uno de los sectores productivos del país que empieza a poner sus cartas sobre la mesa desde ya, es el de los agricultores, donde le hacen un llamado al Legislativo para que tenga presente algunos temas olvidados como el fortalecimiento del campo, apoyo a campesinos y pequeños productores, así como robustecer el sistema de transferencias económicas.

La Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) destacó que llegan caras nuevas al Congreso para los próximos años, especialmente en la Cámara de Representantes, donde “el 76 % de esta colectividad son congresistas nuevos, entre los que se encuentran influenciadores, activistas, exconcejales y personajes de la farándula, para solo citar algunos”.

“Esta renovación implica un reto adicional para la conformación de mayorías, por lo que se auguran debates profundos en torno a las reformas estructurales que deberá impulsar el próximo gobierno, como la tributaria, la pensional, los resultados de la Misión de Empleo, el régimen laboral y las medidas tendientes a contener la inflación y reactivar la economía”, indicó la SAC.

Ante este panorama de renovación, los agricultores señalaron que esperan nuevas ideas y propuestas de cara a mejorar la producción agrícola de Colombia, especialmente ante los retos que dejó la pandemia y los que trae consigo el conflicto entre Rusia y Ucrania.