india

Adoran como a un dios a un bebé que nació con cuatro piernas y cuatro brazos

Según se advierte en las fotografías del neonato, las extremidades adicionales corresponderían a otro cuerpo que no alcanzó a desarrollarse completamente, y que permanece adherido a su torso.


Sorpresa ha despertado en los habitantes de la localidad de Hardoi, en el norte de India, el nacimiento de un bebé, el pasado fin de semana, quien debido a un problema congénito ha presentado una suerte de juegos de extremidades extra.

No obstante, lo que para algunas personas puede ser visto como un caso de polimelia, para otros es visto como un milagro, llevando incluso a que el menor hubiese comenzado a ser considerado como la reencarnación de una deidad, o dios, de la creencia hindú, más precisamente de la diosa Lakshmi, lo que ha despertado un especial interés al interior de la comunidad, que, en vez de ver con extrañeza y preocupación el caso, ha celebrado el hecho, viéndolo con gran interés y llevando incluso al neonato a ser objeto de veneración.

Sobre el dios con el que se compara al menor, este corresponde a Lakshmi, deidad a la que le es asociada la riqueza, la fortuna, el poder, la belleza, la prosperidad, la fertilidad, entre otras, la cual tiene precisamente como principal característica la posesión de extremidades extra.

El nacimiento del bebé, ahora objeto de veneración por la comunidad, ocurrió el pasado fin de semana en el estado indio de Uttar Pradesh, al norte de ese país, y pese a que despertó cierta incredulidad de algunos pobladores, también despertó el entusiasmo de otros, quienes, al conocer la historia del nacimiento de ese niño, decidieron emprender camino hasta el hospital donde vio la vida, con el objeto de conocerlo y ‘presentarle respetos’.

Mediante algunos videos recogidos por la prensa internacional, se puede ver cómo el niño, cuya identidad no ha sido revelada, tiene unas extrañas protuberancias que se desprenden de su vientre, a manera de deformes extremidades extra, pese a lo cual, presenta buenas condiciones de salud, al igual que su madre.

Sobre la manera en la que vino a la vida el menor, no se ha precisado si para su nacimiento se requirió la práctica de alguna cesárea, o si, por el contrario, el menor pudo nacer de manera natural.

Aunque la identidad de la madre tampoco se reveló, se conoció que la mujer, identificada como Kareena, ingresó con dolores de parto al centro de Salud comunitario de Shahabad el pasado fin de semana, para dar a luz al menor que alcanzó un peso de 2,9 kilogramos al nacer.

En Uttar Pradesh, la región más poblada de la India, el nacimiento del bebé milagro fue todo un acontecimiento, impulsando a que decenas de personas acudieran, sin importar la privacidad de la familia, hasta el lugar del parto con el fin de rendir homenajes al “bebé milagro”.

No es el primer caso del año

Extrañamente, y pese a la rareza del hecho, el reportado este fin de semana anterior en Uttar Pradesh no es el primer caso que se registra en lo corrido del presente año en la India, pues, según precisan medios internacionales, el pasado mes de enero se había presentado un caso similar.

En aquel entonces también se trató del nacimiento de otro neonato con extremidades extra, razón por la que fue asociado con otra de las deidades del hinduismo, haciéndose, en igual modo, objeto de veneración e idolatría por la comunidad en la que nació.

En aquel caso, el nacimiento ocurrió en el Hospital Sadar, en una localidad ubicada al este del territorio indio, despertando también gran conmoción entre la comunidad científica.

Con este nuevo nacimiento, los científicos deberán establecer si se trata de particulares hechos aislados que coincidieron temporal y geográficamente, o si existen algunos factores transversales que puedan estar haciendo que las posibilidades de nacimientos de bebés con esa clase de mutaciones, sean más susceptibles.

Sobre el bebé nacido el pasado fin de semana en Hardoi, a través de las redes sociales se ha difundido una serie de impactantes imágenes que permiten advertir que las extremidades adicionales con que cuenta el bebé parecieran ser parte de un cuerpo, no desarrollado totalmente (sin cabeza), que aparece pegado de frente en su abdomen, por lo que las piernas adicionales se encuentran en sentido contrario a las propias, y los brazos adicionales solamente estarían desarrollados hasta el codo; no obstante, desde allí se desprenden una especie de muñecas que no lograron formarse completamente.