gente

Revelan imágenes inéditas del set de ‘Rust’ tras el disparo de Alec Baldwin

La jefe de utilería, Sarah Zachry, contó a un miembro del equipo que el actor prefería siempre usar armas reales porque no le gustaban las “pistolas falsas ni cuchillos de goma”.


El incidente con el arma en el set de grabación de la película Rust, que le causó la muerte a la directora de fotografía Halyna Hutchins, y que trastocó la carrera profesional del reconocido actor de Hollywood Alec Baldwin a finales del año pasado, vuelve a ser noticia.

Esta vez, la oficina del sheriff de Santa Fe (Nuevo México, Estados Unidos) publicó el lunes unas imágenes inéditas sin sonido durante el rodaje de la cinta y en las que se ve al actor, de 64 años, ensayar previamente con el revólver del que salió la bala que acabó con la vida de Hutchins.

Según reseñó el diario El País, de España, en la grabación se observa a Baldwin caracterizando al personaje que interpreta, sentado en el banco de una iglesia el día del rodaje en que falleció la directora de fotografía. En ese ensayo, Baldwin saca dos veces de un bolsillo interior de su chaqueta la pistola y apunta en un plano contrapicado.

También productor del filme, Baldwin siempre ha mantenido que nunca apretó el gatillo hasta el momento de grabar la secuencia en la que sucedió el accidente. El material gráfico que ha difundido la oficina del sheriff incluye declaraciones de Baldwin y otros testigos a los investigadores, ensayos en el lugar de grabación y mensajes de texto.

Donde actor Alec Baldwin disparó una pistola de utilería, matando a una directora de fotografía
Esta foto aérea muestra el Rancho Bonanza Creek en Santa Fe, Nuevo México, el sábado 23 de octubre de 2021. El actor Alec Baldwin disparó una pistola de utilería en el set de un western que se estaba filmando en el rancho el jueves 21 de octubre, matando al director de fotografía. , dijeron los funcionarios. Foto AP / Jae C. Hong - Foto: AP

De acuerdo con el reporte de la Policía de Nuevo México, entre las declaraciones reveladas destacan las del director del western, Joel Souza, que resultó herido en el hombro después de que el proyectil atravesase el torso de Hutchins. Lo más resaltante es que Souza le dijo a un investigador que el arma estaba descargada.

En cuanto a los mensajes de texto resalta el de la jefa de utilería, Sarah Zachry, quien cuenta a un miembro del equipo que Baldwin prefería siempre usar armas reales porque no le gustaban las “pistolas falsas ni cuchillos de goma”.

Mientras, la investigación de la Oficina del Fiscal del Primer Distrito Judicial de Santa Fe continúa a la espera de tomar nuevas decisiones, luego de que el pasado 20 de abril la Administración de Seguridad y Salud de Nuevo México multara a la productora de Rust con más de 135.000 dólares por incumplimiento de las medidas de seguridad durante el rodaje.

Consternado por lo sucedido, a principios de año el reconocido actor Alec Baldwin publicó un reflexivo video en su cuenta Instagram en el que resaltó que no permitirá que la negatividad lo destruya en 2022. Con esta frase se refirió al doloroso episodio que vivió el 21 de octubre del año pasado, durante un ensayo en el set del western en Nuevo México, cuando disparó accidentalmente un arma de utilería que no había sido descargada correctamente.

Con una actitud de seriedad frente a la cámara, el actor expresó que ha habido más personas amables, reflexivas y de espíritu generoso que malignas por la muerte de Halyna. Confía en que todo se aclare, porque según reiteró, él no tuvo la culpa de que el arma tuviera un proyectil verdadero.

Hace apenas unos días, un revelador informe mostró la dura responsabilidad que tendría la gerencia de la película sobre la muerte de la directora, ya que según cuentan, la empresa sabía que en la filmación no se respetaban los protocolos de seguridad de uso de armas de fuego.

La regulación de seguridad laboral de Nuevo México apuntó a la responsabilidad que tenía la gerencia sobre el peligro que generaban las armas que no estaban siendo utilizadas de manera óptima y además, que no eran revisadas antes de ser usadas ante las cámaras.

Según cita el informe, la gerencia del filme se “demostró una clara indiferencia por la seguridad de los empleados al no revisar las prácticas laborales y tomar medidas correctivas”, achacando que la muerte de la directora fue totalmente evitable.