El Edificio Elemento, en Bogotá, es uno de los activos administrados por PEI.
El Edificio Elemento, en Bogotá, es uno de los activos administrados por PEI. - Foto: PEI

inversiones

Por menos de 50 mil pesos se pueden comprar títulos para invertir en el fondo de inversión más grande de Colombia

Desde hace más de una década Pei Asset Management inició un fondo de inversión inmobiliaria que hoy se consolida como una atractiva alternativa de inversión. Diversificar, visión de largo plazo y títulos respaldados por activos tangibles son algunas de sus ventajas.

Pei Asset Management, estructuró en Colombia hace más de 15 años, Pei, el fondo de inversión inmobiliaria más grande del país, que se ha consolidado como una alternativa de inversión atractiva basada en la solidez de activos subyacentes como centros comerciales, bodegas, y oficinas entre otros que componen el portafolio inmobiliario del fondo. El modelo inició con 24 inversionistas; hoy, cuenta con más de 5.200, entre clientes institucionales y personas naturales.

“Esto evidencia que hemos democratizado la inversión inmobiliaria en Colombia. Hoy en día un título de Pei se puede comprar por menos de 50 mil pesos. Cualquier persona lo puede hacer. Esto no ocurría años antes. El esquema permite que los inversionistas diversifiquen su portafolio. Es una gran contribución ofrecerles a los colombianos, directa o indirectamente, la posibilidad de invertir en activos tangibles generadores de renta”, explica Jairo Corrales, presidente de Pei Asset Management.

La diversificación es, precisamente, una de sus grandes promesas. Cada título representa una participación en el portafolio conformado por más de 150 activos de alta calidad en más de 30 ciudades y municipios de todo el país. Así, el inversionista gana por la valorización de las propiedades inmobiliarias en el largo plazo, puede obtener ganancias periódicas gracias a las rentas generadas por su arriendo o tener liquidez por la venta de los títulos.

“Queremos seguir gestionando el fondo con esa visión. Este fondo se creó con un horizonte de 100 años, no somos un fondo de inversión especulativo, no compramos activos para venderlos a los 3 meses, nuestra visión es de muy largo plazo”, explica Corrales.

Esa visión hizo que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) optaran por Pei como una alternativa para consolidar sus inversiones. Hoy, el 63 por ciento de los títulos en circulación de Pei son propiedad de las AFP, la mitad en pensiones obligatorias y la otra mitad en pensiones voluntarias. Esto implica que de forma indirecta más de 20 millones de colombianos están invirtiendo en Pei.

Desarrollo sostenible

De manera paralela a todos esos esfuerzos, la compañía le ha apuntado a consolidar una visión que engloba la sostenibilidad de una forma integral en toda su operación. “Hoy tenemos más de 150 activos en todo el país, que hemos procurado que cumplan con los estándares de sostenibilidad a nivel mundial. Cerca del 25 por ciento de los activos de Pei tienen certificación LEED, y desde hace dos años comenzamos un tema de ecoeficiencias, que busca que se cumplan varios estándares y gestiona los consumos de energía, agua y residuos”, agrega Corrales.

Además, desde la operación de los activos promovemos proyectos que buscan tener un impacto positivo en las comunidades aledañas a las propiedades. Ejemplo de esto ha sido la generación de empleo a personas nativas de los territorios cercanos al Hotel Calablanca en Barú. “Nuestro propósito superior es contribuir al bienestar de la sociedad con excelentes productos inmobiliarios y ofreciendo alternativas de inversión atractivas”, concluye Corrales.