mundo

Atención: Evo Morales denuncia que Estados Unidos prepara “acciones desestabilizadoras contra la presidencia de Gustavo Petro”

El expresidente de Bolivia afirmó que el senador Ted Cruz es una “amenaza contra la democracia de América Latina”.


Mediante un hilo en Twitter, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, evidenció las declaraciones del senador estadounidense Ted Cruz sobre el gobierno del presidente Gustavo Petro en Colombia, afirmando que el político republicano “inculpó falsamente” a Bogotá de estar “amenazando la seguridad” de Estados Unidos.

Incluso, en su primer trino, Morales indica que no solo se quedarían en “afirmaciones falsas”, sino que, presuntamente, desde Washington se estaría planeando una estrategia para “desestabilizar” la presidencia de Gustavo Petro, y otros gobiernos de Latinoamérica.

Denunciamos que en EE. UU. se preparan acciones desestabilizadoras contra la presidencia del hermano @petrogustavo y otros gobiernos socialistas. El senador @tedcruz, financiado por fabricantes de armas y promotor de golpes de Estado, acusa con mentiras al pueblo de Colombia”, comenzó asegurando Morales.

Junto con el anterior trino, el expresidente adjuntó un video en el que aparece Cruz haciendo una serie de afirmaciones antes de la posesión presidencial de Petro, justamente hace una semana cuando el senador estadounidense protagonizó una polémica al presentar una serie de condiciones hacia Colombia para continuar financiando “la seguridad en Colombia”.

A reglón seguido, Morales continuó resaltando que Cruz, además de “defender el golpe de Estado en Bolivia”, también estaba en contra de las elecciones democráticas de varios países en Latinoamérica, luego de que estos hubieran preferido a políticos de izquierda.

“Cruz, que junto a su colega @marcorubio defiende el golpe de Estado en Bolivia, ahora inculpa falsamente al pueblo de Colombia de ‘amenazar y poner en riesgo la seguridad de EE. UU.’, junto a otros países de la región, por haber elegido democráticamente gobiernos de izquierda”, acotó Morales.

Y en su intervención, el expresidente de Bolivia recordó los supuestos vínculos que tendría el senador estadounidense con el asalto al Capitolino en enero de 2021, en el que cientos de personas se armaron para cruzar las barreras de seguridad del edificio estatal, inconformes con la elección de Biden como sucesor de Trump.

Es amenaza directa en contra de la democracia en América Latina. No contento con el bloqueo a Cuba y Venezuela, ahora pide la política del ‘palo y la zanahoria’”, indicó Morales, haciendo referencia a Cruz como una “amenaza” para el ejercicio democrático en la región, además de referirse a las condiciones que expidió a Colombia para continuar con la financiación de la lucha contra los cultivos ilícitos, al asegurar que era una medida de “palo y zanahoria”.

En sus palabras, Morales continuó recordando el discurso que se ha tenido sobre las intervenciones de Estados Unidos en medio de la historia de América Latina, haciendo referencia a los momentos en los que el país del norte del continente utilizó sus influencias para financiar algunos cambios de gobierno que se alinearan a la visión estadounidense.

“Mientras los pueblos se liberan democráticamente, EE. UU. pierde hegemonía y amenaza con sus políticas intervencionistas. Para Cruz, sus cómplices republicanos y patrones armamentistas, ‘democracia’ es instalar bases militares e imponer bloqueos económicos y golpes de Estado”, aseguró Morales.

Y agregó: “Los pueblos libres de la #PatriaGrande no somos ‘patio trasero’ ni ‘barrio desatendido’ de EE. UU. Nuestra lucha pacífica y democrática es para liberarnos del intervencionismo capitalista que atenta contra la vida en el mundo”, haciendo referencia a las críticas que ha tenido Washington por sus intervenciones en Latinoamérica, así como dejando en claro su posición sobre este tipo de “amenazas antidemocráticas”.

Con respecto a Gustavo Petro y Francia Márquez, los actuales presidente y vicepresidente de la República, el expresidente boliviano ofreció su apoyo y afirmó que estos dos líderes serían “la mejor garantía de paz con justicia social” para Colombia, tras años de guerra por el conflicto armado.