educación

La salud mental: El reto de los educadores, según expertos

Ansiedad y depresión representan casi el 40 % de los trastornos de la salud mental diagnosticados en niños y jóvenes, según la Unicef.


Los seres humanos nacen con la necesidad de aprender y la capacidad de enseñar, desde niños las personas explican a sus pares sobre un juego o un tema determinado, como adultos o padres, se habla sobre la vida y los valores personales y sociales, mientras que los maestros dan lecciones de alguna asignatura puntual como matemáticas, ciencias o química.

Sin embargo, pocos son los que entienden y educan acerca de las emociones, la ansiedad, el estrés o la depresión. A medida que pasa el tiempo, estos temas cada vez ganan más relevancia, teniendo en cuenta que, de acuerdo con Unicef, la ansiedad y la depresión representan casi el 40 % de los trastornos de la salud mental diagnosticados en niños y jóvenes de todo el mundo.

Mientras que un estudio reciente que realizó la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN), descubrió que en Colombia al menos el 55 % de los estudiantes universitarios presentaron mayor irritabilidad durante la pandemia, 48 % se sentían más solos, 38 % no le hallaba sentido a la vida y el 34 % tuvo una baja de autoestima.

Recientemente, Henry May, educador, en una charla TedX habló sobre los mayores retos de la educación en LATAM y desatacó las tres dimensiones de un educador transformador: “aprender de sí mismo, a cómo trabajar con los demás y, a vivir en armonía con el mundo”.

Las cifras y la falta de una verdadera educación socioemocional en Latinoamérica, llevaron a May, en cabeza de Coschool, a desarrollar una plataforma educativa -edumocion.co- que mejora los índices de salud mental como gestión del tiempo, desarrollo socioemocional, productividad, entre otros.

Creativo
Socializar es importante para el desarrollo de la vida. - Foto: Getty Images

Debido a la importancia de establecer relaciones positivas con niños o jóvenes, para que aprendan a conectarse con su alrededor, esto ayudará a tener un crecimiento en su inteligencia emocional, algo, que no solo es significativo en el ámbito académico, sino que agrega valor también en el laboral.

La base de la educación socioemocional, es un proceso en el que los menores construyen su identidad, su autoestima, la confianza en sí mismos y en el mundo que les rodea, pero también es un proceso que requiere de adultos que adquieran y apliquen efectivamente los conocimientos, actitudes y habilidades necesarias para: entender y manejar las emociones, establecer y lograr objetivos positivos, sentir y mostrar empatía y tomar decisiones responsables, entre otros factores que son claves para tener una buena convivencia en el ámbito social.

Asimismo, la educación socioemocional es una necesidad en la realidad actual que enfrentan los países de Latinoamérica y es la única salida para evitar una pandemia de salud mental. Y agrega May, que están terminando un estudio en el cual se logró identificar que 67 % de los maestros y tutores (objeto de estudio), aseguran que sus mayores retos en estos momentos es trabajar temas sobre salud mental y bienestar.

Lo cierto, frente a este panorama es que tanto para gobiernos, centros educativos, como diferentes organizaciones, la educación socioemocional debe ser una prioridad para aportar mayor valor a la sociedad y superar retos tan diversos en el sector como lo son, la integración, la deserción y el bienestar.