Home

Gente

Artículo

La influencer Natalia Segura contó el calvario que viene sufriendo desde hace varios meses por su salud
La influencer Natalia Segura contó el calvario que viene sufriendo desde hace varios meses por su salud - Foto: Tomado de Instagram @lasegura

farándula

“Es un dolor aterrador”: La Segura rompió en llanto y habló sobre su problema con los biopolímeros

La influencer relató los dramáticos momentos que ha vivido en los últimos meses debido a su condición de salud y dio una mala noticia a sus seguidores.

La influencer radicada en Medellín Natalia Segura, más conocida en redes sociales como La Segura, se sinceró con sus seguidores y contó el drama que ha vivido en los últimos meses con respecto a su enfermedad.

En un video, que dura cerca de 20 minutos, la influencer reveló cómo ha sido el proceso por el que pasa hace un poco más de tres meses y les dio las gracias a sus seguidores por los mensajes de apoyo que le han enviado en este tiempo.

Inicialmente, aseguró que pensó que iba a ser un proceso corto, algo pasajero, pero en vista de que no lo fue, decidió contar qué es lo que pasa y por qué no ha podido curarse.

Según la influencer, en un principio pensó que los dolores podrían estar relacionados con un trauma raqueomedular que padece luego de haber recibido dos impactos de bala en su espalda; sin embargo, visitó a varios especialistas, quienes le aseguraron que su dolor podría no venir de allí.

“A nivel médico, todas las personas que me han visto me han ayudado mucho a aliviar el dolor, a no tenerlo todo el día, pero en mi corazón, desde el primer día, supe que eran los biopolímeros.

Contó que muchos de los médicos que la han visto le han dicho que es muy pronto para hacer un diagnóstico de biopolímeros y por eso han optado por descartar otras enfermedades con varios exámenes médicos.

“Desde el primer día, en mi corazón pensé que eran los biopolímeros y en las resonancias que me hicieron hablan de al menos 30 % del glúteo comprometido y en la columna se encontró una sustancia extraña, eso me hace pensar que se trata de los biopolímeros”, reveló.

Además, aseguró que se trata de un dolor “desgarrador. Como tengo una lesión en la columna, los siento más intensos y busco algún cirujano plástico o especialista que me diga que me quieren operar de los biopolímeros, que me alivie el dolor y poder descartar que sea eso”, afirmó.

Según La Segura, los médicos le han dicho que podría ser algo muscular o una inflamación de la médula, pero su objetivo es buscar arrancar el problema de raíz y no solo recurrir a pañitos de agua tibia porque siente que no puede estar mucho tiempo sentada o de pie, y sus piernas le duelen mucho, y, según dice, las siente “raras”.

La influencer aseguró que con mucha tristeza decidió regresar a su casa en Medellín y dejar a sus familiares en Cali porque siente que no puede tolerar el sufrimiento que su condición le genera.

“Me vine para Medellín, estar en mi casa y mi espacio no ver el sufrimiento en la cara de mis familiares, tomar esta decisión que es lo más sano para mi”, afirmó.

Además, les dijo a sus seguidores que si bien desde que empezó a sufrir de los dolores quiso intentar trabajar, grabar videos y hacer “lo que ama”, afirmó que no le ha sido posible porque siente mucho dolor. “Por eso decidí hacer una pausa, no quiero dejar esto por lo que he trabajado por seis años y que es mi pasión, pero necesito hacer una pausa”, aseguró.

“Me he peleado con Dios, le he preguntado por qué me has abandonado, muy chocante no poder aparecer, pero como todo ser humano normal estoy devastada, uno en una red social no solo muestra lo bonito, sino esto también, estar mal está bien y caernos para volvernos a levantar esta bien”, confesó.

Afirmó que espera que pronto algún médico la apoye con su condición y se decida a operarle los biopolímeros. “Busco un médico que no tenga temor a operarme, yo soy consciente de los diagnósticos se hacen por descarte, pero no quiero perder más el tiempo y busco un médico que pueda aliviarme el dolor”, afirmó.

Finalmente, aseguró que quiere convertirse en una voz para aconsejar a las personas que no recurran a este tipo de intervenciones quirúrgicas. “Yo me los puse hace 14 años y no pensé en lo que traería a mi vida, pero de verdad no se las pongan, no se imaginan los dolores tan intensos que se pueden sentir, las sudoraciones por las noches, las piernas dormidas y el cosquilleo”, confesó.

Dios no me ha abandonado, soy el vivo ejemplo de eso por la historia que conocen de mí; sus tiempos son perfectos, no me estoy despidiendo del todo pero sí necesito esta pausa y espero estén aquí hasta que yo vuelva para seguirla rompiendo”, concluyó.