energía eléctrica

Air-e pierde $2.000 millones al día por robo de energía en Atlántico, Magdalena y La Guajira

Este delito está tipificado en el Código Penal con penas hasta de seis años de cárcel y no solo afecta a la empresa sino al bolsillo de todos los colombianos.


En todo el país hay personas que se exponen a ir a la cárcel por el delito de defraudación, o mejor conocido como “robo de energía”, y que le ocasiona a empresas como Air-e pérdidas por 2.000 millones de pesos al día entre los tres departamentos (Atlántico, Magdalena y La Guajira) donde tiene operaciones.

Desde octubre de 2020, cuando Air-e asumió las operaciones de Electricaribe, se han registrado 33 capturas a personas que hurtan energía y redes eléctricas en los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira. Además, hay cerca de 250 investigaciones penales por el robo de energía en esos tres departamentos.

Como parte de las acciones en la continua lucha contra este delito, que está tipificado en el Código Penal con penas hasta de seis años de cárcel, Air-e y la Policía Nacional realizaron nuevos operativos en el sur del Atlántico que permitieron identificar cuatro fincas que habían instalado transformadores, sin autorización y de manera ilegal, para hurtar energía de la red de la compañía.

La mayoría de las fincas se dedican a la actividad ganadera y de cultivos, y utilizaban la energía robada para la operación de motobombas y equipos que son usados en las actividades propias de los predios. El primer caso se presentó en inmediaciones del corregimiento de Algodonal, en jurisdicción de Santa Lucía, en donde se encontró un transformador ilegal en la finca Villa Jordán.

Mientras tanto, otro de los procedimientos se realizó en la finca Villa Panchita, en el área rural de Suan, en donde estaba instalado un transformador ilegalmente para cometer el delito. Igualmente, en jurisdicción de ese mismo municipio se hizo el procedimiento para desmontar dos transformadores ilegales, uno en la finca Las Nubes y otro en la finca Vista Hermosa, retirando también una red eléctrica instalada en la infraestructura de Air-e sin su autorización.

Hay cerca de 250 investigaciones penales por el robo de energía en Atlántico, Magdalena y La Guajira. Foto: Air-e
Hay cerca de 250 investigaciones penales por el robo de energía en Atlántico, Magdalena y La Guajira. Foto: Air-e - Foto: Foto: Air-e

El perjuicio económico causado a Air-e por el hurto de energía de estas fincas se estima en 151.096 kilovatios hora mes, que corresponde a 112 millones de pesos. Esta cantidad de energía equivale a la que consumen aproximadamente 500 familias durante un mes.

Frente a esta problemática, el gerente de Air-e en el Atlántico, Ramiro Castilla Andrade, reiteró que el delito de defraudación de fluidos “no solo afecta a la empresa sino al bolsillo de todos los pobladores de la región que consumen de manera formal y legal el servicio de energía eléctrica. También la manipulación de la infraestructura pone en riesgo la vida de las personas.

Hay cerca de 250 investigaciones penales por el robo de energía en Atlántico, Magdalena y La Guajira. Foto: Air-e
El hurto de energía de estas fincas se estima en 151.096 kilovatios hora mes, que corresponde a 112 millones de pesos. Foto: Air-e - Foto: Foto: Air-e

Conexiones ilegales en establecimientos comerciales

Los técnicos especializados de Air-e también detectaron conexiones ilegales al servicio de energía eléctrica en establecimientos comerciales, ubicados en diferentes sectores del departamento del Atlántico.

El primer caso se presentó en el almacén Spartan, ubicado en la calle 33 con la carrera 45 en el centro de Barranquilla, el cual tenía instaladas líneas directas para evadir el pago del consumo real de energía. Igualmente, en la calle 37 con la carrera 43 había irregularidades en el almacén El Papá todo a 5.000.

Hay cerca de 250 investigaciones penales por el robo de energía en Atlántico, Magdalena y La Guajira. Foto: Air-e
Técnicos de Air-e detectaron conexiones ilegales al servicio de energía eléctrica en establecimientos comerciales del Atlántico. Foto: Air-e - Foto: Foto: Air-e

Mientras tanto, en el barrio Monte Carmelo del municipio de Soledad se encontró una irregularidad en el estadero Viejos Tiempos, ubicado en la calle 40B con la carrera 6B; mientras que en el barrio Porvenir fueron encontradas líneas directas, por fuera de la medida, en el establecimiento Autolavado Mi coche, localizado en la calle 18 con la carrera 26C.

Tebsa comienza a restablecer sus operaciones

Tras registrarse una contingencia en la tubería interna de abastecimiento de gas de Termobarranquilla (Tebsa), por la que se debió proceder a la salida programada de las siete unidades de generación, el viernes pasado la compañía logró poner en operación dos unidades, que están en capacidad de contribuir con 120 megavatios hora.

Tebsa es la planta térmica con la mayor capacidad instalada de generación en Colombia y está ubicada en el municipio de Soledad, en el departamento del Atlántico. Cuenta con siete unidades de generación, cinco a gas natural y dos a vapor.

La capacidad instalada de Tebsa es de 918 megavatios y genera, en condiciones normales, cerca del 12 % de la demanda nacional y el 45 % de la demanda del Caribe colombiano.

Con el fin de mitigar el impacto de la emergencia en Tebsa, XM activó la entrada en operación de otros recursos de generación de energía, lo que permitió la debida atención de todos los usuarios en la región, toda vez que la Costa Caribe cuenta con suficiente capacidad, bajo la coordinación del Centro Nacional de Despacho.