Home

Mundo

Artículo

Los representantes de los trabajadores, del sector empresarial y Gobierno “han coincidido” en incrementar en 1.052 pesos mexicanos (52,35 euros) al mes el salario mínimo
Los representantes de los trabajadores, del sector empresarial y Gobierno “han coincidido” en incrementar en 1.052 pesos mexicanos (52,35 euros) al mes el salario mínimo - Foto: Twitter/@GobiernoMX

mundo

Aprobado el aumento que hará México al salario mínimo para 2023; ¿se parecerá al de Colombia?

El aumento se da en momentos en los que México enfrenta una inflación que alcanzó en agosto un pico de 8,7 % anual, su mayor nivel en 22 años.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había insinuado el fin de semana pasado que intentaría llegar a un acuerdo con el sector empresarial del país para subir el salario mínimo de los mexicanos un 20 % y así fue.

La encargada de ampliar la noticia fue la secretaria de Trabajo de México, Luisa María Alcalde, durante la habitual conferencia mañanera que ofrece todos los días el presidente en el Palacio Presidencial.

La secretaria aseguró que a partir de enero, el salario mínimo diario pasará de 172,87 a 207,44 pesos al día (unos 10,83 dólares), mientras que en la zona norte del país, fronteriza con Estados Unidos, subirá de 260 a 312,41 pesos (16,28 dólares) y los beneficiarios de esta cantidad son un total de 6,4 millones de trabajadores.

“Tenemos una muy buena noticia”, dijo el presidente en su conferencia matutina, explicando que tras reunirse muy temprano en la mañana de hoy jueves primero de diciembre, los representantes de los trabajadores, del sector empresarial y Gobierno “han coincidido” en incrementar en 1.052 pesos mexicanos (52,35 euros) al mes el salario mínimo, lo que agradeció “de manera muy especial”.

La medida respaldada por diversos organismos del sector privado aumentaría el salario mínimo un 20 % a partir de enero de 2023 y tuvo como consenso la decisión de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) y el visto bueno de la Confederación Patronal de la República Mexicana y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El presidente del Consejo Directivo de Concamin dijo que era un acto de justicia para los trabajadores:

José Medina Mora, presidente de Coparmex, vio con buenos ojos el acuerdo aprobado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos asegurando que este incremento ayudaría a superar la línea de bienestar individual.

“Los incrementos al salario mínimo aprobados en los últimos años han permitido superar la línea de bienestar individual definida por el Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), es decir, alcanzan para la canasta alimentaria y no alimentaria de una persona. De hecho, actualmente el salario mínimo general cubre en 150 % esta línea de bienestar individual”, dijo el directivo.

La secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde, dijo que este es “el quinto incremento importante” al salario mínimo en lo que va del gobierno de López Obrador, que implementó desde 2019 una agresiva política de recuperación de esta variable, con incrementos anuales de entre 15 % y 22 %, señalan analistas.

Con el nuevo aumento para 2023, el poder adquisitivo se ha recuperado “90 % en términos reales” en comparación con el salario vigente en 2018, de 88,36 pesos diarios (unos 4,6 dólares), destacó la funcionaria.

Por su parte, el presidente López Obrador había apuntado a la inflación como “el principal problema”, aunque indicó que las afirmaciones en torno a que una subida del salario aumenta la inflación son “mentiras”. “La inflación es mundial, viene de fuera, no es por el aumento de los salarios”, aseguró.

El mandatario aclaró que aunque el salario promedio de los 21,7 millones de trabajadores registrados en la seguridad social en México supera a la remuneración mínima –al ubicarse en 15.000 pesos mensuales (unos 783 dólares)–, el aumento de esta “ayuda” a mejorar las condiciones laborales de la población en general.

El nuevo incremento ocurre en momentos en que México, la segunda economía de América Latina después de Brasil, enfrenta un aumento de la inflación, que alcanzó en agosto un pico de 8,7 % anual, su mayor nivel en 22 años.

El salario mínimo en Colombia

La discusión del salario mínimo está próxima a comenzar y todo el país está pendiente de las propuestas que se hagan por parte de los sindicatos y empresarios. En medio de todo esto, no será fácil teniendo en cuenta flagelos como la inflación, la disparada del dólar, la devaluación del peso colombiano, el decrecimiento de las empresas y la inestabilidad económica que se prevé para 2023 por culpa del fantasma de la recesión.

Por su parte la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) presentó su propuesta de lo que debería ser el incremento del salario para 2023 y dijo que este debería aumentar un 13,5 %, con lo que el rubro mínimo que deben ganar los colombianos quedaría en 1.135.000 pesos.

*Con información de la AFP y Europa Press.