mundo

Bolsonaro inicia su campaña para la reelección en el lugar donde fue apuñalado

El mandatario brasileño fue apuñalado en un acto durante la campaña presidencial de 2018.


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, decidió iniciar su campaña a la reelección en el mismo sitio en el que hace ahora cuatro años, cuando se presentaba a las elecciones de 2018, fue apuñalado en la localidad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais.

Bolsonaro arranca este martes de manera oficial su campaña para revalidar mandato en las elecciones previstas para octubre, en las cuales todas las encuestas le dan como derrotado frente al gran favorito, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Está previsto que el todavía presidente brasileño llegue al aeropuerto de Juiz de Fora sobre las 11.00 a.m., hora local, y a continuación lidere una marcha de motociclistas como suele hacer en ocasiones cuando visita ciudades brasileñas y quiere un baño de multitudes.

Bolsonaro parece buscar darle un tono emocional a este inicio de campaña al elegir no solo el lugar en el que fue atacado en septiembre de 2018 por Adélio Bispo de Oliveira, una persona con problemas de salud mental, sino también visitando el primer centro médico en el que fue atendido.

El pasado viernes, Bolsonaro anunció que el evento de este martes en Minas Gerais sería un “acto cívico en aras” de Brasil, calificando incluso a Juiz de Fora como la ciudad donde renació.

Nueva encuesta da ventaja de 11 puntos a Lula sobre Bolsonaro

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la Presidencia de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recibiría en la primera vuelta en las elecciones de octubre un 45 por ciento de votos, según una encuesta publicada este lunes.

El estudio del Instituto FSB elaborado para el banco BTG Pactual otoga al actual presidente, Jair Bolsonaro, un 34 por ciento de intención de voto, una diferencia de once puntos, cuatro más que la semana pasada.

Lula es el que ha crecido cuatro puntos en intención de voto, mientras que Bolsonaro se mantiene estabe en un 34 por ciento de apoyo, según este estudio, a pesar del inicio del pago de Auxilio Brasil, una ayuda directa de 600 reales (unos 115 euros) que es una de las banderas de la campaña de Bolsonaro.

Muy por detrás de Bolsonaro se sitúan Ciro Gomes (8 por ciento) y Simone Tebet (2 por ciento). Los demás candidatos están por debajo del 1 por ciento. Los votos en blanco y nulos suman un 1 por ciento y un 2 por ciento corresponden a indecisos. El 5 por ciento asegura que no votará a ninguno de los candidatos.

En la simulación de una posible segunda vuelta, Lula ganaría a Bolsonaro (53-38 por ciento) con un mejor resultado que en la encuesta del 8 de agosto (51-39 por ciento). Lula también se impondría a Gomes (50-29 por ciento) y a Tebet (54-26 por ciento).

Gomes ganaría a Bolsonaro (47-39 por ciento) y habría empacte técnico en caso de enfrentarse Bolsonaro y Tebet, aunque con una ligera ventaja para el actual mandatario (42-40 por ciento).

La encuesta incluye además una valoración del Gobierno. El 44 por ciento considera que su labor es mala o pésima y el 33 por ciento cree que es buena o muy buena. El 21 por ciento la considera regular. La forma de gobernar de Bolsonaro es rechazad por el 55 por ciento y aprobada por el 38 por ciento.

La encuesta se basa en 2.000 entrevistas realizadas entre el 12 y el 14 de agosto, tiene un margen de error de dos puntos porcentuales y una confianza del 95 por ciento.

Con información de Europa Press