Home

Gente

Artículo

Luisito comunica es discriminado en Corea del sur
Luisito Comunica contó lo que le pasó con las boletas del concierto - Foto: Instagram @luisitocomunica - Foto: Instagram @luisitocomunica

gente

Luisito Comunica fue estafado con boletas para concierto de Daddy Yankee; esto fue lo que pagó

El creador de contenido pagó un precio muy alto por las supuestas entradas.

Los conciertos durante este 2022 se tomaron gran parte del mundo y fueron muchos los asistentes a estos shows que seguro no se olvidarán en mucho tiempo. Algunas celebridades e influencers no podían quedarse atrás para presenciar a sus ídolos de la música, entre esos, Luisito Comunica.

El creador de contenido Luis Arturo Villar Sudek, quien es reconocido como Luisito Comunica en su canal de YouTube, es uno de los creadores de contenido más populares de México y el mundo; se dedica a compartir la experiencia de sus viajes a los millones de seguidores que acumula en las redes sociales.

Pero no solo tiene tiempo para viajar, también para distraerse y disfrutar de los artistas que le gustan, como lo hizo en el concierto de Daddy Yankee, quien se presentó el domingo 4 de diciembre en Ciudad de México con su tour La última vuelta.

Aunque el influencer compartió algunos momentos que vivió en el show, también contó que fue estafado junto a su novia, Ary Tenorio, cuando les vendieron unas boletas falsas para el concierto. “Vaya situación desafortunada, compramos boletos fraudulentos. Nos superestafaron”, dijo en sus historias de Instagram.

Luego sostuvo que él y su pareja pagaron un costo bastante alto por las supuestas entradas: “Nos vendieron bien caros. En $500 cada uno”.

Al final el mexicano logró conseguir las boletas originales y disfrutar el espectáculo del Big Boss. “Anoche en el concierto de Daddy Yankee 🥵🔥🐐🐐🐐”, escribió junto a varias fotografías que puso en su perfil.

Revela la pobreza de Qatar; hay gente que vive entre ratas

La exuberancia y riqueza de Qatar contrasta con algunos lugares donde hay quienes viven en condiciones precarias. Luisito Comunica, quien viajó al Mundial, aprovechó el tiempo para mostrar esa otra cara que no muestran en medios de comunicación.

Con cámara en mano, mostró cómo trabajadores migrantes que llegaron al país deben vivir hacinados en habitaciones pequeñas, donde incluso se hospedan entre 8 y 10 personas.

Según el influenciador, estos lugares a donde fue son denominados labor camps y allí llegan trabajadores de todo el mundo que son contratados por empresas quienes supuestamente les pagan su vivienda. Sin embargo, el hogar no es lo que normalmente se espera y todo, en palabras de Luisito, podría ser para que las compañías ahorren dinero.

A pesar de lo ostentoso y de lo que se muestra en las imágenes de los canales que transmiten el Mundial de Fútbol, donde solo se ve majestuosidad, calles limpias y nada de indigencia, hay lugares donde la realidad es totalmente distinta, tanto, que hasta deben vivir en medio de ratas muertas y basura, como se ve en el video de 15 minutos del influenciador mexicano.

Luisito Comunica también publicó un video días atrás en donde puso a prueba algunas de las leyes ‘extremistas’ que hay en Qatar. De hecho, antes de que iniciara el Mundial, ya se venía informando sobre las reglas que debían cumplir los turistas para no incumplir la ley local.

Según comentó el creador de contenido, en redes sociales vio publicaciones en las que decían que, en Qatar no estaba permitido ingresar a mezquitas, tomar fotos en sitios públicos, fumar en la calle o hablar con mujeres locales, entre otras.

Muchas cosas se han dicho sobre Qatar; algunas de las cuales desde un principio me parecieron muy exageradas. En este video pongo a prueba y desmiento algunos de estos mitos”, anticipó el mexicano en la descripción del video.

El primer mito o ‘ley extremista’ que puso a prueba Luisito Comunica fue no fumar en la calle. “Esto me parece un poco absurdo. El fumar es una parte superimportante en la cultura árabe en general (...)”, comentó.

La siguiente norma que el creador de contenido puso a prueba fue no tomar fotos ni grabar en lugares públicos: “Esto, en papel, según la ley, sí es cierto, pero no significa que siempre se va a ejecutar. Ahora pueden ver que hay un policía detrás de mí. No obstante, sí hay escenarios en los que llegan a pedirte que borres (...) Nos pasó hace tantico”.

La tercera norma puesta a prueba por Luisito fue no hablar con mujeres locales. No obstante, sobre este punto hizo una precisión y comentó que depende del contexto. Por ejemplo, si se les pregunta por una dirección en la calle, su respuesta será bastante amigable y así lo probó en su video.