vivienda

Ahora se puede adquirir vivienda propia con el leasing habitacional del FNA. Esto es lo que debe saber

A través del ‘leasing habitacional’ el pago del arriendo se convierte en cuotas para lograr tener una casa propia o para crear un patrimonio.


Tener vivienda propia es el principal sueño de los colombianos, y ante el déficit habitacional existente hoy -según el DANE- de 5 millones de hogares, ofrecer alternativas que permitan superar esa problemática es decisivo para mejorar la calidad de vida de las familias.

Justamente, el Fondo Nacional del Ahorro (FNA) lanzó la campaña ‘Estamos Leasing’, una propuesta con la que se busca financiar de forma fácil la compra de vivienda nueva o usada a través del leasing habitacional.

Para María Cristina Londoño, presidenta de la entidad, con el leasing habitacional “el usuario tiene la oportunidad de escoger la vivienda y el FNA es el propietario del inmueble escogido durante la vigencia del contrato, por medio del cual, se pagan unos cánones de arrendamiento que se asimilan a la cuota de un crédito. Al finalizar el plazo hay una opción de compra que es la que da la titularidad del inmueble”, informa.

Con este producto, los usuarios de la entidad pueden financiar hasta el 85 por ciento del valor total de la vivienda bajo la modalidad en pesos, con plazos que oscilan entre los 5 y los 20 años, lo que se convierte en una buena alternativa de inversión para quienes desean crear un patrimonio o vivir en familia.

Los beneficios del leasing habitacional

Este producto suele tener tasas más bajas que un crédito hipotecario, lo que permite contar con un canon inferior. Según Londoño, como el inmueble está a nombre del FNA, el adquirente solo paga los gastos de escrituración y registro y se ahorra los gastos de hipoteca.

Otro de los beneficios de este programa es que está orientado a adquirir vivienda NO VIS, lo que permite para el caso de vivienda nueva, acceder al beneficio del Gobierno Nacional que cubre mensualmente hasta $500.000 del pago de intereses, durante los primeros siete (7) años de vigencia del leasing habitacional.

Por otra parte, se puede disfrutar de la propiedad con el grupo familiar (Leasing Familiar,) o incrementar el patrimonio y subarrendarlo (Leasing No Familiar). Este producto del FNA permite financiar viviendas nuevas y usadas en Bogotá con un valor a partir de 250 salarios mínimos vigentes en Bogotá; y en el resto del país desde 180 salarios mínimos vigentes. En el caso de ser un inmueble usado, la antigüedad válida es de hasta 40 años sin remodelación y hasta 50 años con remodelación, aclarando que en el FNA no se le cobra al afiliado por el avalúo ni por el estudio de títulos para el proceso de legalización del desembolso.

Lo que necesita para acceder al leasing del FNA

  1. Los interesados en este producto deben estar afiliadas al FNA por cesantías o tener un ahorro voluntario y cumplir con el puntaje requerido para solicitar financiación.
  2. El FNA recomienda que quienes deseen adquirir su vivienda propia mediante este producto, tengan una buena experiencia crediticia e ingresos estables.
  3. La entidad cuenta con un seguro de desempleo si se está afiliado por cesantías, con el cual se pueden obtener coberturas de hasta 12 cuotas en caso de pérdida de empleo.
  4. Entre la edad del usuario y el tiempo del contrato no se pueden superar los 80 años.
  5. Debido a las disposiciones legales, el canon mensual durante el tiempo que el contrato esté vigente en ningún caso debe superar el 30 por ciento de los ingresos familiares de quienes acceden al producto. También, es necesario ser mayor de edad.

Con esta campaña buscamos relanzar el leasing habitacional en el país. Es parte de nuestro valor agregado para acompañar la propuesta del Gobierno de convertir a Colombia en un país de propietarios”, finaliza la presidente del Fondo Nacional del Ahorro.

En caso de no pertenecer al Fondo, puede afiliarse ingresando aquí.

*Contenido elaborado con apoyo del Fondo Nacional del Ahorro

Lea también: Ahora podrá consultar en línea el estado de las solicitudes de crédito con el Fondo Nacional del Ahorro