consumo

La moda ‘fit’ dispara el negocio de la comida saludable en el país

Un cambio en los hábitos de consumo ha impulsado el negocio de productos reducidos en azúcares, grasas saturadas, gluten y conservantes.


“Que tiene azúcar” o “que es alto en grasa”. Estos son algunos de los comentarios que hoy suelen escucharse en el día a día de los consumidores colombianos. Ha sido evidente que los ciudadanos le han puesto la lupa a la manera en que se solían alimentar y han dejado a un lado los productos que ponían en riesgo su salud.

Este auge por la comida saludable dio paso al fortalecimiento de productores, distribuidores y comerciantes de bienes bajos en azúcares, grasas saturadas, gluten o conservantes. De hecho, es cada vez más común ver en las ciudades tiendas de alimentos fit que buscan cubrir la alta demanda de este nuevo estilo de vida.

Sergio Soto, gerente de Fit Market en Bogotá, dijo en un diálogo con SEMANA que esto es una industria emergente que ha crecido y seguirá evolucionando y que, desde hace unos años, es notoria la constante apertura de tiendas especializadas a nivel nacional.

“Todas estas tienen un portafolio de productos que son únicos y que en su mayoría se fabrican en Colombia. No solo han crecido las tiendas retail que los comercializan, también las empresas que se dedican a la producción y fabricación de alimentos saludables en todo el país, empresas que incluso están vendiendo su portafolio en el exterior”, aseguró el empresario.

Por su parte, Andrés Bedoya, gerente de We Organic en Medellín, afirmó que esta tendencia de continuo crecimiento y desarrollo ha sido notoria desde el año 2017; no solo en ventas, sino en alcance, presencia y propuestas. Es más, aclara que este robustecimiento del sector se debe a esos cambios en los hábitos de consumo de los ciudadanos, que vienen de la mano con la educación que empresarios, emprendedores y creadores de contenido han venido brindando.

Según Bedoya, el 78 % de los colombianos ha aumentado su conciencia en hábitos alimenticios a la hora de comprar alimentos y aseguró que, gracias a eventualidades como la pandemia por la covid-19, la tendencia sigue en crecimiento.

Cerebro y comida
Los consumidores han tenido un cambio en la manera como se alimentan. - Foto: Getty Images/iStockphoto

María Alejandra González, gerente de Sweet & Fit Life Market en Bogotá, explicó que este crecimiento en el sector está ligado a los cambios de hábitos y otros factores como las intolerancias de alimentos desde tempranas edades, las alergias alimenticias y las creencias a médicos funcionales “tan de moda por esta época”.

Lo que se consume

En el caso de Sweet & Fit Life Market, los productos más demandados son los que están libres de lactosa y gluten. Según González, más allá de reemplazar las opciones cotidianas, son productos que la gente viene adecuando en su alimentación, teniendo en cuenta que las grandes industrias han agregado conservantes a los bienes, alejándolos de la naturalidad.

Además, como aclaró Soto, los colombianos tienen claro cuáles son los alimentos que generan problemas de salud. “Alimentos ultra procesados, altos en azúcar, grasas saturadas y con alto índice de conservantes. Esto, por ejemplo, ha logrado hacer migrar a los consumidores a opciones como los productos keto friendly, que tienen bajo índice de carbohidratos y azúcares y que están compuestos, mayormente, de grasas buenas y proteínas”, dijo el experto.

El empresario Andrés Bedoya explicó que la demanda ha crecido por snacks que tratan de reemplazar a los convencionales y ultra procesados. También dijo que ha aumentado la compra de granos, cereales, frutos secos y alimentos orgánicos.

Nueces de almendras en tazón de madera y leche de almendras en vidrio sobre fondo de mesa de madera.
Los colombianos tienen claro cuáles son los alimentos que generan problemas de salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¡Ventas para arriba!

Soto recalcó la importancia que ha tenido el comercio electrónico como uno de los grandes aliados para crecer en números en este sector.

“Indudablemente la pandemia fue un punto a nuestro favor, ya que las ventas digitales se incrementaron radicalmente; contar con plataformas de venta online y un manejo constante de las redes sociales nos hicieron crecer en ventas 40 % más en relación al año anterior, aun así, hemos implementado estrategias innovadoras para mantener el tráfico de clientes presenciales posterior a la reapertura, donde el diseño arquitectónico de los puntos de venta y la construcción de algunas flagship stores en Bogotá”, dijo el gerente.

De igual manera, González aseguró que desde la pandemia las ventas de la compañía crecieron 80 %, pues después de este suceso, las personas comenzaron a ser más conscientes sobre el cuidado de su salud y la alimentación.