Tendencias
Comprensión sobre su desempeño en la adopción de prácticas sostenibles, un plan de trabajo con las oportunidades de mejora, acceso a soporte personalizado y material de capacitación hecho a la medida, las ventajas de la plataforma Farming Solution.
Comprensión sobre su desempeño en la adopción de prácticas sostenibles, un plan de trabajo con las oportunidades de mejora, acceso a soporte personalizado y material de capacitación hecho a la medida, las ventajas de la plataforma Farming Solution. - Foto: Henkel

El sector de la belleza se suma a los productores de materia prima para apostarle a la sostenibilidad

A través de las marcas Schwarzkopf, Konzil, Balance, entre otros negocios de tecnologías adhesivas, la multinacional alemana Henkel es líder en la implementación de prácticas sostenibles a lo largo de su cadena de valor.

En 2010 Henkel definió una estrategia de sostenibilidad a largo plazo la cual establece su visión de ser positivos para el clima en el 2040, junto con un plan claro de metas trazables que le permiten hacer seguimiento de su progreso. Dentro de los objetivos establecidos, a 2025 la compañía incluyó su compromiso con la trazabilidad del ciento por ciento de la materia prima, el ciento por ciento de la cadena de suministro externa asegurada y el mejoramiento en la calidad de vida de los agricultores. Tal es el caso del aceite de palma, el cual es comprado en Colombia y utilizado como materia prima en productos de varias de sus marcas de belleza.

Para el 2023, el sector colombiano de aceite de palma se fijó la meta de tener el 75 por ciento de toda la producción certificada como sostenible. Sin embargo, solo el 27 por ciento de la producción está certificada o verificada bajo Estándares Voluntarios de Sostenibilidad, como la Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible (RSPO), ISCC, Rainforest Alliance u Orgánico. En la actualidad, se estima que menos del 6 por ciento de los pequeños productores colombianos cumplen con los criterios de algún estándar de sostenibilidad.

En la actualidad, en Colombia se fabrican productos de coloración y cuidado capilar que llegan a las estanterías del mundo. El 60 por ciento de la producción de Henkel en el país es exportado a países como Alemania, Estados Unidos, Canadá, Argentina y México, entre otros.
En la actualidad, en Colombia se fabrican productos de coloración y cuidado capilar que llegan a las estanterías del mundo. El 60 por ciento de la producción de Henkel en el país es exportado a países como Alemania, Estados Unidos, Canadá, Argentina y México, entre otros. - Foto: Henkel

En este contexto, desde el 2012 Henkel inició una alianza con la ONG Solidaridad para promover prácticas responsables en la cadena de suministro de esta materia prima y lograr a 2025 la totalidad de la demanda de una fuente responsable certificada. Además, desarrollaron la aplicación móvil Farming Solution, que permite al agricultor realizar una autoevaluación, en línea o sin conexión, de acuerdo con el estándar voluntario de sostenibilidad o políticas de compra requeridos por el mercado de aceite de palma.

A través de una interfaz interactiva, esta herramienta proporciona al productor comprensión sobre su desempeño en la adopción de prácticas sostenibles, un plan de trabajo con las oportunidades de mejora, acceso a soporte personalizado y material de capacitación hecho a la medida, notificaciones de novedades de cualquier tipo de información como los precios y el clima.

Henkel y la ONG Solidaridad desarrollaron la aplicación móvil Farming Solution, que permite al agricultor realizar una autoevaluación, en línea o sin conexión, de acuerdo con el estándar voluntario de sostenibilidad o políticas de compra requeridos por el mercado de aceite de palma.
Henkel y la ONG Solidaridad desarrollaron la aplicación móvil Farming Solution, que permite al agricultor realizar una autoevaluación, en línea o sin conexión, de acuerdo con el estándar voluntario de sostenibilidad o políticas de compra requeridos por el mercado de aceite de palma. - Foto: Henkel

El resultado es el desarrollo de un modelo de servicio de extensión rural, basado en datos, que brinda apoyo y capacitación a los palmicultores, lo cual permite aumentar el cumplimiento de los estándares de calidad y sostenibilidad, y mayores ingresos al mejorar su productividad. A la fecha, 757 pequeños productores cuentan con un diagnóstico sobre su adopción de prácticas sostenibles, 148 mujeres han participado activamente en el proyecto, hay 40.088 hectáreas con mejores prácticas, y 121.465 toneladas de aceite de palma y 7.585 toneladas de aceite de palmiste producidas bajo prácticas sostenibles.

En la actualidad, en Colombia se fabrican productos de coloración y cuidado capilar que llegan a las estanterías del mundo. El 60 por ciento de la producción de Henkel en el país es exportado a países como Alemania, Estados Unidos, Canadá, Argentina y México, entre otros.

“La sostenibilidad está en nuestro ADN desde hace 145 años, tenemos una visión clara, metas a mediano plazo e indicadores que nos permiten hacer seguimiento a nuestro desempeño. Así monitoreamos nuestras acciones a lo largo de la cadena de valor con el fin de sumar esfuerzos y empoderar a todos nuestros grupos de interés. Desde el negocio de belleza en Henkel ofrecemos soluciones y productos sostenibles a nuestros clientes, educamos a nuestros consumidores y acompañamos a nuestros proveedores”, afirma Mauricio Betancur, gerente de excelencia del negocio de belleza de Henkel.