inflación

Inflación en Estados Unidos: ¿subirán las tasas de interés por cuarta vez consecutiva?

El aumento de precios en este país es el más alto de los últimos 40 años.


El comité monetario de la Reserva Federal estadounidense (Fed, banco central), inició este martes su reunión periódica de política monetaria, de la que se espera la cuarta alza consecutiva de tasas de interés ante una inflación que no cede.

La reunión del comité de política monetaria (FOMC) comenzó pasado el mediodía, tal y como estaba previsto”, dijo a la AFP un portavoz del organismo, como es habitual cada vez que comienza uno de estos encuentros de dos días.

El miércoles la reunión terminará con un comunicado al final de la tarde y luego una conferencia de prensa del presidente del organismo, Jerome Powell, minutos más tarde.

Se espera que la Fed proceda a un nuevo incremento de tasas, con la mira puesta en enfriar la economía para contener la inflación y al mismo tiempo intentar evitar una recesión, un ejercicio de equilibrio delicado.

Actualmente, los tipos de interés se mantienen entre 1,50 y 1,75 % luego de dos años de tasas prácticamente en cero. El banco central debe tratar de que una desaceleración voluntaria de la actividad económica no sea demasiado fuerte, para no golpear al mercado laboral, actualmente muy sólido.

La hipótesis de un alza de tres cuartos de puntos porcentuales es la preferida por los mercados. En junio, un incremento de esta magnitud fue el más alto hasta ese momento desde 1994.

Pero uno de los gobernadores de la Fed, Christopher Waller, recientemente abrió la puerta a un alza de un punto porcentual. El mercado inmobiliario registró una fuerte merma de operaciones a causa de los precios exorbitantes de las viviendas y de las tasas de interés que suben.

Por el contrario, miles de ofertas de trabajo no encuentran candidatos, y el consumo se mantiene a pesar de precios inflados.

El crecimiento del PIB de Estados Unidos en el segundo trimestre se conocerá el jueves y se espera una ligera alza, luego de un primer trimestre negativo (-1,6% en proyección anual, la medición preferida en el país, que proyecta el crecimiento a 12 meses en las condiciones al momento de la medición). Si se produjera una contracción, Estados Unidos estaría técnicamente en una recesión, al registrar dos trimestres negativos.

La inflación volvió a marcar niveles históricos en junio, de 9,1 % a 12 meses, según el índice CPI de precios al consumo. Un alza de tasas encarece el crédito y actúa, por lo tanto, sobre el consumo de los particulares y sobre la inversión de las empresas, y libera presión sobre los precios.

No hay buenos augurios

La subida de la inflación en el mundo y la desaceleración en Estados Unidos y China llevaron al FMI este martes a rebajar sus perspectivas de crecimiento para la economía global este año y el que viene, y a advertir que la situación podría empeorar mucho.

“Las perspectivas se han oscurecido considerablemente desde abril”, dijo el economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas. “El mundo puede pronto tambalearse al borde de una recesión global, solo dos años después de la última”, añadió.

“Las tres economías más grandes del mundo, Estados Unidos, China y la zona euro, se están estancando con consecuencias importantes para el panorama global”, estimó.

A la “recuperación tentativa” del año pasado tras la recesión de la pandemia, le ha seguido una evolución “cada vez más sombría en 2022, a medida que los riesgos comenzaron a materializarse”, afirma el Fondo Monetario Internacional, que considera cada vez más probable que se entre en recesión.

El informe WEO recortó la estimación de crecimiento del PIB mundial para 2022 a 3,2%, 0,4 puntos porcentuales menos que el pronóstico de abril.

Los confinamientos por covid-19 y el empeoramiento de la crisis inmobiliaria han obstaculizado la actividad económica en China, mientras que las agresivas subidas de tipos de interés de la Reserva Federal están ralentizando el crecimiento de Estados Unidos.

Con información de AFP.