Home

Gente

Artículo

Meghan Markle, duquesa de Sussex
Meghan Markle, duquesa de Sussex - Foto: (Photo by Max Mumby/Indigo/Getty Images)

gente

“Le avisé al príncipe Harry que ella arruinará su vida”: hermano de Meghan Markle

Aunque quieran estar fuera de la vida pública, los duques siguen estando salpicados por opiniones polémicas de sus allegados.

Los continuos escándalos de Harry y Meghan, duques de Sussex, los han puesto en el ojo de los medios y aunque intenten alejarse un poco de la opinión pública, cada vez salen nuevas declaraciones que los vuelve a poner en el foco.

Esta vez, Thomas Markle Jr., hermanastro de la duquesa de Sussex, fue el encargado de ponerla en los titulares durante su participación en el programa Gran Hermano VIP de Australia. En los adelantos de lo que será la participación del hombre de 55 años y su opinión sobre la otrora pareja real dejó sorprendidos a muchos.

El domingo 8 de agosto terminó de confirmarse el nombre de quienes van a participar en el show y allí Thomas, no escatimó en comentarios.

“Hola, Australia. Estuve muy ocupado. Anduve buscando en este país y en todo el mundo a las estrellas más fascinantes. Y las encontré”, dice la voz en off que da el preámbulo a lo que será el programa.

“Soy el hermano de Meghan Markle. Soy el hermano mayor”, inicia diciendo Thomas, quien jugó con su parentesco y con el nombre del programa (biggest brother). Él es hijo del primer matrimonio entre Thomas Markle Sr., un extécnico de TV estadounidense quien contrajo nupcias con Roslyn Loveless y que luego de separarse lo hizo por segunda vez con Doria Ragland, con quien tuvo a Meghan.

Después se escucha decir a Thomas que en una supuesta conversación con el príncipe Harry le hizo una advertencia sobre su hermana: “Le advertí al príncipe Harry que ella arruinará su vida. Ella es muy frívola”, quien prometió confesiones y declaraciones subidas de tono dentro de la casa.

Cabe señalar que esta no es la primera vez que el hombre hace declaraciones soeces acerca de su hermana, pues fue antes de la boda cuando en una carta pública calificó a Megan como “una actriz promedio de Hollywood que está por debajo de la clase C”.

Y también llegó a sembrar sospechas sobre la autenticidad de la protagonista de Suits asegurando que ella estaba “haciendo el papel de su vida”. Y hasta le mandó un fuerte mensaje a Harry: “Estás a tiempo de cancelar la boda antes que sea el peor error en la historia de las bodas reales”.

Sin embargo, días después de sus desagradables opiniones el medio hermano de Meghan pareció olvidarlas y dijo: “Quizás Harry ve mucho de su madre en ‘Meg’, lo amorosa que es con la gente, con el ‘hombre común’”, un elogio que llegó horas antes de la boda.

No obstante, dicha opinión no duró mucho, pues cuatro meses después la tildó de egoísta: “Es egoísta, hasta cruel. Mi padre le dio todo y ahora ella no hace más que lastimarlo”.

Harry y su esposo el príncipe Harry. - Foto: GETTY IMAGES

Hasta el momento, no se conoce una respuesta de Megan sobre las palabras de su hermano y lo que supuestamente podría revelar en el show que ya promete varios titulares.

¿Lista para ser candidata a la Presidencia?

Hace poco, cuando se anunció que, al igual que Harry, ella escribirá sus memorias, la conclusión fue que el verdadero fin de estas será ambientar la candidatura presidencial en Estados Unidos. La propia entrevista con Oprah Winfrey fue vista como su lanzamiento masivo, de cara al futuro, en Estados Unidos, donde era conocida en el ámbito cosmopolita, pero no tanto en el de la nación profunda que tendría que conquistar en las urnas.

Un gesto que nutrió la versión de sus supuestas aspiraciones fue el mensaje que los Sussex lanzaron en lo fino de las pasadas elecciones, con el cual pedían votar contra el odio, en clara alusión a Donald Trump, quien detesta a Meghan Markle. Por lo demás, no ocultaron su afinidad con su oponente y triunfador en los comicios, Joe Biden.

También es muy diciente que, dada su obsesión por controlar la narrativa sobre ellos, sus portavoces nunca han desmentido estos rumores. Y el hecho de que ella no renunciara a su nacionalidad estadounidense cuando se casó con el hijo de Diana de Gales implica, para algunos, que fue deliberado en aras de su sueño.

Desde antes de conocer al príncipe, Meghan era activista en causas como el feminismo y el antirracismo, y en su cuenta de Instagram recomendaba lecturas como Who Rules the World? (¿Quién domina el mundo?), de Noam Chomsky. Para muchos, esto indica que desde temprano la actriz se trazó un lugar en la vida pública.

Varios amigos le han confirmado a la prensa que quiere lanzarse, entre ellos Omid Scobie, uno de los autores de Finding Freedom, biografía autorizada de la pareja, y quien funge como su vocero no oficial, o sea que tiene su confianza y no la arriesgaría difundiendo tonterías.

Meghan cree que cada cumpleaños es un nuevo comienzo, y, ahora que llega a los 40, la recomendación de los expertos, si quiere alcanzar la Casa Blanca, es estrenar una era de más sustancia y menos apariencia, quejas y chismorreo.