precios

Precios mundiales de los alimentos bajaron en abril tras alcanzar nivel récord

¿Qué generó esta variación pese al incremento inminente por la invasión de Rusia a Ucrania? SEMANA lo analizó.


Los precios mundiales de los alimentos bajaron ligeramente en abril, tras haber alcanzado un nivel récord en marzo. Sin embargo, pese a que la cifra se redujo, siguen siendo niveles altos debido a la invasión de Rusia a Ucrania, anunció la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Un “modesto descenso de los precios del aceite vegetal y los cereales” hizo que el índice de precios de los alimentos de la FAO, que sigue la variación mensual en el mercado internacional, cayera un 0,8 % respecto a marzo. Sin embargo, los precios se mantienen en un nivel históricamente alto debido a la “incertidumbre sobre los suministros exportables” de aceite de palma de Indonesia, el mayor exportador del mundo.

Desde que el Gobierno (de Indonesia) anunció un embargo hace diez días, el precio del aceite más consumido del mundo subió casi un 14 %. Por su parte, el índice de cereales de la FAO bajó ligeramente un 0,7 % en abril, gracias a una caída del 3 % en los precios mundiales del maíz.

Entre tanto, el valor del trigo sigue sufriendo el cierre de los puertos ucranianos y las incertidumbres meteorológicas para la cosecha estadounidense, por lo que subieron un 0,2 %.

“Este ligero descenso en el índice es un alivio bienvenido, especialmente para los países de bajos ingresos, pero los precios de los alimentos permanecen cerca de los niveles máximos”, dijo Máximo Torero Cullen, economista de la FAO.

La Red Mundial contra las crisis alimentarias, de la que forma parte la FAO junto a la Unión Europea y el Programa Mundial de Alimentos, dijo el miércoles pasado que casi 200 millones de personas sufrían inseguridad alimentaria aguda antes del inicio de la guerra en Ucrania.

Foto de referencia sobre dietas y carbohidratos
El índice de cereales bajó ligeramente un 0,7 % en abril, gracias a una caída del 3 % en los precios mundiales del maíz. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La inflación anual de Colombia en abril es la más alta en 21 años

A los colombianos les está costando más el corrientazo, los arriendos, la electricidad, entre otros. La inflación en el país, en los últimos 12 meses, hasta abril, tuvo un incremento de 9,23 %, la más alta en los últimos 21 años (no se tenía en esos niveles desde julio de 2020, cuando fue de 9,29 %), según el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo.

El dato anualizado de abril equivale a 7,28 puntos porcentuales por encima de lo que reportaba el Dane en el mismo periodo del año anterior, cuando la inflación fue de 1,95 %.

Países como Colombia, Perú y México, entre otros, reportan algunos de los niveles más altos de inflación de las últimas dos décadas.
La inflación en los últimos 12 meses, hasta abril, tuvo un incremento de 9,23 %, la más alta en los últimos 21 años. - Foto: Getty Images

Individualmente, en abril, el IPC se ubicó en 1,25 %. En ese mes el arroz, la leche y la carne fueron los productos que más subieron de precio, mientras que la papa ya salió del listado de lo más caro y solo registró una variación mensual de 0,27 %.

Como los alimentos están más costosos, el reflejo de ello se siente en la comida en los restaurantes a los que ya volvió toda la fuerza laboral en medio de la reactivación de la economía. Pero el incremento en los precios al consumidor de abril se explica también por el costo del alojamiento y los servicios públicos como el agua, la electricidad, el gas y otros combustibles.

Durante abril, las mayores variaciones se presentaron en las divisiones de prendas de vestir y calzado, que se impulsaron en 2,99 %, y en alimentos y bebidas no alcohólicas, que registraron una variación ―de un mes a otro― de 2,75 %. El panorama de las prendas de vestir muestra una gran diferencia frente a marzo, porque en ese mes se realizó el Día Sin IVA, que incluye a esa categoría dentro de las que están exentas del impuesto.

Al ser los alimentos el segmento que más aumenta, el mayor efecto lo están sintiendo los hogares pobres y vulnerables, que son los que gastan la mayor parte de su ingreso en productos de la canasta básica. Según las estadísticas del Dane, en el nivel socioeconómico de los pobres, la inflación de 12 meses a abril fue de 11,26 %, es decir, más de 2 % por encima de la del promedio nacional.

Para los vulnerables, los precios variaron en 11,07 %; mientras que para la clase media, el indicador se ubicó en 9,43 % y para la clase alta en 7,46 %.

*Con información de la Agencia AFP.