gente

Mario Vargas Llosa confiesa que se encuentra bien tras contagiarse de covid-19

El escritor fue hospitalizado el pasado 22 de abril.


Después de muchos días de preocupación por el estado de salud de Mario Vargas Llosa, el nobel está de vuelta en casa tras unos días de ingreso hospitalario en la capital madrileña debido a la covid-19.

El escritor peruano se encontraba ingresado en una clínica de Madrid a causa de “algunas complicaciones relacionadas” con la enfermedad, según informaron el pasado viernes sus hijos Álvaro, Gonzalo y Morgana a través de las redes sociales.

Con el cariño y el apoyo de sus familiares y amigos más cercanos que han estado muy pendientes de él en todo momento, Mario Vargas Llosa salía del hospital aclarando a Europa Press que está “bien, bien”, aunque era su hija la que pedía respeto para su padre alegando que “está cansado” después de estos días tan complicados.

El nobel seguirá recuperándose en su domicilio donde contará con las atenciones y cuidados de sus familiares.

El escritor fue dado de alta

Vargas Llosa “venció la covid. Ahora, a casa a seguir con la recuperación”, escribieron en sus cuentas de Twitter Álvaro y Morgana Vargas Llosa, junto a una foto en la que salen abrazados con su padre de 86 años, sonriente, y su otro hermano, Gonzalo.

Gracias a la ciencia que salva vidas y el personal médico por su dedicación. Les estaremos siempre muy reconocidos. Llevan años luchando contra esta pandemia. Toda nuestra admiración para ustedes”, agregaron los hijos de Vargas Llosa en el mensaje en la red social.

Los hijos del último representante vivo de la generación dorada de la literatura latinoamericana anunciaron el viernes pasado que su padre estaba ingresado en una clínica de Madrid por complicaciones relacionadas con el coronavirus.

Él y su familia agradecemos las muestras de cariño que estamos recibiendo”, decía en ese momento el mensaje firmado por Álvaro, Gonzalo y Morgana, los tres hijos que tuvo con su exesposa Patricia Llosa.

El autor de La ciudad y los perros, Conversación en la catedral y La fiesta del chivo tuvo que cancelar su agenda de esta semana, en la que tenía previsto participar en la presentación en Madrid de una biografía de Cervantes de Santiago Muñoz Machado.

Antes de caer enfermo, Vargas Llosa presentó a principios de abril en la capital española, donde reside, su libro más reciente: La mirada quieta (de Pérez Galdós)’, un ensayo sobre el autor español Benito Pérez Galdós.

El escritor tiene previsto llevar esta obra a la Feria del Libro de Buenos Aires (28 de abril-16 de mayo).

El último del ‘boom’

Vargas Llosa es el último representante de la generación dorada de la literatura latinoamericana.

Escritor universal a partir de la compleja realidad peruana, Vargas Llosa formó parte del llamado boom latinoamericano junto con otros grandes como el colombiano Gabriel García Márquez, el argentino Julio Cortázar o los mexicanos Carlos Fuentes y Juan Rulfo.

Nacido en la sureña ciudad peruana de Arequipa el 28 de marzo de 1936 en una familia de clase media, fue educado por su madre y sus abuelos maternos en Cochabamba (Bolivia) y luego en Perú.

Tras sus estudios en la Academia Militar de Lima obtuvo una licenciatura en Letras y dio muy joven sus primeros pasos en el periodismo.

Se instaló en 1959 en París, donde se casó con su tía política Julia Urquidi, diez años mayor (que inspiraría más tarde La tía Julia y el escribidor) y ejerció varias profesiones: traductor, profesor de español y periodista de la Agencia France-Presse.

Años después, rompió con Urquidi y se casó con su prima hermana y sobrina de su exmujer, Patricia Llosa, con quien tuvo tres hijos y cincuenta años de relación hasta 2015, cuando se divorció de ella y se unió a Isabel Preysler, exmujer del cantante Julio Iglesias.

Entre 1970 y 1974 vivió en Barcelona, donde coincidió y fue gran amigo de García Márquez, hasta que se distanciaron por un asunto personal sobre el que existen muchas versiones.

*Con información de la AFP y Europa Press.