mundo

Ante escasez de leche en polvo en Estados Unidos, llegaron 31 toneladas importadas del producto

Los padres de familia de ese país estaban preocupados por la falta de la leche en polvo en lata para alimentar a sus bebés.


Un avión procedente de Alemania con más de 31 toneladas de leche en polvo para bebés aterrizó en la mañana de este domingo 22 de mayo en Estados Unidos, país que sufre un importante desabastecimiento, según imágenes difundidas por canales de televisión estadounidenses.

El presidente Joe Biden había anunciado poco antes en Twitter que un avión “cargado con más de 70.000 libras (más de 31 toneladas, NdE) de leche de fórmula (...) está a punto de aterrizar en Indiana”. “Un vuelo partió durante la noche desde la Base de la Fuerza Aérea de Ramstein, en Alemania, lleno de leche en polvo para bebés, y aterrizará en Indiana por la mañana (del domingo)”, dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Brian Deese al canal CNN.

El avión transportaba el producto de la marca Nestlé. Otras entregas de leche en polvo “llegarán a principios de semana” en otros vuelos, agregó.

El director general de Abbott se disculpó en días pasados con las familias estadounidenses afectadas por la escasez de su leche especial para bebés, agravada por el cierre de una planta del grupo en Estados Unidos. “Lo sentimos por todas las familias que hemos dejado atrás desde que nuestra retirada voluntaria exacerbó la escasez de leche en polvo en nuestro país”, dijo el jefe del grupo, Robert Ford, en un artículo de opinión publicado en el diario Washington Post.

Estados Unidos acumula varios meses de escasez de leche en polvo para bebés, causada por problemas de suministro y de mano de obra relacionados con la covid-19, y agravada por el cierre en febrero de una planta de Abbott en Michigan tras una retirada de productos sospechosos de causar la muerte de dos bebés.

“Es trágico y desgarrador, y está consumiendo mis pensamientos y los de mis colegas”, subrayó Ford. Agregó que Abbott creará un fondo de cinco millones de dólares para las familias de los niños que fueron hospitalizados tras consumir la fórmula láctea retirada. El fabricante, según Ford, está tomando “pasos serios” para aliviar la escasez, como la conversión de las líneas de producción de productos para adultos en su fábrica de Columbus, Ohio, para “dar prioridad” a la fabricación de la fórmula.

Además, Abbott está importando fórmula láctea de su fábrica en Irlanda. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) alcanzó un acuerdo el pasado lunes 16 de mayo con Abbott para reiniciar la producción de su fábrica de Michigan. El acuerdo necesita la aprobación de un juez, y la fábrica reabriría en unas dos semanas. “Para finales de junio, estaremos suministrando más fórmula láctea a los estadounidenses que en enero, antes de la retirada”, prometió Ford.

El presidente Biden ya había anunciado que se iba a montar un puente aéreo para importar leche en polvo para bebés en aviones comerciales fletados por las fuerzas armadas para suplir la escasez de ese producto. Según el Gobierno, el departamento de Defensa “usará sus contratos con las aerolíneas de carga, como lo hizo para mover materiales durante los primeros meses de la pandemia de covid, para transportar productos desde fábricas en otros países que cumplen con los estándares de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA)”.

*Con información de AFP.