especial movilidad y transporte

¿Qué hace Colombia para reducir la accidentalidad vial? Este es el plan para aumentar la seguridad

Desde el Gobierno se avanza en la adhesión de Colombia al Acuerdo de 1958 de Naciones Unidas con el que se garantiza la seguridad vial. Estos son los logros hasta el momento.


Una de las herramientas clave del Plan Nacional de Seguridad Vial 2022-2031 es la implementación del Sistema Seguro, un modelo internacional que tiene como objetivo reducir las muertes y las lesiones causadas por accidentes de tránsito. Para consolidarlo, el Ministerio de Transporte radicó un proyecto de ley que busca conseguir la adhesión de Colombia al Acuerdo de 1958 de las Naciones Unidas (ONU), que es un instrumento eficaz para garantizar seguridad, protección del medio ambiente, eficiencia energética y protección antirrobo de los vehículos.

Adoptar estos requisitos técnicos para motos y carros es una de las prioridades de las políticas públicas para mejorar la seguridad vial. Actualmente, 56 países de Europa, África, Asia y Oceanía hacen parte de este Acuerdo, y de aprobarse el proyecto, Colombia sería el primer país de América Latina y el Caribe en formar parte.

Según explica Ángela María Orozco, ministra de Transporte, en Colombia la seguridad vial se ha apropiado como una responsabilidad compartida entre todos los sectores: público, privado, academia y usuarios de la carretera. Para la cabeza de la cartera, la adhesión y aplicación de los instrumentos jurídicos de las Naciones Unidas sobre seguridad de vehículos y carreteras frenará radicalmente la siniestralidad.

No obstante, desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) afirman que en ese objetivo también es clave la participación de la industria automotriz al implementar tecnologías y cumplir los parámetros mínimos exigidos a nivel internacional.

Para Luis Lota, director general de la ANSV, “la seguridad vial debe abordarse de manera integral, y el trabajo que se desarrolle en torno al tema debe efectuarse de manera coordinada. Esta visión está alineada con los postulados establecidos en el Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial, ratificados por la Declaración de Estocolmo 2020, los cuales recomiendan que los gobiernos adopten medidas en el marco del enfoque denominado ‘sistemas seguros’, con el que se realizan intervenciones intersectoriales en materia de regulación, educación, control al tránsito, atención integral a víctimas e infraestructura, entre otros”.

NO USAR, USO EXCLUSIVO MEJOR COLOMBIA, Agencia Nacional Vehículos Seguros 2
La Resolución 536 de 2016 exige que las motocicletas cuenten con el Sistema Antibloqueo de Frenos y el Sistema de Frenado Combinado. - Foto: Alí Arif

Las adhesiones a acuerdos o tratados internacionales requieren la aprobación del Congreso de la República. Además de este Acuerdo, Colombia busca otros instrumentos jurídicos como los acuerdos o convenciones de Circulación vehicular (1968), señalización vial (1968), estándares vehiculares (1998), e inspecciones vehiculares (1997).

Otros frentes que buscan la seguridad de los vehículos

En 2019, la ANSV expidió la Resolución 536 con la que se exige que todos los comercializadores de vehículos nuevos deben informar acerca de la tenencia o ausencia de dispositivos de seguridad activa y pasiva. En el caso de los automóviles, buses y camiones, debe informarse si cuenta, o no, con el sistema antibloqueo de frenos, control electrónico de estabilidad, sistema frenado autónomo de emergencia o alerta de colisión, sistema de anclajes para la debida retención infantil, y bolsas de aire; y en el caso de las motocicletas, el sistema antibloqueo de frenos y el encendido automático de luces o luces de circulación diurna.

Además, en el país se trabaja en los procesos técnicos y reglamentarios necesarios para exige establecer una estandarización en la exigencia de que todos los automóviles, buses y camiones nuevos cuenten con sistemas activos y pasivos de seguridad para los vehículos de 4 o más ruedas, tales como el control electrónico de estabilidad, frenado autónomo de emergencia, llantas con alto desempeño para agarre en condiciones de lluvia, cinturones de seguridad y anclajes de alto desempeño, anclajes para la sujeción de sistemas de retención infantil (Isofix) y acristalamientos más seguros, entre otros.

En el caso de las motocicletas, se busca también una mayor exigencia en cuanto a los sistemas de frenado exigen los ABS o CBS (Sistema Antibloqueo de Frenos y Sistema de Frenado Combinado, por sus siglas en inglés,) de acuerdo con el cilindraje o la potencia, y llantas que ayudan a disminuir condiciones de alto riesgo a través la adherencia que permite menor distancia de o derrape, lo cual redunda en menor riesgo de caídas.

*Contenido elaborado con apoyo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial

Lea también: Micromovilidad urbana, la tendencia que crece en las grandes ciudades. ¿Cómo ser parte?

Le puede interesar: Las ventajas de poder elegir entre diferentes opciones de movilidad