empresas

EPM dejará de integrar la Andi, después de una polémica con el gremio

A través de una carta, el gerente de la empresa comunicó la salida de la Asociación Nacional de Empresarios.


Este viernes, se dio a conocer que Empresas Públicas de Medellín (EPM) dejará de hacer parte de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) luego de una serie de polémicas que la enfrentaron con el gremio.

La noticia se reveló en una carta firmada por el gerente general de EPM, Jorge Andrés Carrillo, dada a conocer por W Radio, la cual tenía como destino el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, y el gerente seccional en Antioquia, Alejandro Olaya Dávila.

Después de una evaluación detallada de nuestra participación como Grupo EPM en el último periodo, se ha decidido no continuar con la membresía de la Andi a partir del próximo año 2022, sin desconocer el gran apoyo, esfuerzo y diligencia con que nos han atendido en los diferentes tópicos y solicitudes hechas durante nuestra afiliación”, especifica el escrito.

No obstante, la carta no da detalles de las razones por las que la empresa antioqueña pide salir del gremio. Las dos partes han tenido una serie de roces, como lo sucedido en octubre del año pasado cuando en redes sociales se desató una pelea entre el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, y el alcalde de Medellín (Daniel Quintero), relacionada con el manejo que se le ha venido dando a Empresas Públicas de Medellín (EPM).

Todo empezó por una columna de opinión de Mac Master en la cual criticaba la forma en la que la administración pública estaba interfiriendo y afectando el desempeño de las empresas privadas, en especial de EPM.

Genera gran preocupación cuando los mandatarios pierden la capacidad de liderar serena y objetivamente a su comunidad. Adelantar estrategias mediáticas de desinformación, manipulación y daño a personas y organizaciones, sobreponiendo este objetivo al de generar soluciones, crear oportunidades y conducir la comunidad por un camino de confianza es, por decir lo menos, inquietante”, dice Mac Master en su columna publicada en El Tiempo.

El líder gremial también sostiene que se debe velar por la institucionalidad y el cumplimiento del gobierno corporativo para que las firmas puedan operar de la mejor manera posible y así generar beneficios para la sociedad.

“Colombia requiere mandatarios que asuman la responsabilidad de liderar sus territorios y comunidades con el espíritu de quien entiende que son esencialmente eso, mandatarios de los ciudadanos; es decir, sus representantes en la búsqueda de propiciar desarrollo social y económico, con objetividad, criterio amplio, respeto de todos, defensores de los derechos de todos y de cada uno de nosotros, siendo verdaderos guardianes de lo público, evitando producir fracturas en la sociedad, siendo los ciudadanos que temporalmente nos liderarán y sin derechos superiores a los de ningún otro ciudadano”, dijo el presidente de la Andi.

Al respecto, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, le puso un mensaje a Mac Master en el cual le recordó que EPM forma parte de la Andi y donde también decía que como mandatario tenía derecho a reclamar derechos relacionados con la compañía.

Mac Master le respondió a Quintero diciéndole que “se equivoca” y asegurando que la columna de opinión tiene como objetivo hacer un llamado para cuidar las empresas como EPM que son “de interés de todos”. También invitó a Quintero a ser más sensato a la hora de tomar decisiones sobre la firma.

La disputa concluyó cuando Mac Master le dijo a Quintero que espera que EPM no sea una firma sobre la cual no se puede opinar.

A lo que se refiere Mac Master es a una frase de Quintero en la cual le dice que “como alcalde de Medellín demando que te ciñas a tus deberes. Si tienes diferencias busca los canales institucionales”.

El alcalde de Medellín ha sido blanco de críticas y señalamientos por el manejo que le ha venido dando a EPM. Hay que recordar que toda la junta directiva de la compañía le renunció en agosto de 2020 y que los nombramientos del gerente de la firma han sido fuertemente cuestionados.

De hecho, se cree que puede haber nuevos problemas de gobierno corporativo dentro de la compañía, pues uno de los integrantes del equipo, el exalcalde Ómar Flórez, divulgó una constancia en la que deja sentado un precedente: no asistirá a las reuniones hasta tanto no le muestren el informe de auditoría forense que fue contratado con la firma JAHV McGregor, alrededor del cual habría unos hallazgos que no han sido revelados a la junta.

Según la constancia radicada por Flórez, tal como está consignado en el reglamento interno de la junta directiva de EPM, y en el código de gobierno corporativo, hará uso del derecho según el cual se abstendrá de participar en las reuniones, pero sobre todo en el comité de seguimiento del proyecto hidroeléctrico Ituango, el cual preside, hasta tanto no le muestren y le permitan analizar dicho informe.

Una auditoría forense, de acuerdo con la literatura que se ha escrito sobre el tema, es una especie de ‘macrolupa’ que se pone encima de la construcción de una obra pública y privada cuando se advierte cierto riesgo.