Tendencias

Home

Empresas

Artículo

De izquierda a derecha, de pie:Sebastián Betancur, conductor de flota propia; Andrés Felipe Gómez, presidente de Grupo Familia una compañía Essity; Robín Ruiz, team leader líquidos; María Alejandra Pérez, ingeniera de procesos, y Diego León López, auxiliar de despacho. Sentados: María Isabel Ramírez, jefe de centro de distribución, y Fray Taborda, operario de molinos.
De izquierda a derecha, de pie: Sebastián Betancur, conductor de flota propia; Andrés Felipe Gómez, presidente de Grupo Familia una compañía Essity; Robín Ruiz, team leader líquidos; María Alejandra Pérez, ingeniera de procesos, y Diego León López, auxiliar de despacho. Sentados: María Isabel Ramírez, jefe de centro de distribución, y Fray Taborda, operario de molinos. - Foto: David Estrada Larraneta

consumo masivo

Grupo Familia y su rápida capacidad de adaptación

Esta empresa de productos de aseo está concentrada en absorber la mayor cantidad del alza en sus materias primas para no trasladarla a los consumidores. Alista inversión de US$70 millones.

A pesar de la incertidumbre generada por la pandemia, los paros y los bloqueos del año pasado y el incremento en los precios para los productores y los consumidores, Grupo Familia una compañía Essity fue ejemplo de resiliencia y recuperación. En 2021 tuvo un crecimiento del 9%, del cual el 50% provino de Colombia, mercado en el que alcanzó un crecimiento histórico del 14% en comparación con 2020.

“En ese contexto, en la compañía también fuimos ágiles y logramos adaptarnos rápidamente, lo que nos permitió acompañar a los colombianos a través de nuestros productos y servicios en cada punto de venta”, explica Andrés F. Gómez, presidente de la compañía. Frente al incremento de precios, la empresa se ha comprometido a absorber tanto como sea posible las afectaciones derivadas de esta inflación.

“Lo hacemos de manera interna, logrando absorber ese tsunami externo al que nos enfrentamos, buscando transferir lo mínimo necesario para cerrar la ecuación al consumidor final. A su vez, y acorde con nuestros pilares de sostenibilidad, desarrollamos productos con índices de calidad más altos, pues creemos con firmeza que entregar un producto de mayor calidad generará en el consumidor un gasto menor a lo largo del tiempo”, señala Gómez.

La compañía identificó los diferentes retos que debe gestionar. Por un lado, la exponencial inflación de costos como resultado de las coyunturas internacionales, velar por su sostenibilidad y, al mismo tiempo, ser empáticos con los desafíos que tiene el consumidor y el impacto en su bolsillo y en el de su familia. “Hoy vemos –describe Gómez– un consumidor mucho más consciente de sus gastos, que busca productos accesibles, pero también marcas que le generen confianza; vemos personas mucho más preocupadas por el cuidado del medioambiente, quienes esperan que las marcas evolucionen a los nuevos modelos y canales de compra, teniendo siempre una experiencia memorable”.

Con una inversión aproximada de US$70 millones, la compañía está desarrollando un proyecto multipropósito en su planta de Rionegro, Antioquia.