energía eléctrica

Con impuesto a empresas se apoyará el pago de facturas de energía en Reino Unido

Las familias se han visto duramente afectadas por el aumento de la inflación, que en abril alcanzó su nivel más alto en 40 años.


El Gobierno británico anunció este jueves un paquete de 15.000 millones de libras (US$19.000 millones) para ayudar a los hogares más desfavorecidos a hacer frente a la crisis del coste de la vida y a pagar su creciente factura de energía, parcialmente financiado por un impuesto excepcional a los gigantes energéticos.

En una intervención ante el Parlamento, el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, aseguró que este paquete de ayudas permitirá a los británicos más desfavorecidos a “sentir que se aligera el peso” de una inflación que alcanzó el 9 % en abril en Reino Unido, su nivel más alto en 40 años.

El ejecutivo británico defendió en las últimas semanas que ya ha destinado 22.000 millones de libras a ayudar a los más desfavorecidos a hacer frente a la inflación, una cantidad que los sindicatos y las asociaciones de lucha contra la pobreza denuncian como insuficiente.

El primer ministro conservador, Boris Johnson, y sus ministros se oponen desde hace tiempo a este impuesto, alegando, como los gigantes del sector, que podría socavar la inversión en energías renovables y la transición hacia la neutralidad de carbono.

Pero tras la publicación el miércoles de un informe que responsabilizó a los dirigentes británicos de la cultura que permitió la celebración de numerosas fiestas en Downing Street durante los confinamientos contra la covid-19, Johnson, que se niega a dimitir, parece dispuesto a ceder a la presión.

Stephen Barclay, un alto cargo del gobierno, negó el jueves al canal Sky News que el momento de estos anuncios tuviera como objetivo cerrar el escándalo, y aseguró que el Tesoro los había hecho coincidir con los anuncios de la autoridad de la electricidad británica, Ofgem, sobre las subidas previstas del límite de las tarifas este otoño.

Ofgem anunció el martes que el precio máximo de la energía podría aumentar más del 40 % en octubre, es decir, 800 libras (1.000 dólares o cuatro millones de pesos) más al año por hogar.

Al mismo tiempo, los gigantes de la energía han visto sus beneficios trimestrales aumentar impulsados por la subida de los precios del petróleo, que se aceleró con la invasión rusa de Ucrania.

Servicios Públicos
El precio máximo de la energía podría aumentar en Reino Unido más del 40 % en octubre. - Foto: Getty Images/Image Source

Naturgas advierte que aumento en tarifas de energía no es por importaciones

La Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) les salió al paso a las recientes declaraciones de Asoenergía que advierte de un posible aumento en las tarifas de energía en el país por cuenta de la importación de Gas Natural Licuado, el cual se está viendo afectado por la volatilidad de los precios del petróleo, y aseguró que en Colombia se están tomando todas las medidas para que esto no suceda.

Naturgas sostuvo que el gas natural que se consume en Colombia es 100 % producido en el país; razón por la cual los precios de negociación se forman en el mercado local y tienen una indexación relativamente estable.

A su vez indicó que esto, en el contexto global, especialmente por la crisis actual entre la Unión Europea, Rusia y Ucrania; le permite a Colombia tener una posición privilegiada en materia de seguridad energética y distancia al país de las fluctuaciones de los precios internacionales.

Llamas azules del quemador de la estufa de gas. Foto de alta resolución de llamas azules de una estufa de gas de cocina.
El gas natural que se consume en Colombia es 100 % producido en el país. - Foto: posteriori/Getty Images

“Es importante aclarar que Colombia cuenta con una infraestructura de importación de Gas Natural Licuado (GNL) que funciona, exclusivamente, como respaldo a la generación de energía térmica de plantas ubicadas en la Costa Atlántica. Esta infraestructura, con capacidad de entregar hasta una cantidad equivalente al 40 % de la oferta de gas local (400 millones de pies cúbicos al día - mpcd), ha tenido entregas promedio anuales que nunca han superado el 4 % de la oferta local, correspondiente a 1.000 mpcd”, dijo Naturgas.

De acuerdo con esta asociación, toda esta infraestructura actúa como almacenamiento de Gas Natural Licuado para ser regasificado, cuando exista una necesidad puntual de respaldo en el despacho eléctrico, particularmente, en épocas de fenómeno de El Niño, condición climática que resaltó que no se tiene en este momento.

En cualquier caso, el despacho de las plantas térmicas a gas siempre se hace primero con gas local y, solo en caso de no ser suficiente, se usa el GNL importado. De hecho, la última importación de GNL se realizó, en enero de 2022, y las cantidades negociadas corresponden a precios de referencia spot en el mar Caribe, que no estuvieron impactados por el alza de los precios de referencia internacional posteriores al conflicto Rusia-Ucrania”, agregó este gremio.

Así mismo, explicó que en condiciones meteorológicas como la que vive Colombia actualmente por cuenta de las lluvias, el consumo de Gas Natural Licuado es mínimo, ya que gran parte de la demanda de energía (88 %) recae en la generación hidráulica. De esta forma descarta cualquier posibilidad de desabastecimiento en el corto plazo.

“Con las bajas cantidades de GNL utilizadas para generación térmica y los precios de inventario con los que cuenta el país, en el corto plazo, no se observa impacto en el costo de la energía asociado al precio internacional del Gas Natural Licuado. Esta, de hecho, es una razón más para mantener y fomentar la producción local de gas natural para seguir atendiendo la demanda, sin las volatilidades de precios que se presenten en el mercado internacional”, concluyó Naturgas.

*Con información de la AFP.