Home

Mundo

Artículo

Las protestas en Perú no parecen estar cerca de terminar. Foto: REUTERS/Angela Ponce
Las protestas en Perú no parecen estar cerca de terminar. Foto: REUTERS/Angela Ponce - Foto: REUTERS

mundo

Crisis en Perú: Fiscalía abre investigación contra ministro del Interior por operativo en universidad

El Gobierno peruano ordenó un operativo policial en el centro educativo para desalojar a los manifestantes que se habían encerrado en sus instalaciones en una actuación que se saldó con al menos 205 detenidos y críticas de organismos internacionales.

La Fiscalía de Perú abrió este martes una investigación contra el ministro del Interior, Vicente Romero, por la presunta comisión de un delito de actos funcionales por el operativo policial organizado en el campus de la Universidad de San Marcos (UNMSM), en Lima, el pasado sábado.

“La Fiscal de la Nación abre investigación preliminar contra Vicente Romero, ministro del Interior, como presunto autor del delito de omisión de actos funcionales, en agravio del Estado, debido a los hechos ocurridos en las instalaciones de la UNMSM el 21 de enero”, se lee en un comunicado difundido por el Ministerio Público en la red social Twitter.

El Gobierno peruano ordenó un operativo policial en el centro educativo para desalojar a los manifestantes que se habían encerrado en sus instalaciones en una actuación que se saldó con al menos 205 detenidos y críticas de organismos internacionales.

Alrededor de 400 policías irrumpieron con tanquetas y apoyo de fuerzas especiales en la universidad ubicada en la capital del país, sin cumplir los procedimientos legales para las detenciones.

El ministro del Interior de Perú, Vicente Romero, ha explicado anteriormente que el operativo tuvo lugar en el marco del estado de emergencia, razón por la cual no era necesaria la presencia de fiscales para la intervención, como han venido denunciando organizaciones de Derechos Humanos.

Fuertes protestas en Perú pidiendo la salida de la presidenta Dina Boluarte. Foto: Reuters.
Fuertes protestas en Perú pidiendo la salida de la presidenta Dina Boluarte. Foto: Reuters. - Foto: REUTERS

Organismos como Amnistía Internacional han condenado el “uso desproporcionado de la fuerza” y respeto a los Derechos Humanos. “El estado de emergencia no suspende el debido proceso. Las personas detenidas deben tener acceso a su defensa en todo momento y contar con intérpretes de necesitarlo. Se mantiene la prohibición de incomunicación y de tratos crueles e inhumanos”, ha recordado el organismo internacional.

Presidenta de Perú pide “una tregua” a los manifestantes; los ciudadanos siguen pidiendo su renuncia

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, pidió una tregua en las protestas que claman su renuncia y que se han cobrado 46 muertos en seis semanas, pero este martes miles de manifestantes volvieron a las calles de Lima.

“Llamo a mi querida patria a una tregua nacional para poder entablar mesas de diálogo, para poder fijar la agenda por cada región y desarrollar nuestros pueblos”, dijo al calificar de “violentos radicales y con agenda propia” a quienes relanzaron las protestas.

“No me voy a cansar de llamarlos al diálogo, la paz y la unidad”, dijo Boluarte en una conferencia con la prensa extranjera. Su llamado se produjo horas antes que en el centro de Lima se viviera una batalla campal.

Lima
Manifestantes antigobierno que viajaron a la capital desde otras partes del país se enfrentan a una línea de policías antimotines en una marcha contra la presidenta peruana Dina Boluarte en Lima, Perú, el miércoles 18 de enero de 2023. Las protestas buscan un adelanto electoral inmediato, la renuncia de Boluarte, la liberación del presidente destituido Pedro Castillo y justicia por las docenas de manifestantes muertos en enfrentamientos con la policía. (AP Foto/Martín Mejía) - Foto: AP

“Que renuncie y se cambie el Congreso y nuevas elecciones, queremos un gobierno transitorio”, dijo a la AFP Rosa Soncco, una indígena de 37 años que llegó a Lima desde Acomayo en Cusco para manifestar este martes junto a decenas de campesinos.

La marcha convocada por estudiantes universitarios congregó a miles de manifestantes en el centro histórico, para pedir además elecciones inmediatas. La policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos para dispersar a las columnas e impedir que se acerquen a la sede del Congreso, en medio de enfrentamientos con manifestantes que respondían con piedras.

En la Plaza San Martín de Lima jóvenes provistos de escudos artesanales, pañoletas para cubrirse el rostro y bombas caseras se enfrentaron a cuerpos antimotines. También se escucharon gritos destemplados por una ambulancia para socorrer a una mujer herida.

AP
En la Plaza San Martín de Lima jóvenes provistos de escudos artesanales, pañoletas para cubrirse el rostro y bombas caseras se enfrentaron a cuerpos antimotines. También se escucharon gritos destemplados por una ambulancia para socorrer a una mujer herida. - Foto: AP

El Gobierno anunció por la noche el cierre temporal del Aeropuerto Internacional de Cusco, como “medida de prevención” por la marcha nacional del miércoles contra el gobierno. Además de la terminal aérea de Cusco, están cerradas las de Juliaca y Arequipa, segunda ciudad de Perú.

En la región Ica, al sur de Lima, la policía buscaba con gases lacrimógenos desbloquear varios tramos de la Panamericana Sur que permanecen cerrados por decenas de pobladores.

Las protestas estallaron tras la destitución y detención del presidente izquierdista Pedro Castillo, el 7 de diciembre, cuando el gobernante intentó disolver el Parlamento -controlado por la derecha- cuando estaba a punto de sacarlo del poder por presunta corrupción.

Sin embargo, tras reanudarse el 4 de enero, los reclamos principales se enfocaron en derechos sociales, la desigualdad y discriminación racial en zonas históricas olvidadas del Perú de mayoría indígena.

En zonas de clase media y alta de la capital peruana no se percibe el clima de tensión y convulsión social que sacude el centro histórico y ciudades del sur andino y de mayoría indígena.

Con información de Europa Press y AFP