Hasta el momento, la ANH ha adjudicado dos zonas en las que se llevarán a cabo los primeros pilotos. Ambas están en Santander.
Hasta el momento, la ANH ha adjudicado dos zonas en las que se llevarán a cabo los primeros pilotos. Ambas están en Santander. - Foto: istock

hidrocarburos

Fracking: esta es la nueva decisión que tomó el Consejo de Estado

Fue derrotada la ponencia que pedía la nulidad de las normas técnicas del fracking en el país.

Aunque todos pensaban que finalmente -esta semana- se conocería un fallo de fondo, por parte del Consejo de Estado, en relación con la reglamentación técnica del fracking en el país, esto no sucedió así.

Esta vez, la sección tercera del Consejo de Estado tumbó la ponencia redactada por el magistrado Ramiro Pazos, la cual le daba la razón a la demanda de los grupos ambientalistas y pedía anular dichas normas. Sin embargo, esto no quiere decir que estas (las normas) queden con vía libre.

Así las cosas, se tendrá que redactar una nueva ponencia por parte de otro magistrado, teniendo en cuenta que Pazos terminará su periodo en junio y se aclaró que esta no tendrá un sentido condicionado, es decir, el magistrado encargado podrá pedir la nulidad o la continuación de las normas técnicas del fracking, alrededor de lo cual cabe destacar que se encuentran suspendidas bajo el principio de precaución.

Nueva ponencia

Se conoció que el magistrado encargado de construir esta nueva ponencia será Jaime Rodríguez, presidente de la sección tercera. En ese sentido, el país tendrá que esperar más tiempo para conocer el fallo de fondo, del proceso jurídico que ya completa más de dos años, desde cuando se suspendió la regulación de manera preventiva, respondiendo a una demanda instaurada en el 2016.

Tanto ambientalistas como la industria están a la espera de la decisión que tome el Consejo de Estado en torno a la regulación técnica del fracking en Colombia.
Tanto ambientalistas como la industria están a la espera de la decisión que tome el Consejo de Estado en torno a la regulación técnica del fracking en Colombia. - Foto: león darío peláez-semana

Sin embargo, es importante aclarar que este fallo no prohíbe el desarrollo del fracking en el país, sino que, simplemente, tumbaría la regulación técnica. Esto quiere decir que, en caso de que esto suceda, el Ministerio de Minas tendría que expedir una nueva regulación. La única vía para suspender el fracking en el país es por medio del Congreso de la República, donde ya hay varios proyectos de ley que buscan su prohibición.

Tema ambiental, algo crucial

En diálogo con SEMANA, Carlos A. Santiago, vocero de la Alianza Colombia Libre de Fracking, explicó que la ponencia del magistrado Pazos contaba con los elementos suficientes para demostrar que la expedición de dicha regulación desconoció los impactos y riesgos ambientales asociados.

“Consideramos que había elementos suficientes, el magistrado Pazos, en su ponencia, hizo un recuento en el cual, quedó claro que el Gobierno Nacional y el Ministerio de Minas, no pudieron demostrar que hubieran aplicado el principio de precaución y que, además, esa reglamentación debió haber sido mediante una ley de la República”, afirmó.

En varias poblaciones del país se han adelantado marchas en contra de la implementación del fracking. Foto: archivo/Semana.

Adicionalmente, indicó que confían en que la eventual decisión del Consejo de Estado proteja la salud, el agua y el derecho colectivo a una medio ambiente sano, y anunciaron nuevas movilizaciones para el próximo 5 de junio, en lo que ha denominado ‘el Paro Nacional Ambiental’.

Mientras se da este proceso judicial, avanzan los Proyectos Piloto de Fracking en medio de un complicado panorama social. En Puerto Wilches, donde se llevará a cabo el piloto de Ecopetrol, Kalé, se han presentado más de 10 movilizaciones en los últimos días, e incluso, se ha bloqueado la Ruta del Sol, en acciones adelantadas por parte de manifestantes que exigen que estos pilotos que cuentan con el aval del Consejo de Estado no se lleven a cabo.

Cabe destacar que lo que suceda con el fracking en el país tendrá bastante repercusiones, sobre todo, si se tiene en cuenta que, según cifras de la industria petrolera, el país tiene reservas de crudo para menos de siete años, panorama que podría cambiar con el fracking, pues algunas estimaciones apuntan a que el tiempo se podría aumentar hasta 20 años y, en materia de gas, las reservas podrían pasar de ocho a más de 30 años.