Axity abrió 200 vacantes de empleo para el sector tecnológico
A 2026, los colombianos no deberán trabajar más de 42 horas a la semana. - Foto: Gabriela Alvarado

jornada laboral

Así funcionará la reducción de la semana laboral en Colombia: todo lo que se debe saber

El Gobierno busca que a 2026 los colombianos trabajen máximo 46 horas.

A partir del próximo año, los colombianos trabajarán menos sin que esto afecte su salario, según está contemplado en la Ley 2101 del 15 de julio de 2021, la cual busca reducir la jornada laboral en el país, de manera gradual, con el fin de que los empleados tengan más tiempo para sus actividades familiares, mejorando de esta forma su calidad de vida.

Cabe resaltar que este cambio en la jornada laboral no afectará el salario mínimo ni los derechos que miles de trabajadores en el país han adquirido con el paso de los años; así mismo, se hará de manera gradual para no afectar la productividad de las empresas, que poco a poco deberán ir ajustando sus nóminas para respetar este beneficio que se estipuló por ley desde el Congreso de la República.

¿Cómo se aplicará la reducción?

Lo primero que hay que tener presente es que, de acuerdo con esta norma, para finales de 2026 el requisito mínimo de horas que una persona debe cumplir deberá quedar en 42 horas, lo cual se traduce en una reducción de seis, respecto a las 48 que rigen actualmente y estas podrán “ser distribuidas, de común acuerdo, entre empleador y trabajador, en cinco o seis días a la semana, garantizando siempre el día de descanso, salvo algunas excepciones”.

“Transcurridos dos (2) años a partir de la entrada en vigencia de la ley, se reducirá una (1) hora de la jornada laboral semanal, quedando en 47 horas semanales. Pasados tres (3) años de la entrada en vigencia de la ley, se reducirá otra hora de la jornada laboral semanal, quedando en 46 horas semanales. A partir del cuarto año de la entrada en vigencia de la ley, se reducirán dos (2) horas cada año hasta llegar a las cuarenta y dos (42) horas semanales, conforme a lo establecido en el Artículo 2 de la presente ley”, establece la Ley.

No obstante, en la ley se establecen algunas excepciones que aplicarán previo acuerdo entre empleador y trabajador. Entre estas se destaca que, frente a la organización de turnos de trabajo sucesivos, de temporal o indefinidamente, y “que permitan operar a la empresa o secciones de la misma sin solución de continuidad durante todos los días de la semana, siempre y cuando el respectivo turno no exceda de seis (6) horas al día y treinta y seis (36) a la semana”.

“En este caso no habrá lugar a recargo nocturno ni al previsto para el trabajo dominical o festivo, pero el trabajador devengará el salario correspondiente a la jornada ordinaria de trabajo, respetando siempre el mínimo legal o convencional y tendrá derecho a un día de descanso remunerado”, aclara la Ley.

Otra excepción es que cuando la jornada semanal de 42 horas se realice mediante jornadas diarias flexibles de trabajo, distribuidas en máximo seis días a la semana, el trabajador deberá contar “con un día de descanso obligatorio, que podrá coincidir con el día domingo”.

Todavía queda mucho por hacer

Pese a esta reducción en la jornada laboral, incluso en 2026, Colombia seguiría siendo una de las naciones que más trabaja dentro de la región y también en la Ocde quedando al nivel de países como Israel. No obstante, no hay que pasar por alto que el actual Gobierno piensa presentar en 2023 una reforma laboral y desde ya no se descarta un ajuste para que baje aún más el tiempo que las personas deben trabajar.

Con esta nueva jornada laboral que tendrá el país sigue quedando lejos de la jornada de trabajo semanal en países de la región como Brasil, Ecuador y Uruguay (40 horas), incluso de Argentina (35 horas) y Chile (30).

Sin embargo, la medida adoptada en el país busca impactar en la calidad de vida y el bienestar de los trabajadores colombianos, al permitir que con menos horas de trabajo, estos puedan disfrutar y dedicar mayor tiempo al cuidado de la familia y del hogar.