regiones

La ambiciosa intervención de la infraestructura vial en varios municipios del Tolima

La Gobernación del Tolima ha invertido en total más de $200.000 millones en pavimentación de vías en varios municipios del departamento. Las obras beneficiarán a habitantes en Chaparral, Rioblanco, Planadas, Ibagué, Ataco, Murillo, San Antonio, Cunday, Carmen de Apicalá, entre otros.


Después de largos años de espera, los habitantes de Chaparral y Rioblanco, al sur del Tolima, por fin verán la carretera rehabilitada y pavimentada, con puentes, obras de arte y muros de contención. Ese sueño sólo hasta ahora se pudo hacer realidad con la inversión de 50.000 millones de pesos que adelanta el gobernador del Tolima, José Ricardo Orozco Valero.

“Ha sido toda una vida de sufrimiento para transportarnos de Chaparral a Rioblanco, pues en invierno ir de un municipio a otro demoraba hasta un día por entre huecos, zanjas y derrumbes”, afirmó Reinel Montes, cultivador de café del corregimiento El Limón, en Chaparral.

Hoy, esa región productora de café tiene una nueva cara, gracias a la pavimentación de más de ocho kilómetros de vía, situación que todos celebran, porque los desplazamientos para más de 80.000 habitantes se reducirá a una hora, lo que, a su vez, disminuirá costos y facilitará la comercialización de sus productos.

“Estamos pagando la deuda histórica que el Estado tiene con el sur del departamento”, afirmó el gobernador Orozco Valero.

Las obras en esa región hacen parte de los más de 20 ejes viales que son pavimentados por la Gobernación del Tolima, con una inversión histórica que supera en total los 200 mil millones de pesos, y que incluye importantes conexiones como Rovira - Ibagué, con cerca de 25 kilómetros; Chaparral - San Antonio; Cunday - Carmen de Apicalá; Ataco - Planadas; y Carmen de Apicalá - El Paso.

La inversión también se extiende a las vías Coyaima - Ataco, Alvarado - Piedras, Palobayo - Ambalema, Fresno - La Sierra, y Murillo - El Bosque. Esta última, fundamental para el turismo, pues conduce al nevado del Ruiz y a Manizales. Además, se pavimentarán 12 kilómetros de la vía Mariquita, norte del Tolima, hacia La Victoria, Caldas.

Vía Juntas, otras de las vías arregladas en el departamento del Tolima.
Vía Juntas, otras de las vías arregladas en el departamento del Tolima. - Foto: Gobernación del Tolima

Inversiones en Ibagué y Rovira

La ciudad de Ibagué también fue favorecida con la rehabilitación y pavimentación de cinco kilómetros que conducen a los corregimientos de Villa Restrepo y Juntas, zonas del cañón del Combeima, de un alto impacto turístico; pero las inversiones, además, incluyen la reposición de redes de alcantarillado y pavimentación de 90 calles en las comunas 4, 6, 7 y 9.

Para muchos, la recuperación de la vía al cañón del Combeima, además de generar desarrollo, se convierte en un proyecto que abre aún más las puertas al desarrollo del turismo.

Otra inversión de alto impacto es la rehabilitación y pavimentación de 25 kilómetros de carretera entre Ibagué y Rovira, donde también se construyen cuatro puentes y 15 muros de contención que mejorarán las condiciones de vida a los 25 mil habitantes de ese municipio.

Durante muchos años, el mal estado de este corredor era un verdadero martirio, pero ahora el recorrido se puede hacer en una hora o menos.

Hernán Padilla, veedor de Rovira, considera que la obra es de gran ayuda para una zona rica en ganadería y reconocida como despensa por su producción de café, plátano, maíz y frutales. “El turismo se ha disparado gracias a las buenas condiciones de la carretera”, dijo.

Calles pavimentadas en Gaitania

Las inversiones de la Gobernación llegaron, además, a zonas abandonadas por el Estado durante décadas por cuenta del conflicto armado, como el corregimiento de Gaitania, en el municipio de Planadas, donde sus habitantes destacaron la pavimentación de las calles urbanas, para lo que fue necesaria una inversión de 6.000 millones de pesos que incluyen el mejoramiento de las redes del acueducto, así como las de su obsoleto alcantarillado.

“Toda la vida hemos soñado con calles bonitas en esta tierra, que produce el mejor café del mundo”, dijo Wilmar Vargas, líder comunal de Gaitania.

La Gobernación también ha invertido $32.000 millones en un tramo de seis kilómetros de la vía Chaparral - San Antonio, cuyos trabajos tienen un avance del 85 por ciento e incluyen la construcción de siete muros de contención. Así mismo, se pavimentan ocho kilómetros en el tramo Cunday - Carmen de Apicalá, con una inversión de 22.000 millones de pesos.

Ataco - Planadas

Para esta vía, considerada estratégica en el desarrollo económico del sur del departamento, fue adjudicado un contrato por 55.000 millones de pesos que contempla la intervención de 10 kilómetros y más de 13 puntos críticos afectados por lluvias y derrumbes, mientras que en la vía Coyaima - Ataco se invertirán $25.000 millones.

Ambalema

El tramo Palobayo - Ambalema es otro de los favorecidos con el otorgamiento de 11.000 millones de pesos para mejoramiento y pavimentación de ocho kilómetros de carretera que presentan deterioro, pero atrás no se queda la vía Alvarado - Piedras, que también será rehabilitada con una inversión de $6.000 millones.

Son más de 200 mil millones de pesos que se invierten en rehabilitación y pavimentación de estos ejes viales, que son fundamentales para el desarrollo económico de los municipios”, aseguró el gobernador Orozco Valero.

Paola Muñoz Barreto, secretaria de Infraestructura y Hábitat de la Gobernación, señaló que, en medio de las dificultades ocasionadas por las lluvias, “hemos dado grandes pasos en la recuperación de ejes viales que presentaban elevado deterioro”.

Otro logro del gobierno de Orozco Valero fue la adquisición este año de un nuevo equipo de maquinaria compuesto por seis kits (24 máquinas) que se utilizan en el mantenimiento y recuperación de las carreteras en los 47 municipios del departamento.

*Contenido elaborado con el apoyo de la Gobernación del Tolima.