hacienda

Casi cuatro millones de personas declararon renta este año, aunque el recaudo cayó

De estas personas, menos de 900.000 pagaron algún saldo ante la entidad.


Entre agosto y octubre, cuando terminó el plazo para declarar renta de 2020 en Colombia, casi cuatro millones de personas presentaron sus ingresos ante la DIAN, lo cual supuso un aumento de casi 600.000 contribuyentes frente a las cifras reveladas en 2020, aunque el recaudo cayó 10,7 %, pues pasó de $2,79 billones a $2,49 billones.

Cabe mencionar que es un resultado bastante positivo, pues el año pasado estuvo marcado por la pandemia de la covid-19 y todo lo que esta produjo, como la pérdida de millones de empleos, la caída de los ingresos de las familias colombianas y demás.

Cabe mencionar que declarar no es igual que pagar, pues de estos casi cuatro millones de personas que presentaron su declaración, solo 894.000 pagaron un saldo. Aunque es una cifra menor que la de 2020, cuando llegó a 939.301 personas, sigue siendo positiva, en medio del contexto sanitario.

Por otra parte, se conoció que casi dos millones de contribuyentes tuvieron saldos a favor. Cabe mencionar que quienes no pagaron a tiempo sus obligaciones, están expuestos a incurrir en extemporaneidad, lo que genera una sanción, según explicó la experta en temas tributarios de la firma Carrero & Asociados, Leidy Serna. En estos casos, el mínimo pago por incumplimiento de obligaciones tributarias con la DIAN en 2021 es de $ 363.000, según el artículo 639 del Estatuto Tributario.

¿Quién va a declarar renta en 2022?

Hasta el momento, luego de la reforma tributaria que fue aprobada en Colombia en 2021, todos los temas relacionados con la declaración de renta de personas naturales siguen iguales, toda vez que, en la nueva ley, no hubo modificaciones en este sentido.

En consecuencia, estos serán los valores para ser declarante del impuesto de renta:

- lngresos brutos anuales por encima de las 1.400 UVT, es decir, $ 53.205.600 declarante de renta.

- Patrimonio bruto superior a 4.500 UVT, es decir, $ 171.018.000.

- Consumo con tarjetas de crédito por más de 1.400 UVT, equivalentes a $ 53.205.600.

En cuanto a la retención en la fuente, el reajuste en la UVT (que es un cálculo preliminar, pues la certificación oficial la hará la DIAN a través de una resolución que expedirá antes de terminar el año) permite estimar que los salarios superiores a $ 5.289.934 quedarán sujetos a retención. En la actualidad, ese monto es en promedio de $ 5.053.861.

Ese cálculo es aproximado, pues las obligaciones tributarias que recaen sobre las personas naturales son prácticamente individualizadas. Sin embargo, se aplica un modelo generalizado, que solo toma en cuenta las deducciones generales, que son el pago obligatorio a pensiones que hace el cotizante (4 %); 4 % que aporta a la salud, y 1 % que se destina a la solidaridad (esto último, cuando los ingresos son superiores a cuatro salarios mínimos).

De igual manera, se toma en cuenta la exención de 25 % de la renta laboral, la cual sigue vigente. Además, el cálculo se hace a partir del llamado procedimiento 1 de retención en la fuente, que está consignado en el artículo 383 del Estatuto Tributario.

Con ese preámbulo, las cuentas son las siguientes:

Dian
Dian - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

La base gravable sobre la cual le aplicará la retención en la fuente es de $ 3.610.380, equivalentes a 95 UVT, que es el punto de partida que establece la ley tributaria en la tabla de retenciones para personas naturales.

Para llegar al monto de $ 5.289.934 (ingreso a partir del cual le empezarán a hacer retención en 2022) se parte de esa base gravable, a la que se le suma el pago en el aporte a salud del trabajador, que llega a $ 211.597, al igual que el aporte por pensión $ 211.597).

Para la solidaridad, cada empleado con un ingreso como el mencionado aporta 1 % del salario, es decir, $ 52.899. El otro rubro exento es 25 % de la renta laboral, que en este caso sería de $ 1.149.753. (Hay que tener en cuenta que 25 % de la renta exenta se aplica al ingreso que queda luego de restar los pagos por salud, pensión y solidaridad).