gente

Exesposo de Britney Spears, Kevin Federline, reaccionó al nuevo embarazo de la artista

La artista espera su tercer hijo, el primero con Sam Asghari, su actual pareja.


Tras el anuncio de la princesa del pop Britney Spears de su tercer embarazo, la reacción de la expareja de la cantante no se hizo esperar. A través de su abogado, Kevin Federline, quien es padre de los dos hijos de la artista, la felicitó por su nuevo bebé.

“Kevin, como el resto de nosotros, se enteró por su publicación en Instagram y le desea un embarazo feliz y saludable... La felicita a ella y a Sam Asghari por la emoción de planificar la paternidad juntos”, afirmó Mark Kaplan, quien es el abogado de Federline, haciendo referencia a que la expareja de Spears había recibido la noticia por el mismo medio que el resto de la opinión pública.

Sin embargo, el comentario no llegó más allá de estas declaraciones, que tampoco fueron dadas directamente por Federline, sino a través de su representante legal. Es de recodar que Spears y Federline se casaron en 2004, pero luego de tener sus dos hijos, Sean Preston, de 16 años, y Jayden, de 15, la cantante pidió el divorcio después de los dos años de matrimonio, es decir, en 2006.

Fue justamente este 11 de abril que la cantante informó a través de las redes sociales sobre su estado. “Hice una prueba de embarazo... y, bueno... tendré un bebé”, indicó en Instagram la mujer de 40 años, anunciando al mundo la llegada de su tercer hijo.

Asimismo, la princesa del pop dijo que en esta oportunidad será más prudente y evitará salir mucho en este estado y que esto la deprime. “Obviamente, no saldré tanto debido a que los paparazi me fotografían para obtener su dinero como lamentablemente ya lo han hecho. Es difícil porque cuando estaba embarazada tuve depresión perinatal. Tengo que decir que es absolutamente horrible, las mujeres no hablaban de eso en ese entonces, pero ahora las mujeres hablan de eso todos los días. Gracias a Dios que no tenemos que mantener ese dolor en un secreto reservado”, agregó.

“Pensé, vaya... ¿Qué le pasó a mi estómago?”, escribió Spears, diciendo que su pareja de 28 años, Sam Asghari, a quien se refiere como su “esposo”, especuló que podía estar “embarazada de comida”; sin embargo, luego de que se hiciera la prueba, el embarazo habría quedado comprobado.

Por su parte, Spears espera que su embarazo transcurra en total normalidad y manifestó que desea que el contexto por el que pasa actualmente se acabe pronto. Su acusación sobre que la tutela le impidió remover su DIU, pese a su voluntad de embarazarse, desató la indignación de sus seguidores y grupos en favor de los derechos reproductivos.

“Tengo un DIU en mi cuerpo en este momento que no me deja tener un bebé y no me dejan ir al médico para sacarlo (...) Todo lo que quiero es ser dueña de mi dinero y que esto termine y que mi novio pueda llevarme en su maldito auto”, aseguró la princesa del pop.

Anteriormente, en las audiencias en frente de la corte en la que pedía liberarse de la tutela que le tenía impuesta su padre, esta mujer había afirmado sus intenciones de tener un nuevo bebé, casarse y conformar una familia, empero, la esperanza de que la artista retome las riendas de su vida, tal como lo comentó en las audiencias, estaría llegando con su nuevo hijo.