Tendencias

Home

Mundo

Artículo

En un restaurante, ciudadano encaró a Ted Cruz y le reclamó por su 'complicidad' con hechos como el sucedido en la escuela de Uvalde.
En un restaurante, ciudadano encaró a Ted Cruz y le reclamó por su 'complicidad' con hechos como el sucedido en la escuela de Uvalde. - Foto: Twitter (@@tedcruz) / Instagram (@Ohhhopey)

estados unidos

En video | Encaran al senador Ted Cruz y lo ‘responsabilizan’ por la matanza en Texas

El incidente ocurrió al interior de un restaurante en la ciudad de Houston, donde un ciudadano manifestó que era inconcebible que el senador, tras oponerse a la reglamentación del uso de armas, saliera como si nada en público.

Por medio de las redes sociales se ha viralizado, durante el presente fin de semana, un video en el que se ve el momento en que un ciudadano, indignado por la matanza ocurrida el pasado martes 24 de mayo, en la localidad de Uvalde, encara al senador republicano Ted Cruz para reclamarle por no aprobar las iniciativas que cursan en el Congreso de la República en pro de la reglamentación del derecho a adquirir y portar armas de fuego.

El incidente, que se muestra en el video, ocurrió la noche del pasado viernes al interior de un restaurante de la ciudad de Houston, donde los dos protagonistas del rifirrafe estaban cenando por aparte, pero, cuando el ciudadano se percató de la presencia del senador por el Estado de Texas, decidió acercarse para increparlo.

La razón fue que consideraba inconcebible que, pese a que en días pasados se había librado la trágica matanza en una escuela primaria de la ciudad de Uvalde, el político pudiera participar de un encuentro de simpatizantes de las armas e incluso manifestara su respaldo a la tenencia de armas.

El encuentro proarmas del que participaba Cruz, se refiere a la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle, principales defensores de la tenencia de armas, cuya reunión se desarrolló durante el presente fin de semana, precisamente en el Estado de Texas, escenario de la cruda matanza que dejó 21 personas muertas, en su mayoría menores de edad, y que tuvo como responsable a un muchacho de 19 años, identificado como Salvador Ramos, al parecer con problemas mentales, quien, debido a la legislación vigente, pudo acceder a un rifle.

En el incidente, que requirió la intervención del cuerpo de seguridad del senador Ted Cruz, el hombre, identificado como Benjamín Hernández, quien había participado de las protestas contra la reunión de la NRA, se acercó amistosamente al legislador, y tras solicitarle una foto, comenzó a increparlo en una disputa que fue subiendo de tono, y en la que el ciudadano le recordaba a Cruz que la matanza de Uvalde había dejado 21 personas muertas, 19 de ellos menores de edad, y los dos restantes, docentes del mismo colegio.

El activista le señalaba, de forma reiterativa a Cruz, que en manos de legisladores como él estaba el aprobar medidas sencillas que si bien no logran abolir el derecho a la tenencia de armas, por el momento sirven de factor regulador y de prevención ante matanzas como la de Uvalde, al imponer una serie de requisitos mínimos para poder comprar armas, entre los que se cuenta la presentación de un certificado de antecedentes, con lo que se garantizaría que esos elementos no sean suministrados a potenciales victimarios o autores de hechos lamentables.

Durante la reunión de la NRA, Ted Cruz ha señalado que “quitarles las armas a los estadounidenses responsables y respetuosos de la ley no hará que nuestra nación sea más segura”.

El acalorado escenario, en el que Cruz evitó dar las explicaciones solicitadas por el ciudadano, llevó a que este aumentara el volumen de su voz, e incluso manoteaba, provocando que el cuerpo de seguridad del legislador actuara para sacar al inconforme ciudadano del restaurante.

En declaraciones posteriores entregadas por Benjamín Hernández a medios de comunicación en ese país, este explicó que le resultaba inconcebible que, tras acudir a un escenario a defender la tenencia de armas, el senador Cruz tuviera el ‘descaro’ de salir en público a cenar en un restaurante, en un estado que aún mantiene vivo el estado de luto por un lamentable hecho ocasionado por un tenedor irresponsable de armas.

La matanza de Uvalde es considerada como la más trágica de las recientes dos décadas en Estados Unidos, y su ocurrencia ha despertado la indignación y el temor de la ciudadanía en general, inspirando que, incluso, este domingo, el presidente de Estados Unidos, acudiera a la ciudad, en compañía de la primera dama, para presentar su mensaje de condolencia a las familias de las víctimas, y rendir honores a los menores y profesores muertos.

Recientemente, la Policía de Texas presentó en un comunicado un mea culpa por la tardía acción de los uniformados para ingresar a la escuela primaria donde ocurrió la matanza, advirtiendo que fue un error esperar cerca de una hora para el arribo de los cuerpos especiales que finalmente ingresaron y abatieron al pistolero.

Durante los tres días en los que se adelantó la Asamblea Anual de la Asociación Nacional del Rifle en Houston, escenario del que participó incluso el expresidente Donald Trump, se mantuvieron en las afueras del evento, masivas manifestaciones que abogaban por la reglamentación del porte de armas.

Sobre su encontrón con Cruz, en medios locales, el activista que encaró al senador afirmó que él quiso aprovechar la oportunidad de acercarse para realizar algunas de las preguntas que la mitad de su país quiere hacerle a los proarmas, pero que el asunto escaló debido al silencio del senador y el actuar de sus escoltas.

Incluso, en otro de los videos, captado por un asistente al restaurante, se ve cómo Ted Cruz permanece de pie, sonriente, mientras sus escoltas sacan a la fuerza del restaurante al ciudadano, y cuando lo consiguen, el legislador hace un ademán burlón de adiós, y retoma su cena.