- Foto: GUILLERMO TORRES

economía

Cinco ideas para acelerar el crecimiento de la economía colombiana en 2021

Tres exministros hicieron recomendaciones que van, desde acelerar la vacunación, hasta diseñar un plan de empleo, con énfasis en las mujeres.

En 2020 la caída de la economía colombiana fue histórica: -6,8 por ciento, según el Dane. Sin embargo, estaba ‘cantada’ esa caída luego de que la pandemia obligara al Gobierno nacional a hacer un cierre duro del sector productivo, de casi dos meses y medio, y que luego fue complementado con cierres intermitentes por parte de los gobiernos regionales.

Pero nadie quiere llover sobre mojado y por eso, tres ex ministros hicieron sus planteamientos sobre cómo podría acelerarse, en este 2021, la recuperación de la economía. Todos coinciden en que, a menos que el país vuelva a recurrir a cierres drásticos, habrá un efecto ‘rebote’, es decir que con un funcionamiento más ‘normal’ este año frente al que tuvo el país a partir de marzo del año pasado, la comparación estadística será positiva.

Sin embargo, lograr la recuperación económica requerirá de esfuerzos adicionales en cinco frentes, según coinciden en afirmar los exministros de Hacienda Juan Camilo Restrepo y José Antonio Ocampo, y el ex ministro de Salud y actual presidente de Anif, Mauricio Santa María.

Arriendo venta
avenida Suba con calle 119 Se vende o se arrienda finca raiz crisis del mercado inmobiliario a causa de la pandemia del Coronavirus Bogota sept 14 del 2020 Foto Guillermo Torres Reina / Semana - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

Los cinco temas claves que destacan estos expertos, y en los que recomienda trabajar duro para mejorar el desempeño económico del país son: 1) Garantizar un ágil proceso de vacunación; 2) Evitar nuevos cierres; 3) Acelerar la ejecución del plan de inversión del gobierno; 4) Mantener los subsidios a las familias vulnerables y a las empresas, y 5) Hacer un plan enfocado a reactivar el empleo femenino. Esto dicen los exministros.

1. Vacunación

Para José Antonio Ocampo, exministro de Agricultura, de Hacienda y ex codirector del Banco de la República, el tema de la vacunación será crítico, pues es el que permitirá que el país recobre la confianza y la actividad productiva se reactive. Mauricio Santamaría, quien fue director del Departamento Nacional de Planeación y ministro de Salud en el anterior gobierno, y actualmente es presidente de Anif, coincide en que este será un tema clave que marcará el ritmo que tendrá la reactivación de la economía.

Juan Camilo Restrepo, ministro de Agricultura, piensa que los buenos datos del primer trimestre son una señal de que la locomotora del sector ya arrancó, pero los gremios agrícolas no son tan optimistas.

Sin embargo, el exministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, cree que las vacunas no son suficientes para la reactivación ni para volver a crecer a niveles por encima del 5 por ciento. Aunque considera que es una condición importante para que la economía se recupere y haya un efecto tranquilizante en los negocios y la actividad productiva, señala que es necesario que esté acompañada de otros temas. “Si la campaña de vacunación resulta exitosa, esa es apenas una parte de la larga travesía que está iniciando el país, hasta llegar a vacunar a 35 millones de personas para alcanzar el efecto rebaño”.

Ocampo, por su parte, cree que en el primer trimestre se verá una leve desaceleración de la economía y hasta es posible que no haya crecimiento, “pero aún así la economía de Colombia y el mundo va a retomar su ritmo dependiendo de la vacunación”. Por eso, lamentó que en Colombia la vaya de manera lenta.

2. Evitar nuevos cierres de la economía

Quizás uno de los expertos que ha sido más vehemente con el llamado a evitar que las autoridades regionales caigan en la tentación de cerrar la economía ante posibles rebrotes de covid-19 es el presidente de Anif, Mauricio Santa María. Y cree que los resultados del PIB del año pasado confirman que de no haberse adoptado medidas para reabrir, quizás el resultado hubiera sido peor.

“Sí sirvió que abriéramos. Fue gracias a que abrimos un poco las actividades, entre octubre y diciembre, que la economía no cayó más y que en el último trimestre vimos que el PIB reaccionó” dice Santa María. Asegura que el resultado del Dane confirma que era falsa la idea de quienes insistían en mantener cerrado todo, con el argumento de que “abrir o no abrir daba lo mismo para la economía”.

Anif empeoró proyección del PIB para Colombia en 2020

Y lamenta que se hubieran adoptado tantas restricciones en agosto, pues si desde ese momento la economía hubiera tenido más aire, quizás el resultado final habría sido diferente. El presidente de Anif insiste en que esas lecciones del año pasado deben servirnos para no tomar decisiones equivocadas, como adoptar cierres estrictos.

Si bien está de acuerdo en que entre marzo y junio las restricciones funcionaron para bajarle la velocidad al virus, esas opciones ya no son viables en este año, en especial si se observa el grave impacto que tuvo una ciudad como Bogotá, donde los cierres por localidades fueron frecuentes. “En Bogotá la única estrategia que tuvieron fue cerrar y eso le costó demasiado a la ciudad. El impacto fue enorme en la caída de ingresos de los hogares, y las cosas no vienen gratis”, insiste.

Si bien considera que el país aceptó las medidas restrictivas de enero porque hubo un pico, “en parte por la irresponsabilidad de las mismas autoridades que permitieron cosas y generaron aumento en casos de contagios y muertes, no es viable que vuelvan a encerrarnos porque el daño para la economía sería mayor”, explica. Por un lado, está el efecto comparativo: enero del año pasado fue muy bueno y al compararlo con este primer mes del año, va a tener impacto. Pero sin duda, marca una dinámica regular para el primer trimestre. Todo apunta a que a partir de abril la situación pueda cambiar y la economía recupere su ritmo.

Crisis sectores de la educación
La reducción en el comercio de útiles escolares es evidente. En la carrera 11 con calle 10, al centro de la ciudad, sector conocido por la feria escolar solo están funcionando 4 locales, mientras que en otras épocas abrían más de 20. Bogotá Enero 28 del 2021 Foto Guillermo Torres / Semana - Foto: Guillermo Torres / Semana

Eso dependerá, eso sí, de que los gobiernos locales no insistan en imponer restricciones ante nuevas olas de contagio que podrían presentarse. Para el presidente de Anif, no es viable que en lo que resta del año se apele a esas decisiones, sino más bien a otras que también pueden resultar efectivas como los toques de queda nocturnos, evitar aglomeraciones y reducir aforos.

3. Acelerar el plan de inversión del gobierno

El gobierno anunció el año pasado un plan de inversiones contemplado en su programa ‘Compromiso por Colombia” que tendrá inversiones -entre públicas y privadas- por unos 170 billones de pesos. Este plan incluso hace parte de un documento Conpes que fue revelado en los últimos días y que tiene un componente importante de aceleración de obras públicas, tanto a nivel nacional como regional. A este se suman las iniciativas que ya han planteado las principales capitales del país.

José Antonio Ocampo, Codirector del Banco de la República.

Sin embargo, hay quienes afirman que además de las grandes obras públicas también debe ponerse el foto en pequeñas obras que en los municipios pueden generar empleo. José Antonio Ocampo, hasta el año pasado codirector del Banco de la República destaca que se debe crear una estrategia de “emergencia de empleo” para promover los arreglos de parques, calles y andenes. Esta generación de trabajos locales pueden ayudar a generar un impacto importante sobre reactivación y el empleo.

Destaca, eso sí, que el plan de reactivación de Bogotá, al igual que el planteado por el gobierno nacional, viene recargado de inversión en obra pública que genera empleo masculino, por eso considera que es importante también trabajar en otras estrategias que impulsen el empleo femenino.

4. Mantener los subsidios a las familias vulnerables y las empresas

Los resultados del PIB de 2020 confirmaron que las ayudas a las familias más vulnerables y a las empresas, para garantizar el empleo, fueron determinantes para que la economía no tuviera un mayor deterioro. Por eso, tanto el exministro Ocampo como Santa María, de Anif, creen que este año deben mantenerse esas ayudas. Ocampo plantea además que debería haber un paquete de ayudas más ambicioso para subsidiar el empleo. “La creación de empleo o el reenganche, deberían premiarse, sobre todo si tiene un sesgo muy fuerte en los empleos femeninos”.

Por su parte, Santa María insiste en que el gobierno debe mantener este año los programas de apoyo directo, como el Paef, y los subsidios a los hogares como Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Ingreso Solidario o Colombia Mayor. “Hay que mantenerlos. Todavía no estamos al otro lado y lo cierto es que han servido mucho porque el consumo del gobierno fue el que hizo que no cayera tanto el PIB”, dice.

5. Diseñar programas para reactivar el empleo, en especial para mujeres

Informalidad laboral en Colombia llegó a máximo de cuatro años

El desempleo es quizás uno de los problemas que azota con mayor fuerza al país. Por eso los exministros aseguran que desarrollar estrategia que ayuden a generar nuevos empleos es una prioridad. Sin embargo, algunos de los que ya se están delineando tienen un problema: no están enfocados en solucionar el desempleo femenino, que es el que peores indicadores registra.

Por eso, plantean que los programas que se desarrollen tengan el sesgo femenino. “Deben crearse programas de emergencia de empleo por ejemplo que incluyan el cuidado de niños, de mayores, embellecimiento de sitios, o la atención en comedores comunitarios, que le darían mayores oportunidades a las mujeres de familias vulnerables”, explica el ex ministro Ocampo.

Propone también que, por ejemplo, el gobierno cree subsidios al empleo que se enfoquen en un 40 por ciento a la generación de trabajos masculinos y 60 por ciento a los femeninos.

Para los ex ministros, el Estado debe tener claro que este no es tiempo de ahorrar, sino de gastar en las necesidades sociales más apremiantes. Eso sí, recomiendan que las iniciativas deberían tener un mayor grado de ambición para que la economía se recupere pronto y el empleo, que ha sido el más castigado, pueda volver por la senda del crecimiento.