macroeconomía

Ganaderos alertan sobre posible especulación en el precio de la carne de res

El gremio pide la intervención de la Superintendencia de Industria y Comercio y las alcaldías para esclarecer esta situación.


Ganaderos de diferentes zonas del país solicitaron la intervención de las autoridades, particularmente de la Superintendencia de Industria y Comercio y las alcaldías, para investigar una posible especulación en los precios de la carne de res que pagan los consumidores y que se está convirtiendo en un dolor de cabeza para los hogares.

De acuerdo con la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), entre enero y la primera semana de agosto el precio del kilo del novillo gordo en pie cayó 12,5 %, mientras que el valor de la carne de res se incrementó 3,9 % durante este mismo periodo.

Para el sector ganadero es de suma trascendencia que las autoridades le dediquen sus esfuerzos a evaluar la cadena de valor de la carne de res y determinar en qué momento o concretamente, quién la distorsiona”, subrayó Daniel Salamanca, director ejecutivo del Comité de Ganaderos de Yopal (Casanare).

Los ganaderos consideran que ellos solos no deben cargar el peso de la reducción de precios del ganado, porque mientras se disminuye su poder adquisitivo, su ingreso y su utilidad, el precio de la carne de res continúa en una tendencia al alza.

Además, manifiestan que este factor debe regirse en las leyes de la economía de la libre oferta y la demanda y que las variaciones no se transmiten como es debido a través de toda la cadena, por lo que esta situación ha generado un alto grado de incertidumbre en el gremio.

Ganado vacuno
Entre enero y la primera semana de agosto el precio del kilo del novillo gordo en pie cayó 12,5 %. - Foto: Fedegan

Para Óscar Daza, líder gremial y frecuente interlocutor en la zona del Cesar, el aumento del precio de la carne al consumidor final no está respondiendo a la oferta y la demanda del mercado. También considera importante tener presente que la inflación y los altos precios de los insumos están afectando ostensiblemente la producción ganadera bovina del país.

Al productor se le bajó el precio del ganado en 18 % aproximadamente y esa reducción no se refleja en el precio final. “El diferencial se lo están ganando indebidamente algunos actores de la cadena cárnica que no responden a la baja del precio al ganadero”, aseguró.

El valor de la carne de res se incrementó 3,9 % entre enero y la primera semana de agosto.
El valor de la carne de res se incrementó 3,9 % entre enero y la primera semana de agosto. - Foto:

Por su parte, Hernán Araújo Castro, gerente del Fondo Ganadero del Cesar aseguró que “es necesario hacerle una exigencia a la Superintendencia de Industria y Comercio, en el sentido que debe intervenir y realizar un estudio pormenorizado sobre esta situación, de tal manera, que se generen sanciones, si es el caso, y promueva los correctivos necesarios para vincular el precio de compra al productor con el precio de venta al consumidor”.

A su vez Filippo Rapaioli, director ejecutivo de Asosimmental (Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Simmental - Simbrah y sus cruces), sostiene que en todas las subastas del país se observa una disminución de los precios del ganado, tanto del gordo como del flaco, debido a que en estos momentos se registra una oferta superior a la normal.

Otro punto importante que menciona es que los precios en el segundo semestre suelen ser inferiores a los del primer semestre. Por tal razón, los productores empiezan a descargar sus fincas cuando comienzan a ver la llegada del verano, que normalmente en la Costa norte se manifiesta a partir del mes de diciembre.

Pablo Londoño, presidente del Comité de Ganaderos de La Dorada (Caldas), también manifestó que al precio actual que les están pagando, el precio de la carne de res debería haber bajado para los consumidores, estimulando su consumo interno. “Si el precio al productor de ganado bovino baja, esa disminución debe trasladarse al consumidor final y, con mayor razón, cuando la carne es un producto básico e indispensable de la canasta familiar”, agregó.