deuda

Deuda externa de Colombia bajó en febrero y llegó a US$156.775 millones

El monto total de la deuda externa como porcentaje del PIB al segundo mes de 2021 fue del 51,8 %.


El Banco de la República informó este lunes que la deuda externa de Colombia a febrero de 2021 se ubicó en el 51,8 % del producto interno bruto (PIB), lo que significa que, como porcentaje del PIB y en comparación con enero de este año, se mantuvo, pero representa una disminución en dólares hasta los US$156.775 millones.

Según el Emisor colombiano, la deuda externa privada corresponde al 21,4 % del PIB (que se mantuvo frente a enero de este año), mientras que la deuda pública también quedó en el mismo 30,4 % del PIB.

En valores absolutos, el monto total de la deuda externa de Colombia al segundo mes de 2021 cayó, pues en enero había sido de US$156.834 millones. La deuda externa privada en febrero de 2021 llegó a los US$67.787 millones y la pública se ubicó en US$91.988 millones.

Hay que recordar que la de enero fue la primera caída relativa con respecto al PIB que se dio en la deuda externa de Colombia, luego de que subiera durante cuatro meses consecutivos entre septiembre y diciembre, desde el 54,4 % hasta el 56,9 % del PIB, y en febrero no mantuvo la tendencia hacia la baja.

Pero si se compara la deuda externa de febrero de 2021 con la del mismo mes de 2020, se evidencia que hubo un incremento de cinco puntos básicos, pues en el segundo mes del año pasado era del 51,3 % del PIB.

En los últimos meses había sido tal el incremento de la deuda en Colombia, que el endeudamiento externo también alcanzó a tocar máximos históricos en 2020, pues en agosto se ubicó en el 55,6 % del PIB, un valor nunca antes visto.

El tema de la deuda del país es uno de los que más preocupa con respecto a la calificación de las agencias como Moody’s, Fitch Ratings o S&P Global Ratings, así como en el grado de inversión de Colombia.

Sin embargo, hace unos días S&P Global Ratings afirmó la calificación crediticia soberana de largo plazo en moneda extranjera de BBB- y BBB de largo plazo en moneda local de Colombia.

La perspectiva de las calificaciones de largo plazo de la entidad continuará siendo negativa. De igual manera, S&P afirmó las calificaciones en moneda extranjera de corto plazo de A-3 y en moneda local de corto plazo de A-2.

Recientemente, Fitch Ratings asignó la calificación de BBB- a los bonos de Colombia por US$2.000 millones que vencen en 2032 y a los que vencen en 2042, que tienen un monto de US$1.000 millones.

De acuerdo con la calificadora: “La perspectiva negativa refleja el riesgo de una erosión más estructural y a más largo plazo de las finanzas públicas de Colombia debido al impacto económico de la pandemia del virus de la covid-19”.

Así mismo, la combinación de recesión, el debilitamiento de los ingresos del Gobierno y un mayor gasto han erosionado las métricas financieras del soberano.

Prevén que la deuda neta de las administraciones públicas supere ligeramente el 60 % del PIB para 2021-2022, frente al 43 % de 2019, y advirtió acerca de la probabilidad de que la recuperación económica esperada para este año y el próximo revierta solo parcialmente el deterioro de las finanzas públicas, lo que aumenta la importancia de reformas fiscales oportunas y eficaces.

Frente a una posible rebaja en la calificación, la agencia resaltó que podría ocurrir en los próximos 12 meses si el reciente debilitamiento de las finanzas públicas no se contiene y revierte, lo que da como resultado que la carga de la deuda del Gobierno supere las expectativas actuales.

No abordar las presiones de gasto a largo plazo con mayores ingresos también debilitaría las métricas financieras del soberano.

Sin embargo, podría subir en el mismo periodo, siempre y cuando el Gobierno tome medidas para estabilizar la economía y mantener las perspectivas de crecimiento del PIB, así como que implemente políticas fiscales y de otro tipo que ayuden a reconstruir las reservas fiscales.

La consolidación fiscal se traduciría en una mejora del perfil de la deuda externa, reduciendo los riesgos externos.