mundo

Cerca del 60 % de las enfermedades infecciosas humanas son de origen animal, afirma la OMS

Advierte que lo anterior aumenta el riesgo de nuevas pandemias en el mundo.


De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente cerca del 60 % de las enfermedades infecciosas humanas son de origen zoonótico, destacando que existen más de 200 tipos de estas conocidas y que son transmitidas por los animales vertebrados al hombre.

En tal sentido, advirtieron que lo anterior aumenta el riesgo de que emerjan nuevas pandemias en el mundo. Recordaron que ciertas enfermedades, como el VIH, comienzan como una zoonosis, pero luego mutan en cepas exclusivas para humanos.

Entre tanto, otras zoonosis pueden causar brotes de enfermedades recurrentes, como la enfermedad por el virus del Ébola y la salmonelosis, mientras que otras, como la covid-19, tienen el potencial de causar pandemias globales.

“La interfaz entre el hombre y el animal es ahora bastante inestable”, dijo Mike Ryan, director de Emergencias de la OMS.

Como ejemplo a lo anterior, Ryan recordó que la viruela del mono es causada por un virus transmitido al hombre por animales infectados, generalmente roedores, convirtiéndose en un modelo de la multiplicación de estas zoonosis.

A propósito, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó al menos 5.322 casos de viruela de mono, de los cuales el 85 por ciento están en Europa, la región del mundo que hasta ahora cuenta con un mayor número de infecciones.

El número de casos representa un aumento de más del 50 % en comparación con la evaluación previa, el pasado 30 de junio, si bien desde el organismo de Naciones Unidas se ha recordado que sólo una persona ha fallecido por esta enfermedad.

“Aunque por ahora la mayor parte de los casos identificados ha ocurrido entre hombres que tienen sexo con hombres, otros grupos vulnerables también corren un alto riesgo. Se han reportado algunos casos en niños y en personas que tienen un sistema inmunológico comprometido”, indicaron desde ese organismo.

La viruela del mono se transmite por contacto interpersonal estrecho, si bien hay otros modos de contagio como, por ejemplo, a través de las erupciones en la piel, en los ojos, en la boca y en las mucosas alrededor del área genital.

Investigadores lanzan alerta tras aparición de nueva cepa de gonorrea

Expertos en salud se encuentran en alerta tras la aparición de una cepa de gonorrea que, aseguran, es resistente a los medicamentos y podría representar una amenaza global.

Un estudio publicado en la revista científica Eurosurveillance revela el caso de un hombre austriaco de 50 años que se contagió de la cepa de esta enfermedad de transmisión sexual luego de sostener relaciones sin protección con una trabajadora sexual en momentos en que se encontraba de vacaciones en Camboya, durante el mes abril.

Afirman los investigadores que el hombre empezó a padecer de un dolor ardiente al orinar y secreción en el pene a los cinco días que regresó a su casa, por lo que se sometió a exámenes médicos y descubrió que tenía gonorrea.

Aunque los médicos le recetaron antibióticos para hacerle frente a la enfermedad y estos lograron que los síntomas desaparecieran, el hombre siguió dando positivo.

En tal sentido, los médicos llamaron a esta cepa de gonorrea como “extremadamente resistente a los medicamentos” e indicaron que es diferente a las que han visto antes.

En tal sentido, advirtieron que podría ser que la gonorrea sea intratable si se permite que se propague.

De hecho, la médica Sonja Pleininger, autora principal del informe y quien es parte de la Agencia Austriaca para la Salud y la Seguridad Alimentaria, explicó que ese tipo de cepas son una gran amenaza para la salud pública mundial.

La doctora Pleininger explicó que si logran establecer una transmisión sostenida, muchos casos de gonorrea podrían volverse intratables.

Respecto al hombre, se indicó que luego le recetaron un tratamiento adicional con amoxicilina y ácido clavulánico por un periodo de siete días más y que después de ese período quedó libre de la enfermedad.

En cuanto a la trabajadora sexual que contagió al hombre, académicos indicaron que no fue posible ser rastreada, por lo que temen que la situación pueda repetirse.