Home

Gente

Artículo

 Lady Di se refería a ella como “Rottweiler” y como la otra mujer en su relación con Carlos. Harry y William aprendieron a quererla.
Lady Di se casó con Carlos y dio a luz a Harry y William. - Foto: getty images

gente

Esto contestó Lady Di cuando le preguntaron si creía que algún día iba a ser reina

La entrevista realizada a la princesa de Gales en 1995 ocasionó grandes incomodidades, que se prestaron para propiciar el divorcio tiempo después.

Luego del histórico fallecimiento de la reina Isabel II en Escocia, Reino Unido, el pasado jueves 8 de septiembre del 2022, son muchos detalles los que han salido a la luz y han sido recordados; entre ellos, se habla también de Diana Frances Spencer, mejor conocida como Lady Di, la primera esposa del ahora rey Carlos III.

Así las cosas, miles de cibernautas de todo el mundo han compartido decenas de imágenes y videos en los que se recuerdan cientos de momentos de la vida de la reina que marcaron la historia, como reuniones con presidentes, primeros ministros, cantantes, deportistas, entre otros.

Asimismo, se ha recordado que si el entonces príncipe Carlos hubiera seguido con Lady Di (es decir, no se hubiesen divorciado y ella siguiese con vida), sería ella la legítima reina, pero debido a las circunstancias en las que se desarrollaron los hechos, lamentablemente no fue así y, en su lugar, quien ocupa el cargo ahora es el eterno amor de Carlos, Camila Parker.

Entre tanto, en Twitter, empezó a circular un video en el que se recuerda una entrevista realizada en noviembre de 1995 por el entonces periodista de la cadena BBC de Londres Martin Bashir, en el que él le pregunta si cree que algún día será reina, Diana baja su mirada y mientras pensaba su respuesta, sonrió.

 Lady Di, en su célebre entrevista al programa Panorama, en 1995. Los Windsor han desgastado su imagen con la propensión a ventilar sus asuntos privados en la prensa.
Lady Di, en su célebre entrevista al programa Panorama, en 1995. Los Windsor han desgastado su imagen con la propensión a ventilar sus asuntos privados en la prensa. Foto: Getty - Foto: getty images

Luego de ello, contestó: “No lo creo, no. Me gustaría ser reina en el corazón de las personas. Pero no me veo siendo reina de este país. No creo que mucha gente quiera que sea reina. Cuando digo mucha gente, me refiero a la institución en la que estoy casada, porque han decidido (dijo con un dejo de tristeza en su rostro) que soy una principiante”.

Y agregó: “Porque hago las cosas diferente; porque no sigo un libro de reglas; porque dirijo con el corazón, no con la cabeza, y eso me ha traído problemas en mi trabajo. Entiendo eso, pero, alguien tiene que salir y amar a la gente y mostrarles [amor].

Además, Diana continuó diciendo que en el reino la veían “como una amenaza de algún tipo y estoy aquí para hacer el bien, no soy una persona destructiva. Pienso que todas las mujeres fuertes de la historia han tenido que caminar por un camino similar, y que es la fuerza la que causa la confusión y el miedo. ¿Por qué es fuerte? ¿De dónde lo saca? ¿A dónde la lleva? ¿Dónde va a usar esa fuerza? ¿Por qué la gente todavía la apoya?”.

Acto seguido, el entrevistador le preguntó a la princesa de Gales: “¿Cree que el príncipe de Gales será rey algún día?”. Ante lo que ella contestó: No creo que ninguno de nosotros sepa la respuesta a eso. Y claramente es una pregunta que está en la cabeza de todos. Pero quién sabe lo que el destino producirá, quién sabe qué circunstancias provocará”. Una pregunta que resulta, en este punto de la historia, bastante irónica, pues casi 27 años después, esto se hizo realidad.

De otro lado, el principio de la relación entre Carlos y Diana no tuvo mayores contradicciones por parte de la reina Isabel, incluso, a pesar de no haber expresado audiblemente su opinión sobre la entrada en la familia real de Diana Spencer, dejó claro que la aprobaba.

Sin embargo, la relación entre estas dos mujeres comenzó a dificultarse a medida que el matrimonio entre Diana y Carlos entraba en crisis, así como la personalidad de la princesa de Gales comenzaba a brillar y marcar las diferencias entre su vitalidad y los estrictos protocolos definidos para la realeza británica.

Al comenzar los rumores sobre las aventuras del príncipe Carlos y los problemas de bulimia de Diana, el matrimonio de estos dos fue empeorando cada vez más. Y según explican los registros del biógrafo Andrew Morton, Lady Di comenzó a buscar refugio en la reina madre, sin embargo, esta situación no tuvo mayor éxito a largo plazo.