Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 1/6/2019 12:10:00 AM

Kevin Spacey, en picada

El reconocido actor de ‘House of Cards’ enfrentará el 7 de enerosu primera audiencia por abuso sexual. Pero además le esperan otras investigaciones por el mismo delito.

Kevin Spacey de House of Cards en picada tras denuncias de abuso sexual Si declaran culpable a Spacey por este caso, tendría que pagar una pena de al menos cinco años de cárcel. William Little, el joven que lo denunció, asegura tener un video que prueba sus acusaciones. Foto: GETTY IMAGES

Los abogados del reconocido actor Kevin Spacey trataron de evitar que tuviera que comparecer ante el tribunal de la isla de Nantucket, donde le imputarán, entre otros cargos, el de abuso sexual. Argumentaban que su presencia “amplificaría la publicidad negativa ya generada en relación con el caso”, lo cual podría contaminar al jurado. Pero tras los intentos fallidos, la estrella de Hollywood tendrá que estar personalmente. Según ha manifestado su defensa, el actor se va a declarar inocente.

Esta postura era un poco predecible. Spacey desapareció casi por un año, pero en vísperas de la Nochebuena publicó “Let me be Frank”. Se trata de un video en YouTube con un juego de palabras  entre “déjame ser franco” y “déjame ser Frank”, en referencia al aclamado personaje Frank Underwoood, presidente de Estados Unidos en su exitosa serie House of Cards. Netflix decidió cancelarle el contrato a Spacey por los señalamientos de los que ha sido blanco en los últimos meses. Y la última temporada, sin su personaje central, no tuvo el éxito esperado.

Le recomendamos: Presunta víctima de abuso de Kevin Spacey filmó un video de la agresión

En el video, Spacey aparece mirando a la cámara, al mejor estilo de Underwoood, con un delantal con estampados de papá Noel. Está en la cocina tomando lo que parece ser un té y dice “Si no he pagado por las cosas que ambos sabemos que he hecho, ciertamente no voy a pagar por las que no he hecho”. Era la combinación de las acusaciones a su personaje ficticio y las que tendría que afrontar como Kevin Spacey. El video dura cerca de tres minutos y en él el actor también aprovecha para lanzar una indirecta sobra las reacciones del público con respecto a la última temporada de la serie: “Sé lo que quieren. Sé que me quieren de regreso”. El video no le cayó bien a todo el mundo. Varios lo tildaron de “cínico” y aseguraron que “quería desviar la conversación”.

El hecho por el que acusan a Spacey habría tenido lugar en 2016 en Nantucket, Massachusetts. William Little, el joven que lo denunció, asegura tener una grabación en video en la que Spacey le toca los genitales cuando él trabajaba en un bar y tenía solo 18 años. Según declaró Little, estaba tan emocionado de ver a Spacey que esperó a que el bar cerrara y se acercó a la mesa del actor para tomarse una foto con él. Empezaron a conversar y Little le dijo a Spacey que tenía 23 años, pues solo los mayores de edad podían beber alcohol. El actor lo invitó a su casa, se tomaron unos tragos y se habría propasado con el muchacho. La Fiscalía indagó con uno de sus compañeros de trabajo, pero este aseguró que no había visto nada inapropiado.

Spacey no solo enfrenta esta acusación. La de Antony Rapp le costó su carrera. El actor de Start Trek, de 46 años, lo denunció en una entrevista con BuzzFeed. Se animó a contar lo ocurrido inspirado en la ola de acusaciones contra Harvey Weinstein. Recordó que a sus 14 años se hizo muy amigo de Kevin Spacey, quien en ese entonces tenía 26, porque compartían escenario en Brodway. Para celebrar el éxito, el adolescente asistió a una fiesta de Spacey en su apartamento. Entonces ocurrió algo que lo marcó para siempre.

Como Rapp era el más joven de la fiesta, decidió ir al cuarto de Spacey para ver televisión porque estaba aburrido. Al final de la noche se dio cuenta de que era el único invitado que quedaba y pensó que lo mejor era irse a casa. En ese momento Spacey entró en el cuarto y se le acercó para seducirlo. Rapp intentó salir de la habitación, pero el actor se puso en la puerta y le mostró que quería tener relaciones con él. Luego lo abrazó y se dejó caer con él en la cama. El adolescente permaneció inmóvil por unos segundos, pero finalmente logró escaparse.

Le puede interesar:  Kevin Spacey reapareció como Frank Underwood para defenderse de denuncias de abuso sexual

Tras esa acusación, Spacey tampoco acertó a la hora de responder. Publicó en su cuenta de Twitter un comunicado en el que afirmaba no recordar los hechos que relata Rapp y aprovechó para confesar su condición de gay.

Más tarde siguieron apareciendo más denuncias. Como un “tóxico depredador” lo describieron ocho personas que lo denunciaron en forma anónima ante la cadena CNN. A pesar del anonimato, los detalles no faltaron. Un ayudante de producción relató que Spacey lo manoseaba constantemente. “Tenía mucho miedo de hablar pues era alguien muy poderoso y yo era el último en la cadena”, dijo. Varios también aseguraron que todos conocían el comportamiento de Spacey, pero luego nadie decía nada.

Puede ver:  El video que muestra qué pasó con Frank Underwood en ‘House of Cards‘

Después de todos estos escándalos se derrumbó la gloria de Spacey. Había ganado dos óscares por The Usual Suspects (1995) y American Beauty (1999), un premio Tony de teatro y un Globo de Oro. Considerado uno de los mejores intérpretes de su generación, ese palmarés no lo salvó de la caída: era apenas lógico que acusaciones de semejante dimensión lo dejaran por fuera de las luces y las cámaras. Si lo declaran culpable, tendría que ir a la cárcel por al menos cinco años y pagar una suma multimillonaria. Una historia de éxito con un mal final. 

Los sospechosos de siempre

El juicio de Kevin Spacey llega en un momento en que la voz de las víctimas importa cada vez más.

Harvey Weinstein: El mes pasado el magnate de Hollywood acudió a un juzgado de Nueva York, donde pretendía que le levantaran los cargos por los que lo procesan. Tiene denuncias por haber violado a una mujer y por haber obligado a otra a practicarle sexo oral. Para su sorpresa, le ratificaron los cargos y tendrá que comparecer el 7 de marzo a una audiencia previa a su juicio.

Louis CK: Cinco mujeres acusaron al reconocido comediante de abuso sexual en 2017. Las víctimas coinciden en que el humorista se masturbaba delante de ellas. Hace unos días regresó con una rutina privada en la que se burla de la comunidad LGBTI y de los sobrevivientes de un tiroteo. También aprovecha para decir que nunca hizo nada sin el consentimiento de las mujeres a quienes les ha mostrado sus genitales.

Juan Darthés: En América Latina también hay una ola de denuncias. La actriz argentina Thelma Fardín relató hace poco en un video cómo el actor la violó cuando ella tenía 16 años mientras estaban en una gira. En 2017 lo acusó la actriz Calu Rivero, compañera de Darthés en la telenovela Dulce amor (2012). Natalia Juncos y Anita Coacci también lo denunciaron.

EDICIÓN 1954

PORTADA

Recta final apretada por la Alcaldía de Bogotá

En la lucha por las alcaldías se cierra la pelea en Bogotá y Cali. En Medellín el puntero toma ventaja. En Barranquilla hay un virtual ganador y en Bucaramanga cualquier cosa puede pasar.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1954

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.