brasil

Atención: Jair Bolsonaro es intubado y trasladado a cuidados intensivos, este es su estado de salud

El mandatario brasileño se encuentra estable y fue intubado “por precaución” y los médicos dijeron que ya no es necesario que Bolsonaro entre a cirugía.


El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tuvo que ser intubado e incluso fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos por culpa de una obstrucción intestinal que le venía causando dolores abdominales desde hace más de diez días.

A pesar de las complicaciones que tuvo, los médicos que lo trataron dijeron que el presidente no tendrá que ser sometido a una cirugía de urgencia, por el momento.

Los médicos tratantes también dijeron que Bolsonaro, de 66 años, recibirá inicialmente un tratamiento clínico conservador, lo que significa que se emplearán procedimientos no quirúrgicos.

Es de recordar que el presidente brasileño fue hospitalizado en Brasilia el miércoles por la mañana en el Hospital de las Fuerzas Armadas en Brasilia debido al hipo que lo ha venido aquejando en los últimos días.

El médico Antonio Luiz Machado, encargado de realizar el seguimiento de Bolsonaro y quien lo operó luego de que el mandatario recibiera una puñalada en el abdomen en 2018, decidió enviarlo a Sao Paulo para realizarle más exámenes y así poder determinar si era o no necesaria la realización de una cirugía de emergencia, que ya fue descartada, por el momento.

En las últimas horas, el hijo del presidente y senador de Brasil, Flavio Bolsonaro, dijo que su padre evolucionaba favorablemente luego del tratamiento al que fue sometido por los médicos.

Por su parte, el diputado brasileño, y también hijo del mandatario, Eduardo Bolsonaro, dijo que ahora deben esperar para ver si el intestino de Jair Bolsonaro puede volver a trabajar con normalidad.

Tiene una adherencia en el intestino que hace que los alimentos no consigan pasar por ahí. Eso acabó entupiendo y se formó una acumulación de líquidos y acabó yendo para el estómago”, dijo Eduardo Bolsonaro en declaraciones publicada por el diario El Comercio.

En sus redes sociales, Bolsonaro publicó una foto desde su habitación en el hospital de Sao Paulo donde aseguró: “Volveremos pronto, si Dios quiere ¡Brasil es nuestro!”, dando un parte de tranquilidad a sus seguidores.

De acuerdo con la información entregada por los voceros del gobierno brasileño, Bolsonaro deberá permanecer internado entre 24 y 48 horas para realizarle una serie de exámenes médicos de los cuales dependerá la decisión de si es o no sometido a nuevos procedimientos médicos.

Debido al ingreso de Bolsonaro al Hospital de las Fuerzas Armadas, se canceló el encuentro entre los presidentes de los poderes Judicial, Ejecutivo y Legislativo que tendría lugar este miércoles, y ahora la reunión debe reprogramarse.

El objetivo de esta reunión era establecer “bases sólidas para la democracia de Brasil y la estabilidad del régimen político”.

Bolsonaro es desaprobado por la mayoría de brasileños

En medio de una investigación del Congreso por su gestión de la pandemia de coronavirus, la desaprobación del presidente Bolsonaro aumentó al 51 % en la más reciente medición del Instituto Datafolha. Esto implica una subida de seis puntos porcentuales en la desaprobación frente a la última medición, que se realizó en el mes de mayo, en la que el mandatario registró el 45 %.

Adicionalmente, la encuestadora midió a los principales candidatos de cara a las elecciones presidenciales de 2022, en las que Bolsonaro buscará su reelección.

El estudio de opinión mostró que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ganaría en segunda vuelta frente al actual mandatario. Lula recibiría el 58 % de los votos frente a solo el 31 % que lograría Bolsonaro, quien afirmó este viernes que los comicios podrían no realizarse si no se autoriza el voto impreso, desatando severas advertencias del Congreso y de la justicia electoral sobre cualquier tentativa de impedirlos.

“No tengo miedo a las elecciones. Entrego la banda [presidencial] a quien gane con un voto verificable y confiable”, dijo Bolsonaro a seguidores frente al Palacio de Alvorada, su residencia en Brasilia.