Tendencias
José Ricardo Orozco Valero, gobernador del Tolima en el hospital Federico Lleras Acosta.
José Ricardo Orozco Valero, gobernador del Tolima, en el hospital Federico Lleras Acosta. - Foto: Gobernación del Tolima

salud

El hospital Federico Lleras Acosta del Tolima salió de cuidados intensivos

El gobierno departamental realizó inversiones cercanas a los 60 mil millones de pesos que le cambiaron la cara a este centro asistencial. En medio de la pandemia pasó de 43 a 139 camas modernas para las unidades de cuidados intensivos y amplió significativamente su oferta de servicios especializados.

Marta Liliana Martínez, ama de casa en Gaitania, un corregimiento de Planadas, al sur del Tolima, fue remitida de urgencia el 13 de febrero al Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué a donde llegó con la presión arterial alta, inflamación en las piernas, fuertes dolores de cabeza y 37 semanas de un embarazo de alto riesgo debido a que fue diagnosticada con una de las enfermedades que mayor tasa de morbimortalidad genera a nivel nacional: preeclampsia severa.

“Mi condición de salud era crítica, me sentía muy mal”, afirmó Marta Liliana de 37 años, quien aseguró que vivió “días muy difíciles y complicados”.

Para salvar su vida y la del bebé, al llegar al Federico Lleras Acosta debió ser trasladada a la Unidad de Cuidado Intensivo Obstétrico, donde se le realizaron exámenes, ecografías de alta complejidad, y requirió una cesárea de urgencia.

Esta unidad cuenta con una amplia gama de especialistas como anestesiólogos, ginecólogos, médicos intensivistas, perinatólogos y equipos de última tecnología para el diagnóstico y tratamiento de pacientes que como Martha Liliana tienen un alto riesgo obstétrico. Allí se vigila el estado de salud materno y fetal, y se promueve el alojamiento conjunto para fortalecer el vínculo y la lactancia materna.

Una de las dificultades por las cuales tuvo que atravesar Martha Liliana fue la escasa producción de leche materna, pero esto no fue impedimento para alimentar a su bebé, pues el Hospital Federico Lleras Acosta cuenta con un banco de leche humana que funciona a través del programa Madre Canguro, que en 2021 atendió a cerca de 400 niños que nacieron con bajo peso o fueron prematuros.

Martha Liliana es uno de los 30.000 pacientes atendidos en los dos últimos años en el Federico Lleras, un centro asistencial con 440 camas que presta servicios a los habitantes del Tolima, Cundinamarca, Caldas, Huila, Caquetá y Putumayo.

“El Hospital salvó mi vida y la de mi hija”, expresó la mujer que pronto volverá a las labores del campo en el sur del Tolima.

José Ricardo Orozco Valero, gobernador del Tolima, visitó las instalaciones del renovado hospital Federico Lleras Acosta, en Ibagué.
José Ricardo Orozco Valero, gobernador del Tolima, visitó las instalaciones del renovado hospital Federico Lleras Acosta, en Ibagué. - Foto: Gobernación del Tolima

Unos pisos arriba se encontraba Luz Miriam Castañeda, del municipio de Líbano, acompañando a su hijo internado hace 24 meses por un diagnóstico de leucemia.

“Cumplió dos años en tratamientos con especialistas en oncología”, afirmó Luz Miriam, quien se mostró agradecida, pues su hijo ha recibido una atención oportuna y ha sido asistido con quimioterapias y estudios especializados para erradicar las células malignas de su cuerpo.

En otra habitación, un niño de 6 años era alistado por las enfermeras para cumplir una quimioterapia por otro tipo de cáncer, y su madre, Mayerli Gutiérrez, lo acompaña desde el 26 de diciembre del año pasado, cuando fue internado.

Tan solo en 2021, el Hospital Federico Lleras Acosta atendió por consulta externa oncológica a 1.135 niños. Actualmente, brinda atención a 36 niños diagnosticados con cáncer, el más frecuente es la leucemia linfoide aguda.

La recuperación de este hospital, que tiene una sede principal en el barrio La Francia y otra en El Limonar, es significativa porque en 2020 prestó servicios a 10.934 pacientes, y al año siguiente esa cifra se elevó a 17.185, lo que representa un aumento del 57,2 por ciento.

A esos buenos resultados se suma un aumento del 36 por ciento en el número de cirugías, que pasaron de 20.278 a 27.500 entre 2020 y 2021.

El buen momento del Federico Lleras Acosta se puede ver en los ingresos por ventas en servicios, que pasaron de 139.485 millones de pesos en 2020 a 202.352 millones el año siguiente, un aumento del 45 por ciento.

Atención en la pandemia

En temas de Covid-19 los resultados son también relevantes. De los 8.573 pacientes que atendió el Hospital entre el año 2020 y lo corrido del 2022, 3.478 fueron casos positivos.

José Ricardo Orozco Valero, gobernador del Tolima, afirmó que en medio de los años difíciles de la pandemia el principal centro asistencial del departamento pasó de 43 a 139 camas para atención de pacientes en Unidades de Cuidados Intensivos, convirtiéndose en el departamento del país que mejor se preparó para afrontar la emergencia.

“La salud es prioridad en mi gobierno. Se invirtieron 60.000 millones de pesos en equipos de última tecnología, infraestructura y modernización del hospital”, afirmó Orozco Valero.

Con una gran inversión por parte de la Gobernación del Tolim,a se han comprado equipos para diferentes especialidades en el hospital Federico Lleras Acosta.
Con una gran inversión por parte de la Gobernación del Tolima. se han comprado equipos para diferentes especialidades en el hospital Federico Lleras Acosta. - Foto: Gobernación del Tolima

En un pasillo del segundo piso, María Arango acompañaba a su hermana Robertina, de 59 años, intervenida quirúrgicamente debido a una espina de pescado que se le atravesó en la garganta cuando compartía un almuerzo familiar.

“Se comió una espina enorme de nicuro”, dijo María, quien reside con su hermana en el municipio de Victoria, Caldas, “donde toda la gente habla muy bien de este hospital”, aseguró.

La nueva cara del Federico Lleras Acosta salta a la vista, pues unos 10 años atrás estuvo en cuidados intensivos por una crisis económica interminable, marcada por la escasez de insumos esenciales para los pacientes y hasta de recursos para pagar los salarios a sus empleados.

“La demora en el pago era de ocho meses y a todos nos tocaba fiar el mercado en las tiendas de los barrios”, aseguró una aseadora del centro asistencial, quien también recuerda que para la limpieza de pisos, baños y habitaciones “la mayoría traíamos límpido y jabón de la casa, pues en el hospital todo era escaso. Hoy las cosas mejoraron porque el sueldo lo pagan a tiempo, como también las primas, cesantías y todas las obligaciones de ley”, afirmó un trabajador del lugar.

Sede El Limonar

Estuvo cerrada por cerca de siete años y a punto de ser vendida debido a dificultades económicas, pero gracias a las inversiones del actual gobierno departamental, la estructura fue remodelada y dotada con equipos de última tecnología, en pleno pico de la pandemia, lo que permitió la generación de 100 empleos entre auxiliares de enfermería, enfermeras, médicos generales, especialistas, psicólogos y terapeutas.

“A este hospital le alcanzaron a colocar los letreros de ‘se vende’, pero nosotros logramos recuperarlo y por su moderna infraestructura y calidad en la prestación de servicios, no tiene nada que envidiarles a las grandes clínicas del país”, señaló el gobernador.

Los habitantes del departamento también ven con buenos ojos la puesta en funcionamiento este año del servicio de Hemodinamia, con equipos de tecnología avanzada en el quinto piso de la sede El Limonar, que contó con una inversión en infraestructura y dotación que alcanza los 6.800 millones de pesos.

Para el fortalecimiento de servicios de alta complejidad también se adquirieron el equipo de terapia ECMO y el Acelerador Lineal, fundamental en tratamientos de cáncer, el cual tuvo un costo superior a los 12.000 millones, de estos el Ministerio de Salud aportó 8.765 millones y la gobernación 4.275.

José Ricardo Orozco Valero, gobernador del Tolima, visitó las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta.
José Ricardo Orozco Valero, gobernador del Tolima, visitó las instalaciones del hospital Federico Lleras Acosta. - Foto: Gobernación del Tolima

“La apuesta es grande, con inversiones sociales que desde hace 15 años no se hacían en beneficio de la salud de los tolimenses”, afirmó Jorge Bolívar Torres, secretario de Salud Departamental.

Otra de las inversiones destacadas es la Unidad Diagnóstica de la Mujer, que permite un diagnóstico oportuno a las pacientes con cáncer de cérvix y de mama.

“Además de la inversión en pro de la atención humanizada, tiene quirófano que cuenta con mesas, lámparas cialíticas de última tecnología, dotación de camas especiales para la comodidad de las mujeres en su trabajo de parto, analgesia obstétrica para el manejo del dolor, y especialistas con disponibilidad las 24 horas”, aseguró Sofía Cifuentes, coordinadora del servicio de ginecología del hospital.

Cifuentes agregó que esto fortalecerá la atención para las enfermedades de mujeres en estado de embarazo, con el fin de disminuir el porcentaje de la mortalidad en esta población.

“Los servicios de la Unidad Diagnóstica impactan a más de 600.000 mujeres en el Tolima”, señaló Luis Eduardo González, gerente del Hospital Federico Lleras Acosta.

*Contenido elaborado en colaboración con la Gobernación del Tolima