corea del norte

Corea del Norte lanza nuevo misil balístico para demostrar su fuerza

Desde comienzos del 2022, Pyongyang ya ha realizado 14 ensayos armamentísticos que han incluido el primer disparo de un misil balístico intercontinental.


Corea del Norte lanzó el miércoles un misil balístico, así anunció el ejército surcoreano, apenas una semana después de que su líder Kim Jong, abogara por ampliar y reforzar el arsenal nuclear del aislado país comunista.

Desde comienzos de año, Pyongyang ya ha realizado 14 ensayos armamentísticos que han incluido el primer disparo de un misil balístico intercontinental desde 2017.

“Se ha detectado un misil balístico disparado por Corea del Norte hoy a las 12:03 a. m., hora local”, en los alrededores de Pyongyang, hacia el mar de Japón, anunció el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur en un comunicado.

El misil voló 470 kilómetros y alcanzó una altitud máxima de 780, indicó este órgano militar, denunciando que era una “flagrante violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”.

Por su parte el ministro japonés de Defensa, Makoto Oniki, confirmó el lanzamiento, la trayectoria y denunció que “los repetidos lanzamientos de misiles balísticos amenazan la paz y la seguridad de la nación, la región y la comunidad internacional”.

Armas nucleares

A pesar de las sanciones internacionales contra su programa nuclear y armamentístico, Corea del Norte ha impulsado la modernización de su arsenal y ha probado numerosos proyectiles prohibidos.

También, se tiene conocimiento que reanudó su programa de misiles intercontinentales que, junto al de armas nucleares, paralizaron el intento de negociación con el expresidente estadounidense Donald Trump en 2019.

El líder norcoreano, Kim Jong advirtió el pasado sábado que podía usar “preventivamente” su arsenal, que incluye armas nucleares, para contrarrestar acciones amenazantes de países hostiles y durante un desfile militar, defendió la necesidad de aumentar su “fuerza nuclear a la mayor velocidad posible”.

“Las fuerzas nucleares, símbolo de nuestra fuerza nacional y eje de nuestro poder militar, deben ser fortalecidas en términos de calidad y escala”, dijo a medios estatales.

“Hay buenas opciones de que hayan disparado un misil que pueda equiparse con cabezas atómicas”, dijo Ahn Chan-il, académico de estudios norcoreanos.

Nuevo líder en Seúl

Este ensayo ocurre días antes de la investidura el martes del presidente electo de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, que ha prometido una postura más firme frente al Norte e incluso ha evocado un ataque preventivo contra Pyongyang.

“Esto puede ser un mensaje de advertencia a Yoon”, indicó Hong Ming, del Instituto para la Unificación Nacional de Corea.

El presidente electo además indicó que participará en conversaciones de paz solo si Pyongyang confirma su voluntad de desnuclearizar, “algo que el Norte nunca aceptará”, explicó Hong Min.

“También puede señalar la postura de Pyongyang de que no hay otra alternativa que mejorar su arsenal; si Seúl y Washington deciden desplegar activos estratégicos militares en el Sur”, añadió.

Durante cinco años, el presidente saliente Moon Jae-in trató de estrechar lazos con Pyongyang y consiguió dos cumbres de alto nivel entre Kim y Trump mientras redujo las maniobras militares con Estados Unidos.

Pero, su sucesor Yoon argumentó que esta estrategia “servil” fue un error manifiesto. En su lugar, defendió desplegar más sistemas de defensa antiaérea estadounidenses -incluso armas nucleares tácticas- y realizar más ejercicios militares.

Poco después de su investidura, en este mismo mes, Yoon recibirá la visita a Corea del Sur, del presidente estadounidense Joe Biden.

Entre tanto, expertos vinculan este frenesí de pruebas con la actual parálisis en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde las tensiones entre Rusia y Estados Unidos por lo que está pasando en Ucrania, hacen “virtualmente imposible” que aprueben nuevas sanciones contra Pyongyang.

“El Norte intentará probar tantos misiles como pueda para mejorar las capacidades de su arsenal a rápida velocidad”, dijo Cheong Seong-chang, del Centro de Estudios de Corea del Norte en el Instituto Sejong.

*Con información de AFP.