especial antioquia

Impulsar el desarrollo en las regiones: así ha contribuido Comfama a la productividad y competitividad en Antioquia

La caja de compensación le apuesta a mejorar el acceso a vivienda, educación, servicios de salud y a la creación de nuevos parques y proyectos productivos en el departamento. Su presencia en las regiones está acompañada de alianzas con los sectores público y privado.


Tener un lugar digno para vivir, donde resguardarse con su familia, era un sueño que Elvira Bello creyó sería imposible de cumplir. Sin embargo, se lo propuso como meta desde que comenzó a trabajar. Elvira nació en el municipio de San Juan de Urabá, Antioquia, tiene 32 años y lleva 12 viviendo en Apartadó. A pesar del esfuerzo y de su determinación, no lograba ahorrar lo suficiente para la cuota inicial.

Su caso es similar al de muchos hogares colombianos. De acuerdo con cifras del Dane, el año pasado solo el 15,2 por ciento de la población tenía ahorros y únicamente el 4,2 por ciento de estos fueron utilizados para adquirir algún activo. Por eso, cuando Elvira se enteró del acompañamiento que la Caja de Compensación de Antioquia, Comfama, ofrece a sus afiliados a través del programa Camino a mi casa, se dio cuenta de que ese anhelo podría finalmente hacerse realidad. Y así fue.

El domingo 18 de julio de 2021 recibió su vivienda. Comfama, a través del programa Camino a mi casa, y en alianza con la Gobernación de Antioquia, el Ministerio de Vivienda y la Empresa de Vivienda e Infraestructura de Antioquia, entregó durante 2021 unas 356 viviendas nuevas en los proyectos Jardines Comfama Curazaos 1, en Apartadó; San Marino, en Carepa, y Villas de Guatapurí, en Chigorodó. Todos estos municipios están ubicados en la región de Urabá. Los proyectos se apalancaron con recursos por más de 47.500 millones de pesos en subsidios de vivienda.

Invertir en las regiones

Comfama entendió que para impulsar el desarrollo de los municipios y sus habitantes son fundamentales las alianzas con los sectores público y privado. A esto se suma la necesidad de potenciar el crecimiento de las economías locales y permitirles a las familias soñar con un mejor futuro, acceder a educación, salud, servicios financieros, cultura, viajes y recreación. La inversión de Comfama en las regiones durante los últimos diez años ha sido de más de 200.000 millones de pesos en sedes, parques, oficinas, centros de salud y la Clínica Panamericana, en Urabá, que adquirió en su totalidad en 2021. Así mismo, ha desplegado un equipo de trabajo que supera las 1.000 personas por fuera de los Valles de Aburrá y San Nicolás.

Comfama entendió que para impulsar el desarrollo de los municipios y sus habitantes son fundamentales las alianzas con los sectores público y privado.
Comfama entendió que para impulsar el desarrollo de los municipios y sus habitantes son fundamentales las alianzas con los sectores público y privado. - Foto: Cortesía Comfama

Cerrar las brechas

Otro de los desafíos es el acceso a la educación. Según el Global Opportunity Youth Network, de los 11,5 millones de jóvenes en edad de trabajar que existen en el país, el 51 por ciento no cuenta con oportunidades de educación o empleo formal. Por fuera de los cascos urbanos la situación es más compleja. Así lo ha vivido María José Higuita (19 años), habitante de Apartadó, y Andrés Otálvaro (31 años), quien vive en La Pintada, en la región del suroeste. Ninguno de los dos había tenido una posibilidad real de formarse en sus territorios y ambos la encontraron con la llegada de la Institución de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano, Cesde, que hace parte de la plataforma de Comfama en las regiones de Urabá, suroeste y oriente.

Hoy, María José estudia para ser auxiliar de recursos humanos y riesgos laborales, mientras que Andrés se inclinó por la asesoría comercial y de servicios. La institución tiene 21 programas de formación técnica laboral: 14 en el suroeste, tres en Urabá y cuatro en oriente. Durante 2021 se registraron 31.000 matrículas.

Desarrollo sostenible

Comfama también está adecuando una serie de parques para la contemplación y el cuidado de la tierra. El Agroparque Biosuroeste es el primer modelo de Restitución Social Colectiva del país que, de la mano de Proantioquia y la Provincia de Cartama, incluye un área de 600 hectáreas distribuidas entre los municipios de Valparaíso y Támesis. Aquí se les dará vida a programas de conservación y restauración ecosistémica, proyectos ecoturísticos, actividades de investigación ambiental e iniciativas de incubación, emprendimiento y desarrollo empresarial.

En esta misma zona, específicamente en Cerro Tusa, la pirámide natural más alta del mundo (1.925 metros de altitud), y en el Parque Arqueológico y Natural, se consolida el principal santuario ancestral del departamento. Desde aquí se promoverá la regeneración ecosistémica del bosque húmedo tropical. El interés de Comfama por hacer mayor presencia en las regiones, a través de inversiones y alianzas intersectoriales, busca contribuir a generar un mayor equilibrio social. Esto también ha impactado de manera favorable las economías locales, gracias a que se les imprime un mayor dinamismo a los diferentes sectores y se estimula la productividad y competitividad.

Mayor participación

Este año Comfama amplió su presencia en el departamento. Hoy cuenta con:

  • 39 Centros integrales de salud.
  • 11 parques recreativos.
  • 46 sedes regionales.
  • 54 sedes en el Valle de Aburrá.
  • 55 proyectos de vivienda.
  • 10 colegios Cosmo Schools (el proyecto de educación de Comfama).
  • 50 centros de cuidado para el acondicionamiento y la preparación física.
  • 34 centros culturales, bibliotecas y puntos de lectura.
  • 66 centros de empleo y puntos de servicio.

*Contenido elaborado con apoyo de Comfama

Lea también: Negocios verdes: la apuesta por el desarrollo económico sostenible