estados unidos

Anne Heche: así fue la trágica vida de la actriz que murió a los 53 años

La actriz y productora sufrió abusos por parte de su padre y múltiples pérdidas familiares.


El pasado viernes 5 de agosto la actriz Anne Heche sufrió el aparatoso accidente de tránsito en Los Ángeles, California, que la dejó por ocho días debatiéndose entre la vida y la muerte. Y tras las acciones de los médicos durante estos días, se le declaró una anoxia severa en el cerebro, lo que le causó la muerte este 12 de agosto.

Heche fue reconocida por sus múltiples interpretaciones como actriz en producciones como Chicago P.D. y Men in Trees. Además de sus polémicas que involucraron el uso de sustancias ilícitas, así como haber sido una de las parejas de la presentadora estadounidense Ellen DeGeneres.

Sin embargo, la vida de esta mujer habría tenido grandes dificultades desde su niñez. Incluso, en múltiples entrevistas, mientras estuvo con vida, la actriz y productora reveló que en alguna ocasión su padre, quien era un ministro religioso, había abusado de ella y de esa situación había adquirido herpes.

Sobre su padre continuó contando que este tenía una “doble vida”, ya que durante el día al parecer el hombre profesaba su religión, pero por las noches “recorría bares”, lo que hizo que este se contagiara de Sida, enfermedad por la que murió a los 45 años de edad.

“Me violó ... me acarició, me puso en cuatro patas y abusó de mí”, escribió la actriz en su libro Call Me Crazy, haciendo referencia a los abusos a los que la habría sometido su padre y, de los que estaba segura de que su madre sabía, pero no habría hecho nada al respecto.

Y en medio de una entrevista con Larry King, Heche afirmó que: “Creo que mi padre era un adicto al sexo. Creo que veía a todo el mundo como un ser sexual. Pero creo que en ese momento estaba viviendo un estilo de vida muy extravagante”, continuando sus revelaciones sobre lo que había sufrido en su infancia.

Ante esta situación, años más tarde, en 2004, la actriz reveló en otra entrevista que pensaba que su mamá no la quería, ya que sospechaba que su progenitora sabía sobre los abusos a los que era sometida y no actuaba. “Siempre me pregunté si mi madre estaba consciente, si puedes tratar a los niños de esa manera y aún amarlos”, afirmó para Los Ángeles Times.

Además de esto, Heche también sufrió la muerte de varios miembros de su familia con poco tiempo de diferencia, por lo que llegó a afirmar que para ella no era necesario el estudiar tanto sobre el duelo y las pérdidas, ya que tenía la experiencia desde su propia casa.

Lo que pasa con el duelo y la pérdida es que no tienes que investigar mucho si lo has experimentado en diferentes niveles. Este personaje, que pierde a su hijo, requería una inmersión profunda en el dolor por el que he pasado en mi vida. Desafortunadamente, ha habido múltiples muertes en mi familia”, dijo Heche en medio de una entrevista.

Heche comenzó su carrera en la interpretación, a los doce años, en un café teatro para contribuir a la subsistencia familiar. A los 17 años se mudó a Nueva York y participó en la serie Another World, un papel con el que logró un Daytime Emmy Award en 1991.

Luego de su debut en la pantalla chica, probó suerte en el cine, siendo su trabajo más destacado el que protagonizó con la comedia romántica Seis días y siete noches (1998) junto al actor Harrison Ford.

Entre sus trabajos profesionales también se encuentran John Q. (2004), Donnie Brasco (1997), Volcano (1997), junto a Tommy Lee Jones, y La cortina de humo (1997), con Robert De Niro y Dustin Hoffman. Un año después participó en Psycho (1998), el remake de Psicosis, la clásica película de Alfred Hitchcock.