estados unidos

Control de armas es una realidad en Estados Unidos: Cámara de Representantes le dio el sí al proyecto de ley

El visto bueno de la Cámara de Representantes se suma a la aprobación, dada por el Senado, a una ley que también incluye la entrega de recursos para la salud mental y la seguridad escolar.


En medio de aplausos y en un día histórico para Estados Unidos, los integrantes de la Cámara de Representantes de ese país aprobaron en votación un proyecto de ley que abre las puertas a la regulación del porte de armas de fuego.

El proyecto, de iniciativa bipartidista, surgió en medio de un contexto en el que la sociedad estadounidense se había manifestado agobiada por los múltiples y recientes escenarios de tiroteos mortales, que han cobrado la vida a un importante número de ciudadanos, muchos de ellos menores de edad.

La aprobación del proyecto, que fue informada en medio de vítores, se derivó de una votación que contó con 234 sufragios favorables, y 193 en contra, y se suma al visto bueno que en días pasados le había entregado el pleno del Senado. No obstante, es importante anotar que esta aprobación del Congreso llega un día después de que la Corte Suprema de ese país reafirmara el derecho al porte de armas por los estadounidenses, el cual se encuentra consignado en la segunda enmienda constitucional.

Más allá del control de armas

El proyecto que recibió el visto bueno este viernes 24 de junio por la Cámara de Representantes va más allá de la simple regulación del porte de armas, y entiende el contexto social en el que se han derivado las recientes matanzas, razón por la que, además de establecer medidas para controlar quién y bajo qué condiciones puede portar y acceder a estos elementos de defensa, también prevé la entrega de importantes fondos o recursos a los programas de salud mental y a la seguridad escolar.

La luz verde al proyecto, de parte de la Cámara alta, había sido otorgada el pasado jueves, movida por el interés de frenar la violencia en Estados Unidos, y se consiguió gracias al voto unificado de los sectores demócratas y a que algunas facciones republicanas también dieron su apoyo, situación que se replicó en la Cámara de Representantes.

De acuerdo con medios internacionales, pese a que la ley aprobada en el seno del Congreso no logra responder del todo a las necesidades que demanda el contexto actual, y a las aspiraciones de los sectores que se oponen al porte de armas, incluido el presidente Biden, sí puede ser visto como un importante paso de comienzo, y marca un hito en una lucha que se ha extendido por cerca de tres décadas.

En reacción a la aprobación de dicha ley el pasado jueves de parte del Senado, el presidente Biden se pronunció afirmando que “las escuelas y comunidades estarán más seguras gracias a ello”; no obstante, este viernes, tras la aprobación de la ley en la Cámara, aún no se ha pronunciado.

Los detalles de lo aprobado

Sobre las medidas que incluyó la ley aprobada en el Congreso de Estados Unidos, se destaca que ahora se imponen nuevas condiciones para la adquisición de armas, situación que establece un perfeccionamiento en el proceso referido a la comprobación de los antecedentes de los compradores, más aun en los casos en los que los candidatos a comprar armas son personas menores de 21 años.

De igual modo, y como ya se advirtió, la normativa más allá del control al porte y la adquisición de armas, e incluye el fortalecimiento de las políticas de salud mental, reconocida como un problema transversal en la mayoría de casos de tiroteos. Por lo anterior, esta ley pretende la entrega de 11.000 millones de dólares destinadas al fortalecimiento de los programas de salud mental, a la vez que el fortalecimiento de los presupuestos destinados a la seguridad escolar, rubro que será fortalecido con la entrega de 2.000 millones de dólares adicionales.

La ley también estableció la adopción y financiación de sistemas de alerta que permitan dar parte a las autoridades para que puedan actuar de manera oportuna y, como medida preventiva, puedan suprimir el derecho de personas ‘sospechosas’ a portar armas.

Según recogen medios internacionales, la legislación que recibió el visto bueno del Congreso también cierra el denominado “agujero del novio”, situación referida que se cerrará la posibilidad de que personas acusadas de maltrato doméstico puedan acceder a armas, situación que actualmente era obviada en los casos en los que el maltratador no convivía con la víctima.

Cuando el proyecto fue aprobado en el Senado, el líder de la bancada Demócrata, Chuck Schumer, afirmó las virtudes del proyecto aprobado destacando que este se había conseguido por la acción bipartidista, respondiendo al sentido común y con un gran norte: “Salvar vidas”.

En declaraciones recogidas por medios internacionales, desde la orilla republicana, el senador Mitch McConnell destacó que este proyecto va en caminado a un Estados Unidos más seguro, pero no “menos libre”.