gente

Video | Afirman que Shakira pasó desapercibida en cena de despedida de Messi en Barcelona

El jugador argentino tuvo un encuentro con algunos de sus compañeros el pasado sábado.


Este martes, el astro argentino Lionel Messi arribó a París como nuevo jugador del PSG, tras su sorpresiva salida del FC Barcelona, equipo en el que estuvo durante más de dos décadas.

En medio de las lágrimas, el domingo pasado el delantero dio una rueda de prensa en la que habló sobre el fin de vínculo con el conjunto catalán en la que estuvieron presentes sus compañeros. Un día antes, el sábado, el argentino y varios de sus colegas participaron de una cena de despedida en la que participó la cantante colombiana Shakira, pareja del defensor Gerard Piqué.

En videos compartidos en las redes sociales quedaron captados algunos de los asistentes al encuentro. En una de las imágenes se observó que en unos vehículos que arribó a la cena se encontraba Sergio Agüero, gran amigo de Messi y quien llegó a reforzar al Barcelona en esta temporada. Junto a él se encontraban Ibai Llanos y Coscu, dos reconocidos ‘streamers’.

En otro automóvil arribaron Shakira y Piqué, pero, según medios españoles, la pareja pasó desapercibida para las personas que se encontraban en las afueras del lugar, situación que les permitió entrar con mayor facilidad.

El lateral Jordi Alba también estuvo entre los invitados a la reunión, que se extendió durante varias horas.

Messi, en París

El astro firmó con su nuevo club hasta 2023, con un año más opcional. El anuncio oficial de su llegada, ya con la noche sobre la capital francesa, fue el epílogo a un día histórico para el club galo. A su llegada al aeropuerto de Le Bourget, el jugador, vestido con una camiseta con el lema ‘Ici, c’est Paris’ (Aquí, esto es París), saludó desde la ventana a los aficionados que lo aclamaban.

En ese momento, el PSG publicó en sus redes sociales un corto video de 13 segundos pleno de referencias a la carrera del delantero, como sus seis Balones de Oro y la bandera de Argentina, situada entre las camisetas de Neymar y Kylian Mbappé. Ese detalle no es anodino, ya que el francés se halla en negociaciones para prolongar su contrato.

Messi pasó el reconocimiento médico en el Hospital Americano de Neuilly, donde acudió por la tarde.

Será presentado ante la prensa el miércoles a las 11:00 a. m. (hora local) en el Parque de los Príncipes, un escenario que pocos podían imaginar unas semanas atrás.

El PSG avanzó a última hora del día que su nueva incorporación lucirá el dorsal 30, el de sus inicios como profesional en el Barça, entre 2004 y 2006.

“Será difícil verlo con otra camiseta que no sea la del Barça, pero a veces se dan estas circunstancias”, admitió en una entrevista a la AFP su antiguo compañero Andrés Iniesta.

“Ha sido todo. Es un jugador que trasciende. No he visto un jugador cómo él. No lo he visto y no creo que lo llegue a ver. Hacer lo que hace y durante tanto tiempo...”, añadió su excompañero.

Cuando el clan del argentino se disponía a despegar en Barcelona, el retrato gigante de ‘la Pulga’ era descolgado de la fachada del Camp Nou, el estadio en que Messi forjó su leyenda.

Mientras, en el Parque de los Príncipes varios operarios limpiaban y colocaban una alfombra roja en la entrada VIP del estadio.

“Esto solo pasa una vez en la vida. Es uno de los mayores fichajes de la historia”, cuenta Johlan Slama, un estudiante llegado junto a un amigo al estadio del PSG.

La ‘messimania’ se desató en París cuando el domingo reconoció que su firma por el PSG era una “posibilidad”.

La prensa francesa habla de un acuerdo entre ambas partes en torno a un contrato de al menos dos años, con un salario anual neto de unos 40 millones de euros (47 millones de dólares).

“De nuevo juntos”, escribió en Instagram Neymar, quien coincidió con Messi en el Barça entre 2013 y 2017.

Entre 2013 y 2017, los dos jugadores formaron junto al uruguayo Luis Suárez, una de las mejores delanteras de la historia del fútbol. Esta temporada estarán asociados en un tridente también temible... si el francés Kylian Mbappé, otra estrella planetaria, sigue en el PSG.

El domingo prefirió dedicar al Barça el que podría ser su último fin de semana como jugador sin contrato.

En las entrañas del Camp Nou donde forjó su leyenda, Messi, entre lágrimas, clamó su amor por el club al que llegó con 13 años.

“Nunca imaginé mi despedida porque la verdad es que no lo pensaba”, confesó, revelando que estaba dispuesto a bajarse el sueldo a la mitad para poder quedarse.

Pero el Barça renunció a prolongar su oneroso contrato, que expiró en junio, esgrimiendo el elevado riesgo que supondría para sus depauperadas arcas.

El PSG no podía dejar escapar la oportunidad, ante la búsqueda perpetua de superestrellas en la que están inmersos sus ricos propietarios (QSI) .

El músculo financiero de QSI y el relajamiento de las normas de fair play financiero de la UEFA hicieron posible una operación que pocos concebían apenas dos meses atrás.

En París se encontrará, además de Neymar, con Ángel Di María, con el que acaba de conquistar la Copa América.

Y su principal reto será conquistar la Liga de Campeones, el objetivo supremo de los propietarios del PSG.

Con información de la AFP.