economía

Del mejor al peor, el desempeño de los ministros de Hacienda en los últimos 30 años

El análisis lo compartió el exminintro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry.


El presidente electo, Gustavo Petro, designó este miércoles a José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda desde el 7 de agosto, lo que será clave para los mercados, que permanecían a la expectativa del nombre del encargado de conducir la cartera de las finanzas públicas.

Tras la noticia, el exministro de Hacienda y Crédito Público, Juan Carlos Echeverry, compartió este jueves -30 de junio- en su cuenta de Twitter un análisis con el desempeño fiscal que hubo en Colombia, durante la gestión de los jefes de esta cartera en los últimos 30 años.

El punto más alto fue durante la gestión de Guillermo Perry en 1993, cuando el déficit fiscal estaba en el -1 % del Producto Interno Bruto (PIB), y fue ascendiendo progresivamente hasta el -4 %, cuando dejó el cargo en 1996.

Luego asumió José Antonio Ocampo, cuando el déficit bajó levemente, sin llegar al 3,5 %, y posteriormente volvió a subir más allá del 4 %.

Después de Ocampo estuvieron en el cargo Antonio José Urdinola y Juan Camilo Restrepo, cuando el desbalance siguió aumentando entre 1998 y 1999 hasta casi el 6,5 %, pero en la gestión de este último, volvió a los niveles del 4 %.

En 2000 asumió Juan Manuel Santos, quien dejó el puesto en 2002 y el déficit fiscal estaba en el 5 %, y en 2003 se acercó al 4 % con Roberto Junguito en el cargo.

Allí asumió el exministro Alberto Carrasquilla, con quien el déficit creció levemente en un principio, pero se redujo hasta casi el 2,5 %, línea que siguió con Óscar Iván Zuluaga cuando estuvo cerca al 2 %, tiempo antes de crecer nuevamente entre 2008 y 2009 hasta superar el 4 % del PIB.

En el final de la era Zuluaga disminuyó nuevamente y cuando Echeverry asumió el puesto, esta tendencia bajista continuó hasta que se retiró en 2012. Con Mauricio Cárdenas el desbalance aumentó hasta 2016, pero para el fin del gobierno de Juan Manuel Santos este quedó casi en el 3 %.

La tendencia seguía hacia la baja en la segunda etapa de Carrasquilla en el Ministerio de Hacienda, pero llegó la pandemia de la covid-19, por lo que el déficit fiscal subió a niveles históricos y se acercó al 8 %. Actualmente, con José Manuel Restrepo, el déficit fiscal es cercano al 5,5 %.

Ocampo, nuevo ministro de Hacienda

Ocampo tiene todos los pergaminos necesarios para conducir el Ministerio de Hacienda, según las primeras reacciones a la noticia. Es profesional en economía y sociología de la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos.

El que será ministro de Hacienda también tiene un doctorado en economía de la Universidad de Yale. En cuanto a su trayectoria profesional, en su hoja de vida reposan múltiples cargos, principalmente en el sector público, además de su amplia experiencia en la academia.

Previo a la llegada de la crisis sanitaria (en 2019), Ocampo estuvo en el sonajero de candidatos para ocupar la silla de director del Banco Mundial, donde compitió con el elegido para ese puesto: David Malpas.

La noticia ha sido del agrado de algunas personalidades, mientras que otras mantienen una posición crítica frente a la decisión. Por su parte, el excandidato presidencial por el Movimiento Salvación Nacional, Enrique Gómez, resaltó que no se trata de ningún ‘cambio’, como lo prometía Petro en campaña.

Seguimos preguntando: ¿cuál cambio? El “nuevo” ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, exministro de Samper y de César Gaviria. Los mismos en las mismas, recibiendo lo suyo desde hace más de 30 años”, escribió.

“La escogencia de José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda de la administración Petro es señal tanto de moderación en el manejo económico como de reformas responsables. Ocampo asesoró a Sergio Fajardo en su campaña presidencial y es actualmente profesor en @Columbia”, destacó, en cambio, el analista Juan Carlos Flórez.

A esta percepción positiva se suma Jonathan Malagón, exministro de Vivienda, Ciudad y Territorio. “Tranquilidad produce el nombramiento de @JoseA_Ocampo como ministro de Hacienda. Es, en mi opinión, el economista más importante de la historia de Colombia. Sus condiciones académicas, profesionales y humanas son garantía de una buena gestión. Es, sin duda, una muy buena noticia”, trinó el exfuncionario.